HATCHBACK

Hyundai i30 N 2.0 turbo 250 Hp 6 MT – Tremenda sorpresa coreana

Hyundai i30 N 2.0 turbo 250 Hp 6 MT – Tremenda sorpresa coreana

Si hace algunos años atrás me hubieran preguntado sobre algún modelo de Hyundai que podría competir de igual a igual con alguno de los más reconocidos Hot Hatch, posiblemente me habría reído de la pregunta. Pero gracias a la división N Performance, esto ya es realidad con el i30 N 2019.

Precios Hyundai serie N Junio 2019:

  • Hyundai Veloster N 2.0T: CLP $20.990.000
  • Hyundai i30 N 2.0T: CLP $21.590.000 (nuestro test drive)

Descargar (PDF, Desconocido)

Inclusive, si me voy más lejos aún, creo que no habría podido elegir algún modelo pensando en el disfrute de manejo (quizás el Genesis Coupe podría haber calificado como tal), pero la verdad es que ahora me sorprendo diciendo que feliz manejaría un modelo de la serie N en el día a día.

Comencemos un poco por su historia, y nace para aprovechar la experiencia conseguida en los importantes campeonatos mundiales del WRC y del WTCR. La división N toma su nombre de los importantes circuitos de Nurburgring en Alemania y de Namyang en Corea del sur, lugares donde fueron desarrollados y calibrados los modelos de la gama N.

La verdad es que desde que se ve por primera vez el i30 N, se reconoce un gran trabajo pensando en lo deportivo, y que resalta aún más en el color celeste de la unidad testeada. Su frontal se ve muy afilado, gracias a una máscara deportiva, muchas tomas de aire y detalles únicos en color rojo, como una línea en toda la parte baja del parachoques y faldón delantero.

Sus focos principales son completamente LED, lo que se agradece en un manejo nocturno, las que además ofrecen función de iluminación lateral en curvas, algo que se agradece en caminos sinuosos. Cuenta con luces diurnas LED, sensores delanteros y algunos detalles en negro, que lo hacen verse entre elegante y deportivo.

La línea lateral es más tradicional debido a que mantiene su forma de hatchback, pero si miramos con detención veremos muchos detalles a destacar, como sus hermosas llantas aro 18, que calzan deportivos neumáticos Michelin Pilot Super Sport en medida 225/40R18, así como faldones en todo su lateral para mejorar el efecto suelo, frenos de disco en las cuatro ruedas con calipers rojos y un prominente alerón trasero.

Para finalizar, su parte trasera es la más lograda a mi parecer, con el mencionado alerón superior en negro brillante (que contrasta de manera magistral con el color celeste) que integra una tercera luz de freno en forma de triángulo (muy racing), focos LED, cámara trasera, un parachoques abultado con sensores de estacionamiento, un difusor inferior que se cierra con una línea roja y dos escapes ovalados a cada lado, que entregan un hermoso sonido, que comentaremos más adelante.

Sus dimensiones son perfectas, sin ser muy grande ni tan compacto. Tiene un largo de 4.335 mm, un ancho de 1.795 mm y un alto de 1.451 mm, con una distancia entre ejes de 2.650 mm. Con esto, ofrece un maletero de 381 litros en posición normal y hasta los 1.287 litros cuando abatimos los asientos traseros.

Interior Racing de día a día

Al subirnos a su habitáculo, nos encontramos con un puesto de conducción que mezcla lo cómodo de un hatchback y un modelo más preparado para el disfrute del manejo. Comenzando por su deportivo volante de tres rayos con anagrama N, forrado en cuero negro perforado, con comandos del sistema manos libres, velocidad de crucero, computador a bordo y tres entretenidos botones que explicaremos más adelante: rev, Drive Mode y Racing.

Su cuadro de instrumentos es de lo más deportivo, con un gran tacómetro a la izquierda con la zona roja casi a las 7.000 rpm que parte desde abajo, reloj de temperatura, pantalla central a color y un gran velocímetro que parte de abajo y esta calibrado hasta los 300 km/h.

La pantalla central es táctil y recuerda a otros modelos de la línea i30, pero agregando nuevas funciones más deportivas y entretenidas del sistema Control N Grin, como cronómetro, medidor de fuerza G, potencia, torque y presión del turbo. Bajo esta, nos toparemos con el climatizador de dos zonas, entrada auxiliar de audio, USB, dos salidas de 12V y un espacio con cargador inalámbrico para el Smartphone.

Pero donde realmente encontramos un detalle que nos comienza a acelerar el corazón, es su caja de cambio manual de seis velocidades, con un pomo deportivo y que nos adelanta de que se trata de un modelo especial. Alrededor de esta, encontramos variados botones, como la calefacción de los asientos delanteros, del volante, desconexión de los sensores de estacionamiento, del sistema Start&Stop y del control de estabilidad.

Los asientos están tapizados en cuero y alcántara, tienen regulación eléctrica y memoria para su conductor, los que se agradecen por su elegancia y buen agarre lateral. Cuentan incluso con un extensor del cojín, muy útil para personas de mayor estatura. Para finalizar, los pedales son deportivos de aluminio, así como él apoya pies.

Motor sorprendente

Pero donde encontramos la mayor novedad es bajo su capo, ya que integra un poderoso motor de dos litros turbo de inyección directa, que entrega una potencia de 250 Hp a 6.000 rpm y un torque de 353 Nm entre 1.450 y 4.000 rpm. Se acopla a una caja manual de seis velocidades, de recorridos cortos y muy buen tacto. Ofrece tracción delantera con un diferencial autoblocante electrónico para mejorar la tracción.

Ofrece un consumo razonable para su potencia, de 9.7 km/l para recorridos en ciudad y hasta 16.4 km/l para carretera, aunque la verdad este dato debe ser lo último que se preocuparán sus posibles dueños. Nosotros logramos un mixto de 11 km/l, sin cuidar mucho el consumo y con varios trayectos por autopista. Acelera desde parado hasta los 100 km/h en 6,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

El chasis esta consistentemente calibrado con su potencia y planteamiento, con unos frenos de disco en las cuatro ruedas, delanteros de 17 pulgadas y traseros de 16. La suspensión es del tipo McPherson adelante y multilink atrás, la que gracias a amortiguadores regulables, puede ofrecer un confort bueno para el uso diario y una eficiencia muy elevada para su uso en pista.

La seguridad es un punto fuerte de este i30, ofreciendo de serie siete airbags, frenos ABS, control de estabilidad, control de tracción, asistente de partida en pendientes, control de presión de neumáticos, anclajes isofix, asistente de luces altas, así como las asistencias para el estacionamiento.

Manejo muy conectado

Ya llega la hora de probarlo y en este caso, manejo conectado no se refiere a su sistema multimedia con Carplay o Android Auto, ni a su Bluetooth para llamadas ni streaming de música. Todo lo contrario, en este i30 N lo mejor que podremos hacer es apagar esto y escuchar el sonido de su motor.

Luego de acomodarnos en sus envolventes butacas, encendemos el motor con un simple botón y desconecto inmediatamente el sistema Start&stop (es por gusto personal y en especial en modelos deportivos).

Engrano primera y a comenzar a disfrutar. Lo ideal es comenzar probándolo en alguno de los modos más “tranquilos” que tiene, como Eco o Normal, donde podremos disfrutar de un manejo bastante suave (dentro de lo posible con sus llantas de 18 pulgadas u neumáticos de perfil 40), donde siempre tendremos una gran reserva de torque y potencia, con unos pujantes 353 Nm desde apenas 1.450 rpm.

La verdad que a medida que más lo manejamos, más ganas nos van dando de ir acelerándolo un poco más, disfrutar de su excelente caja manual, frenos y potencia disponible. En ciudad la verdad no podemos probarlo mucho, ya que apenas miramos el velocímetro, ya vamos a la velocidad máxima permitida, así que mejor quedar en un modo tranquilo, hasta que podamos ir a un lugar más abierto

Si seleccionamos el modo Sport o Sport+, ya notaremos una mayor dureza de su suspensión, así como una respuesta más inmediata del acelerador y un sonido mucho más ronco del escape. Para esto, podemos ajustarlo con el Drive Mode del volante (botón a la izquierda) o directamente apretando el modo Racing (botón a la derecha), muy fácil de apretar y que deja el i30 N listo para disfrutar al máximo.

En este modo, las asperezas del camino se percibirán en su interior, por lo que recomendamos dejar este modo para carreteras en muy buen estado o simplemente para su uso en pista cerrada. También tendremos en este modo el sistema Rev Matching, o mejor dicho, un sistema que automáticamente igualará las rpm´s del motor al enganchar, para hacer más rápidos los pasos de cambios. Esto funciona como el antiguo “punta-tacón”, que con un pequeño toque al acelerador al enganchar, iguala las vueltas del motor con la caja y mejora la rapidez de cambio de marcha.

Este último sistema también puede conectarse con el botón Rev en el volante en cualquier modo, y su funcionamiento es realmente adictivo, ya que la sensación que produce al rebajar cambios nos hace sentirnos unos pilotos expertos.

La conducción en caminos de curvas es todo un placer, con una estabilidad sorprendente, muy buen agarre y un disfrute a bordo que nos hacen querer manejar todo el día, escuchando su hermoso motor, las detonaciones al enganchar y la efectividad de sus frenos deportivos. Posiblemente los caminos sinuosos sean su hábitat natural. 

Algo muy positivo, es que gracias a su forma de hatchback, mantiene una excelente practicidad, con cuatro puertas, cinco asientos, un buen maletero y una buena comodidad debido a su distancia entre ejes de 2.650 mm. El espacio útil en caso de abatir los asientos traseros es muy grande, algo imposible de encontrar en modelos más deportivos con silueta de coupé o de hatchback de dos puertas.

Buscándole los puntos bajos, posiblemente los encontramos en que podría integrar algunas ayudas electrónicas a la conducción, como la alerta de punto ciego, frenada de emergencia, alerta de cambio de carril, o un sistema de sonido Premium. Otro de los puntos clásicos de esta configuración, es que en momentos de baja adherencia o si aceleramos muy brusco en marchas cortas, el eje delantero tiene problemas para transmitir toda la potencia al suelo, algo que solamente se soluciona con tracción en ambos ejes.

Como conclusión, el nuevo i30 N se convierte en un tremendo competidor en el segmento de los hot hatch, que aunque no tiene mayores años de historia, supo colocarse al nivel de competidores como el Volkswagen Golf GTI o Renault Megane RS. Realmente la división N desarrollo un modelo sobresaliente, que sorprende y dan ganas de conducir todo el día, y que mantiene la más pura transmisión manual, que dé a poco se ha ido extinguiendo. Dedo hacia arriba al tremendo Hyundai i30 N.

¿Que te pareció el nuevo Hyundai i30 N? Coméntanos…

HATCHBACK
@gabobaeza

Ingeniero Civil Industrial de profesión, tuerca de corazón desde mi primer auto a pedales. Deportista part-time y bueno para viajar. Aficionado al todo terreno y a todo lo que incluya aire libre

Más en HATCHBACK

Mazda 3 GTX 2.5 AT 2020 186 Hp – Premium masivo

Gabriel Baezaoctubre 4, 2019

El Citroen C4 Cactus no tendrá una segunda generación

Christian Martinezjunio 24, 2019

Ya es oficial la nueva serie 1 de Bmw con su nueva plataforma de tracción delantera

Gabriel Baezamayo 29, 2019

Renault recuperó el título de vuelta rápida FWD en Nurburgring con el Megane RS Trophy-R

Christian Martinezmayo 22, 2019

Primeras imágenes espía del nuevo Bmw Serie 1 2020 deján ver su exterior e interior

Gabriel Baezamayo 8, 2019

El Peugeot 308 GT y GTi podría desaparecer por regulaciones ambientales

Christian Martinezabril 11, 2019

Skoda lanza en Europa el nuevo Scala

Christian Martinezabril 5, 2019

Ford presenta el Focus ST 2019 con un 2.3T de casi 280 caballos

Christian Martinezfebrero 18, 2019

Hyundai i20 1.4L 99 CV 4AT Value 2019 – El compacto coreano

Claudio Marffulfebrero 12, 2019

Send this to a friend