Pero no fue su culpa: Leclerc destroza uno de los Ferrari que fue pilotado por el recordado Niki Lauda

El piloto monegasco, actual líder del campeonato de Fórmula 1, estrelló el Ferrari 312B3 de 1973 en la curva La Rascasse del Principado.

por José Ignacio Gutiérrez
Leclerc

Este fin de semana las redes sociales seguidoras de la actualidad de Fórmula 1 se revolucionaron con una lamentable noticia. Y es que el piloto Charles Leclerc, que era invitado al Grand Prix de Históricos de Mónaco, chocó uno de los Ferrari que había sido pilotado por el fallecido tricampeón del mundo Niki Lauda. Evidentemente todas las miradas se posaron sobre el actual líder de la clasificación de F1 y los memes no tardaron en aparecer para sindicarlo como el culpable de un chascarro de marca mayor que a algunos dará risa, pero a otros derechamente enojó.

Leclerc

El incidente ocurrió cuando Leclerc hacía su tercera vuelta a bordo del Ferrari 312B3 de Niki Lauda, un coche con motor 3.0 litros naturalmente aspirado de 12 cilindros contrapuestos. ¡Auténtica reliquia! Pues el monegasco perdió el eje trasero en la curva La Rascasse y fue a dar con la cola del monoplaza de lleno en el muro.

Para fortuna del joven piloto, no sufrió daños físicos. Además, al rato de ocurrida la lamentable situación, comenzaron también a aparecer fotografías de instantes previos al choque donde se aprecia que al veterano Ferrari se le rompe un elemento del sistema de frenos (presumiblemente un disco), algo que no fue advertido por el monegasco hasta que al ingresar a la curva pisó el pedal del medio (y es que ese Ferrari de 1973 es con caja manual de cinco marchas).

En la demostración en que el Ferrari de Lauda salió magullado, también estuvo el seis veces ganador de Le Mans, Jacky Ickx. La leyenda belga pilotó el Ferrari 312B antecesor del 312B3.

Charles Leclerc no es alguien nuevo en este tipo de demostraciones a bordo de la preciada colección de Ferrari. Hace algunas semanas pilotó en Fiorano el Ferrari 312 T4 de Gilles Villeneuve, justo en el aniversario 40 de la muerte del recordado volante canadiense.

Es de esperar que el auto pueda recuperarse a su estado anterior a este lamentable domingo. Pero la pregunta queda servida: con los antecedentes sobre la mesa, ¿perdonarías a Charles Leclerc? ¡Coméntanos!