El hijo perdido de Rolls-Royce y RAM es el Aznom Palladium

por Don Ruta

Hay combinaciones que van bien, como el pan con mantequilla, mermelada y queso (en serio, trust me) y otras que son sacrilegios que nunca debieron ocurrir, como la pizza con piña. A esta última categoría pertenece el Aznom Palladium, un SUV-sedán que pretende pasar como una limusina todo terreno. Gracias 2020.

Este peculiar vehículo nace a partir de una camioneta RAM 1500, sobre la que el carrocero Aznom hace su trabajo modificando buena parte de los paneles, para darle líneas y una apariencia más cercana a lo que hace Rolls-Royce, sobre todo en la parrilla frontal con una clara influencia de la marca de superlujo.

Vista del lado se puede apreciar más claro su origen RAM, algo que queda definitivamente claro al mirar el tablero, que es básicamente el mismo de la RAM pero con detalles en cuero y aluminio. En el asiento trasero sí se nota una mejora importante, ya que la banca tradicional de la camioneta fue reemplazado por uno similar a un sillón, y tienen acceso a las dos tablets Microsoft Surface Pro X que trae el modelo, que junto al sistema de audio Harman Kardon dan un buen conjunto multimedia. Un detalle curioso es el reloj fabricado a mano, con toques de oro y paladio, y que se puede remover para usar como adorno.

Bajo el capot hay un 5.7 V8 biturbo, para darle una potencia cercana a los 700 hp y 950 Nm, similar a lo que entrega la nueva RAM 150 TRX.  La transmisión es una automática de 8 marchas y tracción a las 4 ruedas. PAra compensar algo del peso extra añadido por todas las modificaciones, tiene el techo y capot de fibra de carbono, además de parachoques de fibra de vidrio reforzada con plástico y otros componentes de aluminio. Aún así, el peso total queda cerca de las tres toneladas.

De este curioso vehículo serán fabricadas solamente diez unidades, y al igual que los autos de superlujo, cada unidad será completamente personalizable. Pero aún no hay detalles sobre el precio, que de seguro será accesible para unos pocos… que tampoco tendrían problemas en acceder a otros vehículos de marcas conocidas, y bastante más atractivos.