Skoda Fabia estrena su cuarta generación cargada de novedades

por Gabriel Baeza

La marca checa del grupo VAG, Skoda, acaba de presentar mundialmente la cuarta generación del Fabia, un modelo que llega con una oferta muy interesante de diseño, equipamiento, espacio y motores, para el segmento subcompacto.

Se trata de una esperada renovación del modelo más pequeño de la marca, que se ubica por debajo del Scala, y que ahora se posiciona como uno de los subcompactos más interesantes del segmento, estrenando motores y novedades de equipamiento.

Diseño maduro

El diseño del nuevo Fabia se mantiene muy alineado con lo que ofrece la marca, donde el frontal recuerda fuertemente al modelo anterior, pero con tecnología actualizada, nueva máscara, luces LED delanteras y traseras, junto con llantas que pueden ir desde las 14 hasta las 18 pulgadas.

La zona trasera cuenta con un pilar C más robusto, así como nuevo diseño se la caída del techo, y un aumento de sus dimensiones nada de despreciable, con un largo que alcanza los 4.107 mm (+110 mm frente al anterior), con un ancho que alcanza los 1.780 mm (+48 mm), y una distancia entre ejes que crece en 94 mm. 

Todos estos aumentos se traducen en un mejor espacio interior para sus pasajeros y carga, con un maletero que ahora alcanza los 380 litros (+50 litros). Utiliza la plataforma MQB AO, que comparte con el Polo e Ibiza, pero ofreciendo un coeficiente aerodinámico de solo 0.28, el mejor de su segmento.

Interior muy mejorado

Pero si en el exterior no es tan revolucionario el cambio de generación, su interior si ofrece muchas novedades en tecnología y diseño, que lo acercan fuertemente a su hermano Scala, lo que es un punto muy positivo y que necesitaba mejorar la generación anterior.

Estrena un tablero de instrumentos de mejor calidad, diseño más moderno, que puede ofrecer un tablero de instrumentos 100% digital configurable, de 10,25 pulgadas, lo que moderniza mucho su diseño, así como sistemas de info entretenimiento que van desde las 6.8 hasta las 9.2 pulgadas según la versión.

No faltan los controles análogos a los lados de estas pantallas, además de un nuevo volante de dos rayos, que hemos visto en el Octavia, salidas de aire circulares, luces ambientales en su interior, nuevas combinaciones de tapicerías, así como un techo panorámico, cinco salidas USB.C, entre otras novedades.

Tres opciones de motores

La oferta motriz se mantiene amplia, con dos motores de tres cilindros y un litro, y un nuevo cuatro cilindros de 1.5 litros, que vemos en sus hermanos mayores. El modelo de entrada contara con un motor de aspiración natural, y potencias entre los 65 y 80 caballos, asociado a una caja manual de cinco velocidades.

Luego, el mismo bloque de 1.0 litros con turbo, que aumenta su potencia a 95 y 110 caballos, asociado a una caja manual de cinco y automática DSG de seis velocidades, para cerrar en el más potente 1.5 turbo, de 150 caballos y caja automática DSG de siete velocidades. Ya no hay disponibles motores diésel.

Con este último motor, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7.9 segundos, convirtiéndose en una opción más entretenida y ágil para el modelo, luego de que desapareciera en la tercera generación la versión deportiva vRS.

La seguridad es muy importante, ofreciendo un gran equipamiento de serie y disponible, que puede incluir Travel Assist Package, que entrega un nivel de manejo autónomo, incluyendo control crucero adaptativo, asistencia de mantenimiento de carril, asistencia en tráfico, frenado de emergencia y estacionamiento asistido, entre otros.

Los precios deberían comenzar en Europa en menos de 14.000 Euros, lo que habla de un posicionamiento muy competitivo, en mercados donde los valores de los modelos nuevos son cada día más elevados.

¿Qué te parece el totalmente nuevo Skoda Fabia? Coméntanos…