Barcos noruegos no quieren transportar más autos eléctricos por posibles incendios en baterías de litio

por Cristian Martinez

Noruega es la imagen más cercana de lo que tendremos en un futuro relativamente próximo, cuando la venta de autos con motores a combustión interna sean una minoría dentro de las ventas anuales (menos del 20% el 2022), y el parque automotriz se impulse principalmente a baterías. Pero al ser un país importador y no productor de vehículos, requiere que todo llegue por mar.

Eso está comenzando a generar los primeros problemas, ya que dos compañías navieras noruegas comenzaron a rechazar la carga y transporte de autos eléctricos, por el riesgo de incendio de las baterías de litio. Según argumentan, no tienen personal entrenado ni equipamiento para combatir este tipo de incendios.

El problema radica en las baterías de litio, que no generan un incendio común y corriente, y tienen un comportamiento bastante errátipo o atípico una vez que se empiezan a incendiar. Estas pueden volver a encenderse solas, incluso después de días en que la situación pareciera estar controlada, por lo que un evento de este tipo en un carguero de vehículos sería casi catastrófico para la carga transportada.

Y aunque los autos eléctricos son mucho menos propensos a incendiarse que uno con motorización tradicional cuando pasa es mucho más complejo.  Ya hemos visto casos donde por ejemplo un Tesla se apaga y vuelve a prenderse en llamas dias después de haberse apagado.