Influencer que buscaba unir América a bordo de un Escarabajo, murió en un accidente

Se trataba del brasileño Jesse Koz, quien falleció junto con su perro cuando su automóvil colisionó en Portland. En 2019 habían pasado por Chile.

por José Ignacio Gutiérrez
Escarabajo

Dejarlo todo e ir a recorrer el continente a bordo de un auto, seguramente sea el sueño de muchos amantes tuerca. También era el de Jesse Koz, un influencer brasileño, quien en 2017 dejó su trabajo para subirse a un Escarabajo y comenzar una larguísima travesía por América. Sin embargo, todo terminó en tragedia para el hombre de 29 años, puesto que hace algunos días su propia familia confirmó que Jesse y su perro Shurastey murieron cuando el Beetle colisionó de frente con otro automóvil en la ciudad de Portland, Estados Unidos.

Escarabajo

De acuerdo con lo que informan medios de Brasil, Koz perdió el control del Escarabajo de 1978 y se pasó a la otra pista, siendo impactado por un Ford Escape que venía en dirección opuesta. Al momento de la colisión, el instagramer (@jessekoz) tenía en su cuenta más de 400 mil seguidores (ahora son casi 630 mil), quienes veían sus aventuras en compañía del Golden Retriever, a bordo de Dodongo (así había bautizado al Beetle).

La historia de Jesse había ganado más notoriedad justamente hace un mes, cuando él y su compañero llegaron hasta Times Square, en Nueva York. Dodongo llevaba las banderas de todos los países por donde había transitado (Chile incluido). Por otra parte, el nombre del perro también tenía una razón de ser: había sido bautizado Shurastey por la canción ‘Should I Stay or Should I Go’ (¿Debería quedarme o irme?), del grupo inglés The Clash.

Escarabajo

En 2017, el fallecido Koz había salido de Brasil con 10 mil reales en los bolsillos, algo así como $ 1.7 millones. Su Escarabajo (o Fusca, como llaman al Beetle en Brasil) estaba avaluado en 1.2 millones. Producto de la pandemia, en 2020 el trío volvió a Brasil para hacer un receso que duró hasta febrero pasado, cuando Koz, su perro y su auto retomaron la que sería su aventura final. Planeaban alcanzar Alaska en septiembre.

¿Qué te parece esta triste historia? ¡Coméntanos!