Porsche 911 Dakar: Para seguir acelerando sin problemas cuando se acaba el pavimento

por Cristian Martinez

Ustedes son muy jóvenes, pero antes del Cayenne o el Macan, Porsche también fumó de la buena y tuvo un acercamiento a los caminos sin pavimentar, con un 911 que participó y ganó el rally Paris-Dakar de 1984. Ese deportivo de competición es la base para el nuevo 911 Dakar, el más lento de los 911 durante los últimos 20 años, pero también el más versátil y práctico.

Si bien se muestra como un todo terreno, está más cerca de una Ford Raptor que de un Jeep Wrangler o Land Rover Defender, orientado a manejarse a alta velocidad por caminos de tierra. De todas maneras, el 911 Dakar está limitado a una velocidad máxima de 240 km/h, o a 170 km/h si se una con un seteo máximo de despeje del suelo.

Las principales diferencias con el 911 normal van en la suspensión, refuerzos de chasis, y tracción. La altura de despeje del piso es de 50 mm más que en un 911 normal, que aumenta a 70 mm cuando se usa modo off road “High Level”. También tiene un mayor arco de ruedas para hacer espacio a los neumático 245/45 ZR19 y 295/40 ZR20 Pirelli Scorpion, que tienen un calado de 9 mm y doble capa para mayor durabilidad.

Otro modo de conducción interesante es el Rally, para conducción sobre superficies sueltas o con ripio, que además tiene un control de lanzamiento o partida que permite un mayor porcentaje de deslizamiento o derrapamiento al acelerar desde punto muerto.

Bajo el capot del 911 Dakar se esconde un 3.0 flat-six twinturbo, proveniente del 911 Carrera 4 GTS, con 473 hp y 570 Nm, enviados a las cuatro ruedas a través de una transmisión de ocho marchas PDK. Esto le permite llegar a los 100 km/h en sólo 3.4 segundos, algo respetable considerando el tipo de neumáticos usados.

Porsche se preocupó de ofrecer equipamiento extra para salir de aventuras en el 911 Dakar. Parrilla sobre techo con tomas eléctricas para iluminación extra, una carpa para montar sobre el techo, temas de pintura (incluyendo un kit completo de pintura bitono, llantas y un número de carrera), entre otras cosas.

Para esta generación Porsche fabricará solamente 2500 unidades del 911 Dakar, a un precio de USD$220.000, prácticamente lo mismo que un 911 Turbo S o un GT3 RS, pero seguramente se venderán todo en cuestión de dias.