Land Rover Defender serie IIA restaurado que cualquier amante de los clásicos tendría

por Gabriel Baeza

Para nadie es un misterio que la restauración de automóviles clásicos se esta convirtiendo en casi una moda, en donde por un lado se trata de rescatar lo más posible su look, pero también modernizar su parte mecánica, para hacerlos más llevaderos al día de hoy.

Es por esto que muchos toman un clásico Land Rover de los años 70, pero lo restauran exterior, interior y generalmente le colocan un motor más potente y fiable que el original. Normalmente no lo hacen para poder ocuparlo en terrenos extremos, sino más bien para tenerlo como una joya clásica y exclusiva.

Exterior casi totalmente original

Por ejemplo, el Land Rover Defender Serie IIA que les traemos a continuación, ha sido mantenido casi original en su diseño exterior, donde lo más notorio es que ahora tiene unos focos delanteros LED, que eso si se entiende ya que los originales tienen una potencia muy baja .

Su exterior esta pintado por completo en un color Chawton White, el mismo que tenia originalmente, que hasta se incluye en sus llantas de acero, entrega un look realmente atractivo, donde apenas se modifico un poco sus líneas al ensanchar levemente sus pasos de rueda, debido a la monta de neumáticos un poco más anchos que los originales.

El neumático de repuesto va montado sobre el capot, un detalle muy curioso y que lo hace mantener su look todo terreno. También se han actualizado las luces en general exteriores, para mejorar su intensidad y poder ser vistos, ya que los originales eran muy tenues.

Motor V8 de 400 cv

Su interior si se mantiene casi intacto, con un tapiz tipo vinilo en tonos café claro, y se han quitado los asientos del maletero, recordemos que este modelo los integraba en ambos costados en sentido perpendicular a la marcha, pensando en aumentar la capacidad de su gran maletero. El tablero de instrumentos eso si ha sido actualizado, pero con un look muy retro.

Donde si se ha actualizado de cara a mejorar el manejo, es bajo su capot. Ahora integra un poderoso motor V8 a gasolina, tomado directamente de un Chevrolet Corvette C6, un LS3 de 6.2 litros que entrega una potencia de 400 cv y acoplada a una caja manual, con reductora como merece este modelo.

También ofrece dirección asistida, para mejorar su manejo, así como ejes reforzados, nueva suspensión, nuevos frenos, de cara a soportar la mayor potencia disponible y entregar una mejor sensación de manejo. 

¿Que te parece este Land Rover Defender restaurado? Coméntanos…