530e

BMW 530e iPerformance 2.0L 252 CV 8AT 2019: Lo mejor de dos mundos

BMW 530e iPerformance 2.0L 252 CV 8AT 2019: Lo mejor de dos mundos

El BMW 530e pertenece a la línea de iPerformance de BMW que nace de una rama de BMW denominada “i” que fue fundada en el año 2011, donde contemplaba en el plan inicial dos vehículos el i3 (completamente eléctrico) y el i8 un hibrido enchufable. La producción en serie para la venta al público del i3 comenzó en septiembre del año 2013, con las primeras entregas en Alemania y posteriormente el BMW i8 fue lanzado en Alemania en junio de 2014.

Un par de años mas adelante, precisamente en febrero de 2016, BMW introdujo su modelo “iPerformance”, el cual fue implementado en todos los BMW híbrido-enchufables a partir de junio de 2016.  Desde esa fecha hasta hoy han salido cinco unidades en venta usando tecnología BMW i: el BMW X5 xDrive40e, BMW 225xe Active Tourer, BMW 330e iPerformance, BMW 530e iPerformance y el BMW 740e iPerformance. En esta ocasión probamos la serie 5, precisamente la versión 530e iPerformance. Todos cuentan con 3 años de mantenciones o 40.000 kms lo que primero se cumpla, 3 años de garantía o 200.000 kms lo que primero ocurra y 3 años de asistencia en ruta.

Descargar (PDF, Desconocido)

BMW SERIE 5 PRECIOS SEPTIEMBRE DE 2018:

  • BMW 520i Executive: CLP $34.990.000
  • BMW 520d Executive. CLP $36.990.000
  • BMW 530d Luxury: CLP $52.990.000
  • BMW 530i Luxury: CLP $45.490.000
  • BMW 530e iPerformance. CLP $52.990.000 (USD $80.600) (nuestro test)
  • BMW 540i Luxury: CLP $52.990.000
  • BMW M550i xDrive: CLP $79.490.000

UN DISEÑO CONSERVADOR

El diseño exterior del 530 sigue manteniendo unas líneas conservadoras que si uno lo compara con versiones anteriores desde su ultima renovación en el año 2010 (sexta generación), solo se han hecho algunos ajustes en su máscara, llantas, molduras, etc. Pero sin ningún cambio muy relevante, pero en esta versión podemos encontrar algunas inscripciones y cromados que lo diferencian de sus hermanos.

Las medidas del 530e son de 4.936 mm de largo por 1.868 de ancho y 1.483 mm de alto con un peso inicial de 1.770 kg. En su parte frontal podemos encontrar un gran capot que cae sobre una parrilla cromada que en esta opción incluye unas líneas azules en su parte interior haciendo énfasis a la línea iPerformance. A sus costados tenemos los ópticos de forma circular tan característicos de la marca seguidos de unos neblineros y una pequeña parrilla negra.

Por los costados tenemos unos detalles cromados aplicados en las manillas, y en el tapabarros delantero con una pequeña “i” que es acompañado por el lado del conductor con la entrada de carga de energía, mas atrás en el pilar C detrás de la curva “Hofmeister” indica la tecnología de conducción eléctrica con la inscripción del sistema ” e-drive” que recuerda el sistema de energía que viene con el modelo alemán. Todo esto es apoyado con unas llantas de rayos múltiples de 19 pulgadas con unos neumáticos Michelin 245/40/ R19. En su parte trasera luce unos ópticos que incluyen el portalón con el emblema de la marca al centro, la patente y el modelo. En su parte inferior tenemos un cromado que esta sobre el parachoques y unos escapes cromados de forma redonda.

TECNOLOGÍA Y BUEN GUSTO

El interior del 530e, es elegante con colores oscuros, con muy excelentes acabados, unas terminaciones interiores en madera noble “Fineline Ridge” con molduras en cromo aperlado que lucen bastante bien. Al centro contamos con una pantalla de 10,25 pulgadas touch que permite interactuar de variadas formas, la primera es a través del clásico joystick que se encuentra al centro de los asientos delanteros. La otra forma es tocando la pantalla y la última mas entretenida son a modo de gestos que gracias a unos sensores que se encuentran sobre el espejo retrovisor diferencian los movimientos para subir el volumen, achicar el mapa, cambiar la música entre otros, que gracias a unos prácticos videos que encontramos en el mismo sistema nos permiten aprenden su uso.

En el puesto del conductor tenemos el clásico volante de BMW con el emblema al centro de la marca, con botones que nos permiten manejar el sistema de infotainment, control crucero entre otros.  Una novedad es el tablero donde los clásicos indicadores son reemplazados por una pantalla de 9,2″ que semeja que fuera analógica. Su calidad es muy buena, incluso con la luz directamente, permitiendo personificar algunos colores para ir cambiando su diseño.

El espacio interior es muy cómodo, las plazas delanteras son unos verdaderos “sofá” con variados ajustes que nos permiten adecuarlos a nuestro tamaño y grabarlos para tener varios conductores, como también los perfiles de usuario personificando la experiencia. En las plazas traseras caben perfectamente tres adultos cómodamente sentados, con un buen espacio hacia los lados como hacia adelante. Un detalle es el espacio en la maleta que se ha reducido bastante por el tema de las baterías lo que provoca que baje de los 530 litros a 410 litros no teniendo mucho espacio para un auto que mide casi 5 metros.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Por el lado del equipamiento tenemos un producto bien completo de los que destacan: Sistema de modos de conducción (Sport – Comfort – Eco Pro), sistema Start-Stop, que realmente funciona casi imperceptible, sistema de acceso sin llaves “Comfort Access”, sunroof eléctrico, climatizador bizona, asientos delanteros eléctricos con memoria en cuero “Dakota” calefaccionados, llave “BMW Display Key” con pantalla táctil e información del auto (en el test no nos entregaron esta llave y no pudimos probarla), panel de instrumentos con pantalla de 9,2″, Display de control de 10,25” Touch con controlador iDrive Touch acoplado a un sistema de sonido surround Harman Kardon (16 altavoces y amplificador de 600W), que realmente suena increíble, los bajos están muy bien marcados con una calidad de sonido excelente,GPS, bluetooth entre otros. En resumen un excelente equipamiento.

En seguridad podemos encontrar: Airbags frontales, airbags laterales delanteros, airbags de cabeza adelante y atrás, sistema de frenos ABS, control dinámico de estabilidad (DSC), control dinámico de propulsión (DTC), control de frenada en curva (CBC), control dinámico de frenada (DBC), neumáticos Runflat, ISOFIX, sistemas de asistencia a la conducción autónoma Driving Assistance, con advertencia de salida de trayecto, advertencia de salida de carril, advertencia de choque y de personas con función City, advertencia de tráfico cruzado por la parte trasera, recuperación de energía en frenada, entre otras opciones.

MOTOR Y DINÁMICA DE MANEJO

El 530e esta equipado con un motor a bencina de 4 cilindros TwinPower Turbo con 1.998 cm3 que entrega 184 hp con 290 Nm, sumado a un motor eléctrico que entrega 83 kW de potencia y 250 Nm de torque. La potencia combinada de los dos entrega 252 Hp con un torque de 420 Nm, acoplado a una caja automática  deportiva de 8 velocidades Steptronic con levas en el volante que lo llevan de 0-100 km/h en tan solo 6.2 segundos.

Al subirnos al 530e tenemos un auto muy bien desarrollado que nos recibe con un ajuste automático del volante y un gran espacio interior, procedemos a apretar el botón de partida y sólo se siente un sonido del sistema, ya que al ser un auto híbrido parte en modo eléctrico (si existe carga). Luego de esto comenzamos nuestro recorrido cambiando los modos de manejo eléctrico que nos permiten tres opciones con el modo eDRIVE que es una tecnología para modelos eléctricos e híbridos conectables de BMW, que viene acoplada en este caso con el  TwinPower y que garantiza el uso de materiales ligeros y la optimización de la aerodinámica.

Los modos de eDRIVE son:

  • AUTO eDRIVE: En el modo AUTO eDRIVE, la gestión inteligente de energía determina la combinación más eficiente de motor eléctrico y motor de combustión – de acuerdo con la velocidad de conducción y el nivel de carga de la batería.
  • SAVE BATTERY: En modo SAVE BATTERY la batería se carga de forma eficiente mediante el motor de combustión o mantiene su nivel de carga. Esto permite ahorrar de forma activa la capacidad de la batería para una conducción puramente eléctrica posteriormente.
  • MAX eDRIVE: Con esta opción es posible conducir a una velocidad máxima de hasta 140 km/h de forma únicamente eléctrica, si queremos ir mas rápido el sistema automáticamente enciende el motor a bencina logrando velocidades mas altas.

Al manejar en modo eléctrico (MAX eDRIVE) el silencio es total, solo se siente el sonido de los neumáticos en el pavimento que es muy bajo gracias a la insonorización del modelo que a su vez está acoplado con una amortiguación muy eficiente y un audio excelente lo que logra  una combinación perfecta. La reacción del sistema eléctrico es inmediata con un buen torque pero es limitada a un rango aproximado de 46 km de recorrido, dependiendo de la conducción y un máximo de 140 km/hr.

Al manejar los otros modos se va combinando con el motor a combustión con un paso casi imperceptible, solo se nota al momento de pisarlo a fondo donde la reacción no es violenta pero tiene un muy buen torque y aceleración que llega de 0 a 100 km/hr. en 6,2 segundos. Si bien el sistema eléctrico es limitado, viene con un cargador para poder cargarlo en la casa, probamos cargando en una electrolinera y no fue posible, por eso lo cargamos un par de horas en la casa y con full carga nos entregó una autonomía aproximada de 30 kilómetros ya que fue en horarios peak. Si pensamos podemos cargar todas las noches y manejar en modo eléctrico con un gasto muy bajo.

Probamos también los modos que por defecto vienen con BMW, (Eco-pro, Comfort y Sport). En el primero están limitadas ciertas opciones como el climatizador a baja velocidad y la velocidad máxima, pero nos permiten por ejemplo movernos en los horarios de mucho tráfico y gastar muy poco combustible, pero las respuestas son mas lentas y realizar adelantamientos se sienten complicados.

El modo comfort para mi es el mas cómodo puesto que nos permite una rápida respuesta del motor y una buena eficiencia, bueno y si queremos mejores respuestas ocupamos el modo sport donde tenemos una respuesta mas agresiva para momentos que necesitamos el mejor torque.

El consumo según el 3CV alcanza los 47,6 km/l en promedio, en nuestro caso nos entregó un consumo de 25 km/litro con un uso mixto, es un excelente número pensando en un modelo del tamaño y proporciones como el 530e.

En resumen el 530e cumple con lo que entrega, es un excelente producto por donde se mire, muy buenas terminaciones, equipamiento, dinámica y varios otros puntos que lo destacan dentro de su segmento. El único problema es el valor que tiene ya que siendo un producto de alta gama y en Chile no existe ayuda para modelos que son híbridos o eléctricos, es difícil que un cliente prefiera este modelo versus el tradicional. ¿Qué opinas?

530e
@draxtus

Fanático de la tecnología y los autos desde que era niño, siempre ando buscando nuevos caminos que descubrir ya sea en la ciudad o en la vida outdoor.

Más en 530e

Send this to a friend