El Jeep Grand Wagoneer 2021 ya es (casi) una realidad

por Christian Martinez

Uno de los vehículos que más hacía falta dentro de la línea de Jeep era el Grand Wagoneer, un SUV de gran tamaño que tenía la marca entre los años 1962 y 1991, y que fue reemplazado por el Grand Cherokee; perteneciente al incipiente segmento de SUV premium, aunque en aquel entonces era vendido como un station wagon, con paneles laterales de madera y mucho cromado.

Este Jeep Grand Wagoneer es presentado como un concepto prácticamente de producción, por lo que una vez que esté en las salas de venta tendrán pocas diferencias con este modelo. Sus rivales más cercanos serían el Lincoln Navigator y el Cadillac Escalade, ya que este Grand Wagoneer es un SUV grande, con 3 corridas de asientos, y hecho para el segmento premium.

Para ser fabricado utilizaron la plataforma de la Ram 1500 modificada, por lo que no es un monocasco, sino que tiene carrocería montada sobre chasis de largueros, con un sistema de suspensión de aire Quadra-Lift para garantizar un suave recorrido. Pero no por eso es anticuado, ya que tiene una plataforma híbrida enchufable con mucha tecnología incorporada, tanto de seguridad como de entretenimiento al interior.

Pantallas para todos

Como dijimos, el Grand Wagoneer llegará cargado de tecnología. Prueba de ellos son las múltiples pantallas al interior: una para el tablero de instrumentos, dos en la consola central, una para el pasajero delantero, y tres para la segunda fila (dos en respaldos y una al centro)  Además la pantalla principal de la consola central (de 12.3″) puede ser utilizada para ver contenido multimedia, y un filtro especial evita que el conductor pueda ver en esa pantalla cuando se selecciona contenido de ese tipo.

Todo el contenido multimedia está controlado por el sistema Uconnect5 del grupo FCA, basado en Android, lo que le otorga mucha más flexibilidad que a los de la competencia. El sistema de audio también es tope de línea, un McIntosh (no piensen que es como un Sorny o pilas Powercell) de 23 parlantes, conectado a un amplificador de 24 canales.

Pero no todo es pantallas. Todos los materiales han sido pensados para ser de la mejor calidad posible, con terminaciones de vidrio oxyn, negro piano, aluminio, y madera, material muy utilizado en el Grand Wagoneer original.

Diseño clásico

Si bien a primera vista el diseño es claramente parte del lenguaje de diseño actual de la compañía, tiene elementos que hacen recordar al original. Por eso cuenta con líneas más rectas o cuadradas (que también recuerdan levemente al Patriot o al Nitro) y un perfil parecido al de las últimas Chevrolet Tahoe. Pero en el frontal deja claro que está varios segmentos por sobre los otros modelos de la marca, con un aspecto más “señorial” o premium, con elementos cromados como los bordes de las ventanas, un claro guiño al original.

La iluminación exterior es led, tanto para indicación como los focos principales y neblineros. Por el lado destacan las grandes llantas de 24″, algo poco práctico para un vehículo de este tipo pero que le dan un aspecto más elegante. Y para dejar claro que es un auténtico “auto americano”, al lado del emblema Grand Wagoneer lateral tiene una bandera de EEUU en aluminio (inserte fuegos artificiales, America Fuck Yeah, y los F-14 cruzando el cielo y dejando una estela de blanco, rojo y azul).

La producción del Grand Wagoneer comenzará cerca de mitad del próximo año en la planta de Detroit, para llegar al mercado como un modelo 2022.