GMC Syclone renace como una pick up de 750 Hp y 813 Nm

por Gabriel Baeza

Dentro de los unicornios de la industria automotriz, existió una pick up (y una prima SUV) de General Motors, en el año 1991, que lograba en su momento destronar en aceleración a algunos superdeportivos de la época, como Ferraris o Porsches. 

Se trataba de los hermanos Syclone y Typhon, que sobre la base de una GMC Sonoma y un Jimmy, ofrecían una preparación casi de carreras, que lograba acelerar de 0 a 60 mph en solo 4.3 segundos, algo sorprendente para esos años.

V6 turbo de 280 Hp

Sobre la base de su motor V6 de 4.3 litros, se montaba un turbo Mitsubishi TD06 y un intercooler Garret, así como mejoras en pistones, múltiples de admisión y escape, cuerpo de aceleración de un V8 de 5.7, entre otras mejoras, para lograr una potencia de 280 Hp y 475 Nm.

Aunque no parecen muchos, al acoplarse a su caja automática de cuatro velocidades, un sistema AWD con reparto de 35% adelante y 65% atrás, lograba acelerar desde 0 hasta las 60 mph en solo 4.3 segundos y acelerar en los 400 mt en 13.4 segundos.

Para hacerse una idea, un Ferrari Testarossa aceleraba de 0 a 60 en 5 segundos y los 400 mt en 14,3 segundos, un Ferrari 355 en 4.6 segundos y 13,5 segundos respectivamente, un Chevy Corvette C4 aceleraba de 0 a 100 en 5.5 segundos y lograba los 400 mt en 15.5 segundos. 

Por supuesto, que estaba acompañado de una suspensión deportiva y un sistema de frenos a la altura, siendo la primera pick up en tener frenos ABS en las cuatro ruedas. La verdad es que, junto con el Typhon, fueron dos incursiones muy particulares de la marca.

V8 supercargado de 750 Hp

Pero en un época donde existen vehículos potenciados de casi cualquier segmento, el departamento SVE (Specialty Vehicle Engineering) decidió revivir un nombre que llevaba casi 30 años guardado, el Syclone.

SVE ha creado modelos realmente impresionantes, como una Tahoe y Suburban con 1.000 Hp, una Silverado de 800 Hp y un Camaro de 1.000 Hp, por lo que tienen experiencia potenciando vehículos que posiblemente nadie pidió.

Tomando de base una GMC Canyon cabina y media, con pick up corto, se coloco un motor V8 de 5.3 litros, que gracias a un supercargador alcanza los 750 Hp y 813 Nm de torque, acoplado a una caja automática de ocho velocidades reforzada y un sistema AWD heavy duty con base a tracción trasera, escape de acero inoxidable, frenos de alta performance con seis pistones y una suspensión rebajada.

Por supuesto que no solo fue modificado el motor, sino que ofrece una carrocería completamente modificada, con un nuevo capo de material compuesto, ensanches, nuevas llantas de 20 pulgadas en negro satinado, frenos con calipers rojos, neumáticos Michelin Pilot Sport 4 SUV en medida 285/45, así como logos Syclone y 750 Hp.

Será fabricada en una serie muy limitada de solo 50 unidades, los que ofrecerán una garantía de 3 años o 60.000 km por su motor, supercargador, caja de cambios heavy duty y otros componentes que no sean del motor.

¿Quien se apunta con una pick up cabina y media de 750 Hp?