Volvo pacta para junio el lanzamiento local del nuevo crossover eléctrico C40 Recharge

Se trata del primer vehículo de la firma sueca que se ofrece exclusivamente como un modelo a baterías.

por José Ignacio Gutiérrez
C40 Recharge

En marzo Volvo Cars presentaba regionalmente en Ciudad de México el Volvo C40 Recharge, el crossover que se convirtió en 2019 en el primer vehículo de la marca en ofrecerse única y exclusivamente con motorización eléctrica. Ahora Ditec -el representante de la firma nórdica- le fijó fecha al lanzamiento local, que definitivamente tendrá lugar los primeros días de junio. El Volvo C40 Recharge estará en concesionarios en su configuración P8 bimotor mejor equipada, que alcanza una potencia de 402 Hp (o 408 caballos de vapor) y un torque máximo de 660 Nm desde parado. ¿Autonomía? 440 kilómetros, de acuerdo al ciclo de homologación WLTP.

Montado sobre la misma base CMA del Volvo XC40 Recharge –en Chile desde octubre– el C40 adopta una silueta aún más atrevida que su citado hermano, con una caída tipo coupé que no solamente aporta estilo, sino también lo favorece en una reducida oposición al viento, que se estaciona en solo 0,26 Cx. El modelo ensamblado en la planta belga de Ghent, mide 4.440 mm de largo, 1.873 mm de ancho y 1.591 mm de alto, con una batalla de 2.702 mm.

C40 Recharge

Volvo C40 Recharge: cabal inspiración sueca

Más allá de los datos técnicos, el Volvo C40 Recharge está convertido en una verdadera declaración de principios de Volvo Cars. Y no tan solo porque sea su primer auto exclusivamente a baterías, sino también porque innova con características clave como reemplazar por completo el cuero natural -en el tapiz de asientos, los paneles o el tablero- por un material artificial creado en base a plásticos y corchos extraídos del mar como desechos.

Otro rasgo característico del EV escandinavo tiene que ver lógicamente con el diseño. Aquí, además de rasgos distintivos como los característicos faros delanteros de Thor o los pilotos traseros verticales, destaca un gran techo solar fijo que aporta luminosidad interior y que, la marca explica, está inspirado en las casas del norte sueco que gozan apenas de un par de horas de luz durante los meses de otoño e invierno.

Volvo C40 Recharge

Hay más: el tablero lleva un curioso entramado retroiluminado que no es más que una copia de la topografía del Parque Nacional de Abisko, uno de los centros naturales más visitados por los turistas y que se considera uno de los cielos más vírgenes y puros de toda Europa. Los rasgos 100% escandinavos se sellan con un color opcional tanto de carrocería como del tablero y otros decorados interiores, que la marca ha bautizado como Fjord Blue (fiordo azul), otro guiño a la geografía de la península escandinava.

C40 Recharge

Finalmente, en cuanto a las formas destaca otro rasgo particular, puesto que el Volvo C40 Recharge tiene atrás dos niveles de canalización de viento: primero, al llegar a la luneta, cuenta con dos sobrerrelieves por los costados, mientras que a ras de los faros, justo al terminar la superficie vidriada, está un alerón adosado al portalón en tres puntos. En los eléctricos cada detalle de forma cuenta, y el C40 no es ninguna excepción.

La pantalla central táctil puesta en formato vertical está soportada por Google Assistant, de manera que el vehículo funciona prácticamente como si se tratara de un teléfono celular, con aplicaciones como Waze o Google Maps integradas, y dando la opción de cambiar patrones del vehículo solo usando la voz.

C40 Recharge

En el aspecto mecánico, lo último de la horneada sueca aterrizará en el país en su versión tope impulsada por dos motores. Se trata de un conjunto de dos bloques eléctricos de 150 kW repartidos uno por eje (es un vehículo All Wheel Drive), que desarrollan el equivalente a 408 CV (o 402 Hp) y un torque de 660 Nm desde parado. Este dúo se alimenta de un pack de baterías de 78 kWh de capacidad y está emplazado en el centro del chasis, asegurando un bajo centro de gravedad. La autonomía, en tanto, se cifra en 440 km y el sistema soporta la carga rápida, para rellenarse al 80% en algo así como 40 minutos.

C40 Recharge

Gracias a los mencionados números, el crossover europeo puede alcanzar los 100 km/h en 4,7 segundos y llegar a una máxima –como todo Volvo– de 180 km/h, limitado electrónicamente.

En marzo Volvo Cars había informado que el precio del C40 Recharge P8 Twin-Engine rondaría los US 80 mil. Queda poco para descubrirlo a ciencia cierta…

¿Qué te parece el próximo destape local de Volvo Cars? ¿Te gusta la nueva filosofía escandinava? ¡Coméntanos!