Porsche 911 GT3 2021 aterriza en su séptima edición con 510 caballos

por Gabriel Baeza

La versión deportiva del emblemático nueve once, el GT3, acaba de hacer su debut mundial en la generación 992 del conocido modelo de Porsche, que acerca cada vez más a este modelo de calle con la competición del equipo Motorsport. 

Se trata de un impresionante modelo, que integra toda la tecnología desarrollada para la competición, adaptada a un modelo de calle, que con un deportivo motor aspirado boxer de 4.0 litros, alcanza los 510 caballos y logra bajar los siete minutos en el infierno verde de Nurburgring.

Diseño extremo para la calle

El atractivo y reconocible diseño del 911 992 se lleva al extremo de la deportividad, buscando no solo un look diferenciado, sino la mejora aerodinámica y la disminución del peso, para mejorar la efectividad en todos los momentos, con una mayor carga aerodinámica sin afectar su coeficiente de roce.

Con su alerón ajustable en la posición de mayor carga, reservada solo para el circuito, logro un impresionante tiempo en Nurburgring de 6.59.927, siendo el primer modelo de fabricación de serie con motor atmosférico en bajar la barrera de los siete minutos.

La carrocería es más ancha, con llantas más grandes, pero logra mantener un bajo peso, alcanzando el mismo del GT3 de anterior generación, con 1.418 kg cuando equipa la caja manual y 1.435 kg si equipa la caja PDK, gracias a detalles como capó delantero de plástico con fibra de carbono, ventanas de material aligerado o muchos detalles más.

Interior casi de competición

Su interior ofrece solamente dos envolventes butacas, un deportivo volante y materiales que buscan disminuir el peso, acompañados de un tablero que puede gracias a un modo pista, solamente dejar la información más relevante para este uso.

Pero un detalle que no pasa desapercibido, es su tacómetro central que llega hasta las 10.000 rpm, con una zona roja a las 9.000 rpm, que demuestran las dotes deportivas de su motor de seis cilindros, así como asistente de cambio de marcha, con una barra que se va iluminando de izquierda a derecha, algo común en la competición.

Motor de 510 caballos.

Su corazón no puede ser menos que un impresionante seis cilindros opuestos, de 4 litros de cilindrada, que puede alcanzar las 9.000 rpm, una potencia máxima de 510 caballos, y acoplarse a una caja manual de seis velocidades o una PDK de siete marchas.

Con la primera, permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3.9 segundos y alcanzar los 320 km/h, mientras que si equipa la caja PDK baja a los 3.4 segundos y los 318 km/h.

Personalizable al máximo

Como todo modelo exclusivo, puede ser equipado de manera muy personalizada para cada uno de sus clientes, con una amplia gama de opciones de Porsche Exclusive Manufaktur, como techo alivianado de fibra de carbono, detalles de carbono en retrovisores, focos principales matrix LED oscurecidos, y mucho más.