McLaren muestra su futuro con el nuevo Artura

por Don Ruta

A pesar de que McLaren tiene un nutrido catálogo de deportivos de alta performance, prácticamente todos nacen a partir de la evolución del MP4-12C, desde los modelos “desde” hasta los de la Super Series, incluyendo el tope de gama P1. De ahí la importancia del Artura, este nuevo modelo que llega para inaugurar una nueva era en la marca, que será marcada por la electrificación.

El Artura es un nuevo híbrido enchufable, que además de una gran performance deportiva tiene la capacidad de funcionar sólo con las baterías por unos 30 kilómetros, y un rendimiento combinado de casi 20 km/litro, muy lejano de las autonomías promedio de un V8 de más de 600 hp a las que estamos acostumbrados… bueno, aquellos que tienen un superdeportivo y han calculado alguna vez el rendimiento.

La magia del Artura está en su nuevo motor 3.0 V6 twin turbo, que funciona en conjunto con un motor eléctrico de 92 hp, un pack de baterías de 7.4 kWh, y una también totalmente nueva transmisión de 8 marchas. A pesar de ser un híbrido enchufable, es apenas 27 kg más pesado que el 720S (llegando a los 1495 kg) uno de los más interesantes modelos disponibles de McLaren actualmente.

El chasis también es uno completamente rediseñado, del tipo célula de fibra de carbono y aluminio en sus extremos y los puntos de anclaje de la suspensión. Los paneles de la carrocería también son de fibra de carbono o aluminio moldeado. La célula de fibra de carbono (que es principalmente lo que soporta la cabina y protege al conductor y pasajeros) pesa 82 kg.

Este modelo es el primero de una renovación de la marca, que incluirá un deportivo totalmente eléctrico para la segunda mitad de la década.