Ferrari y Lamborghini fabrican equipos para uso médico

por Christian Martinez

Buena parte de la industria automotriz ha hecho esfuerzos para fabricar respiradores mecánicos, que se han transformado en esenciales para combatir los casos graves del Coronavirus que está afectando al mundo. La mayoría son marcas generalistas que ha puesto a disposición parte de sus plantas y máquinas, pero el nicho de los superdeportivos y exóticos también está poniendo de su parte.

Lamborghini comenzó la semana pasada fabricando mascarillas y máscaras faciales, para quienes tratan a los pacientes enfermos. Su capacidad de fabricación es de 1000 mascarillas y 200 máscaras faciales por día, y son hechas por el personal que se encarga de los interiores, tapicería, terminaciones estéticas, y operadores de impresoras 3D de fibra de carbono en le caso de las máscaras faciales. La producción la están donando al hospital S. Orsola-Malpighi, en Italia.

Otros grandes conocidos son Ferrari, quienes ya presentaron las primeras unidades de las válvulas para respiradores mecánicos y fittings para los equipos respiradores, todas con el cavallino rampante a la vista. Estas válvulas están diseñadas para trabajar con máscaras de equipos de buceo, que han probado ser útiles en estos casos al adaptarlas para su uso médico. También se usarán máscaras de buceo para adaptarlas al uso del personal médico, como parte de su equipo de protección personal. Los implementos fabricados por Ferrari serán repartidos en varios hospitales italianos.