Ford estrena su fábrica del clima en Alemania

por Claudio Marfful

Tener todos los climas en un mismo lugar, ahora es posible con la tecnología. Para esto Ford ha creado un centro de pruebas medioambientales que reúne todas las condiciones climáticas del mundo bajo un mismo techo, permitiendo a los ingenieros probar nuevos modelos, desde un city car hasta un auto de mayores proporciones.

Con una inversión de 70 millones de euros, el centro de pruebas cuenta con el primer túnel de viento para automóviles, que puede simular una altitud de 5.200 metros, la misma elevación que el Campo Base Norte del Monte Everest.

Las instalaciones pueden enfriar dos habitaciones hasta los -30C y calentarlas hasta 55C, además de generar un 95% de humedad. Las temperaturas extremas hacen que las instalaciones del Centro de Desarrollo de Productos John Andrews de Ford en Colonia, Alemania, sean el lugar más cálido, frío y húmedo de Europa y el hogar del punto más alto de Europa Occidental.

Ahora que se encuentra en pleno funcionamiento, los ingenieros pueden trabajar hasta en diez automóviles diferentes al mismo tiempo. Las pruebas ponen a prueba aspectos como el confort, la seguridad y la durabilidad, así como el rendimiento eléctrico, los frenos, el aire acondicionado, el remolque y la calefacción de la cabina.