Para el próximo 10%: Una marca automotriz completa de deportivos sale a la venta

por Christian Martinez

Cuando hablamos de ventas de marcas automotrices, generalmente se trata de un porcentaje de acciones o una parte de la propiedad, principalmente para buscar un nuevo socio inversor o que aporte con tecnología. Esta vez es distinto, ya que es la marca completa, con instalaciones, máquinas, y hasta un vehículo que sale a la venta, lista para reiniciar producción o liquidar todo.

Se trata de Falcon Motorsports, un pequeño fabricante artesanal que apareció el año 2009 y de donde se originó el Falcon F7, el único deportivo que lograron vender. El aviso dice que venden todo el paquete: un taller de instalaciones, máquinas, herramientas, moldes, las patentes, logos, tecnología e ingeniería asociada al modelo, e incluso un ejemplar del F7. Todo ello por USD$675.000, lo que es bastante “poco” para quien quiera ser el próximo Elon Musk de la industria.

El precio es aún más conveniente si consideramos que cada F7 fue vendido por USD250.000, quizás la razón para el fracaso de la marca. A pesar de su interesante apariencia, su chasis de aluminio, kevlar y fibra de carbono, tenía un motor LS7 proveniente de un Corvette, sobrealimentado para generar 620 hp y 813 Nm de torque, que finalmente no logró interesar a más clientes, que por ese precio podían acceder a opciones de mucho más prestigio, como de Porsche u otras marcas reconocidas.