Las baterías de un Tesla chocado seguían autoincendiándose después de 6 días

por Christian Martinez

Los vehículos Tesla son algunos de los más seguros del mercado, de hecho el Model S fue el vehículo más seguro probado en su momento del total disponible en el mercado, logrando las 5 estrellas en todas las categorías, por lo que en algún momento se habló de que había logrado 5,4 estrellas.

Pero las baterías siempre han sido un punto oscuro dentro de la seguridad del vehículo, y un reciente accidente de un Model X las vuelve a poner en la palestra. Después de un choque fatal con incendio incluído, las baterías de la unidad del Model X chocado se volvían a incendiar solas, ya que no todas las celdas de combustible se habían destruido o neutralizado, y algunas aún quedaban con energía remanente, lo que sumado al mal estado de la batería hacía que se prendieran e incendiaran nuevamente.

La situación se repitió por casi 6 días, en que de manera aleatoria se prendía fuego en las baterías, y solamente fue declarada como “segura” 2 semanas más tarde. El problema principal es que los bomberos que atendieron no tenían un protocolo para apagar incendios en baterías de este tipo (y es probable que lo mismo se repita en varias partes) pero ya solucionaron esa situación para hacer frente a un incendio de estas características, y puedan identificar si las baterías han sido realmente neutralizadas o si mantienen algo de energía.