El Mercedes-AMG A45 S no logró pasar la “Prueba del Alce” como se esperaba

por Don Ruta

El nuevo Mercedes Benz AMG A45 S es la versión tope de línea del Clase A, y el hot hatch más potente del mercado, además de ser la más preparada para ser el más rápido en la pista. Pero ni eso logró que pudiera pasar la temida “Prueba del Alce” a muy alta velocidad como uno habría esperado.

El hatchback no logró superar la prueba a una velocidad de 77 km/h, a pesar de utilizar el modo de conducción Sport, que mejora la respuesta del vehículo. Recordemos que es una plataforma de tracción delantera o total (en este caso es a las 4 ruedas) que incluso tiene un modo Drift, similar al extinto Ford Focus RS. Como referencia, un Skoda Fabía supero esta prueba a 80 km/h, aunque esto es bastante elevado para un modelo “normal” como el Fabia. 

Recordemos que el A45 S tiene el motor 2.0 turbo que equipa la Clase A, pero adaptado para generar 415 hp y 500 Nm de torque, dejándolo en la cima del segmento, al menos en los números. Puede llegar a una velocidad máxima de 270 km/h, y tiene una aceleración hasta lo 100 km/h en 3.9 segundos.