Hyundai Verna 1.4 MT Plus 94 Hp 5 Mt – Larga vida a los sedanes

Hyundai Verna 1.4 MT Plus 94 Hp 5 Mt – Larga vida a los sedanes

Llega marzo y nos colocamos a los mandos de uno de los estrenos más recientes de la industria chilena, se trata del Hyundai Verna, que llega a través de Automotores Gildemeister, y que aterriza en el competitivo segmento de los small sedán.

Precios Hyundai Verna marzo 2020 (preción incluyen bonos):

  • Verna CB 1.4 Mt SEL: CLP $6.990.000
  • Verna CB 1.4 Mt PLUS: CLP $8.390.000 (Nuestro test)
  • Verna CB 1.4 Mt VALUE: CLP $8.890.000

Descargar (PDF, Desconocido)

Se trata de un sedán fabricado en China, pero que proviene de una fabrica de Hyundai emplazada en ese país, y que se monta sobre una plataforma propia de la marca y no sobre algún modelo de ese mercado al que se le cambien los logos.

Llega a competir contra varios modelos que se encuentran entres los más vendidos del mercado, como el Chevrolet Sail, el Suzuki Ciaz, el Renault Symbol, Kia Soluto, Chery Arrizo 5, entre otros, y que buscan entregar una buena relación precio/calidad/equipamiento

Diseño sobrio y familiar

Comenzando por su diseño exterior, nos encontramos con un sedán de dimensiones acotadas, que recuerda sin duda a su hermano mayor, el Accent, con un frontal reconocible como un Hyundai de toda la vida. Comenzando por sus focos halógenos, que suben por el lateral del paso de rueda y que apuntan hacia adentro.

Al centro, vemos una máscara hexagonal, con algunas barras horizontales que la cruzan, un gran logo al centro, y sin mayores lujos. La versión superior, ofrece una terminación cromada en su contorno. Abajo vemos neblineros, que si tienen un bisel cromado alrededor, dándole una buena terminación. La parte más baja, tiene una especia de alerón, que le da una pizca de estilo deportivo, y que por suerte, no le restan altura libre.

Su lateral es muy tradicional, con formas de un sedán tradicional de tres volúmenes, con unas llantas de aleación de ocho rayos y 14 pulgadas, que calzan neumáticos en una medida 175/70. La zona vidriada es amplia y sin sorpresas, ni un vidrio pequeño, que suele ser el lugar que rompen los amantes de lo ajeno, para abrir el auto. Ofrece una línea a la altura de los hombros, que le entrega más dinamismo a su lateral.

Los detalles son correctos, las manillas y retrovisores son del color de la carrocería, estos últimos también ofrecen intermitentes, y un detalle que a mi particularmente me gusto, es que ofrece frenos de disco en las cuatro ruedas.

La parte trasera y final es creo la menos lograda, con un maletero que tiene una forma normal, dos focos traseros sin mucho estilo y que se encuentran en los extremos. Encontramos una pequeña inscripción del modelo en la parte alta derecha, un logo al medio y nada más, aparte de una cerradura para abrir el maletero con la llave. Equipa si sensores de retroceso y cámara, que se puede ver en su pantalla central, que ya hablaremos de ella.

Sus dimensiones alcanzan los 4.300 mm de largo, 1.705 mm de ancho, 1.460 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.570 mm. Ofrece un maletero de 475 litros, ubicándolo entre los mejores de su segmento.

Interior amplio y correcto

Ingresando a su interior, también es reconocible sin duda con un Hyundai, donde nos es familiar su tablero de instrumentos, su volante y muchos detalles más. El volante es de tres rayos, con controles de audio al lado izquierdo y un detalle símil aluminio en la parte baja. Habría sido muy bueno, si estuviera forrado en ecocuero.

Tras este, vemos un tablero de instrumentos simple, con un gran tacómetro a la izquierda, un velocimetro a la derecha, y una pantalla central de su computador a bordo, que además entrega información del nivel de combustible y temperatura de refrigerante, de manera digital.

Al centro del tablero nos encontramos con posiblemente lo más llamativo, y es su pantalla de nueve pulgadas táctil, con Bluetooth, Android Auto y Apple Carplay, que además permite ver su cámara de retroceso. La posición quizás es un poco baja, pero es muy simple de utilizar y se agradece la conectividad de serie.

El espacio interior es correcto, con espacio para cuatro adultos cómodos o hasta cinco, con cinturones de tres puntas y apoyacabezas para todos, los traseros integrados en el respaldo eso si. El espacio para las piernas y cabeza es correcto, con un tapiz de buena calidad general. El conductor cuenta además con un práctico apoyacodos, abatible.

Bajo la pantalla, nos encontramos con los controles manuales del aire acondicionado y los de los alzavidrios, en una posición no muy ergonómica a mi parecer, además de que no están iluminados en la noche, lo que a veces dificulta su accionamiento. Bajo estos, encontramos un porta objetos, entrada Aux y Usb.

La seguridad es correcta, ofreciendo de serie doble airbag, frenos con ABS y EBD, anclajes Isofix, cámara de retroceso, frenos de disco en las cuatro ruedas, sensor de estacionamiento, y con la posibilidad de agregar control de estabilidad y airbags laterales en la versión Value, por una diferencia no muy elevada.

Conocido y alegre motor.

Bajo el capot, nos encontramos con un fiable y conocido motor Kappa de 1.4 litros gasolina, que entrega una potencia de 94 Hp a 6.000 rpm y 132 Nm de torque a 4.000 rpm, acoplado inicialmente solo a una caja manual de cinco velocidades, que más adelante se sumará una automática de cuatro.

El consumo homologado es de 13,1 km/l en ciudad y hasta 21 km/l en carretera con la caja manual. La automática baja a 12,8 y 20,1 respectivamente, ambos bastante buenos y que superan al de varios de sus competidores.

La suspensión es simple, con un sistema delantero McPherson y trasero de eje de torsión, que tienen un tarado más hacia al lado de la suavidad que del manejo más deportivo, lo que se complementa muy bien con sus neumáticos de buen perfil.

Manejo listo para recorrer muchos km

Pero es momento de empezar a conducirlo, lo que se convierte en una tarea simple, que pareciera que hemos hecho antes. Encendemos su motor con la llave y cobra vida sin problemas, comenzando con una grata sorpresa al mostrarnos, al menos con su computador a bordo, una autonomía superior a los 700 kms.

Engranamos primera y comenzamos a conducir. La primera impresión es que conducieramos un Accent, algo no muy alejado de la realidad ya que comparte plataforma con la anterior generación. Sus dimensiones son muy cómodas para la ciudad y su cámara junto con los sensores, ayudan en maniobras de estacionamiento. El radio de giro, es también muy bueno, permitiendo movernos en espacios pequeños sin problemas.

Su motor mueve con mucha soltura, bastante más de la que podríamos imaginarnos con 94 Hp, pero la verdad es que los cortos desarrollos ayudan a que se mueve con mucha agilidad en casi cualquier marcha sin problemas y sin afectar mucho el consumo.

Estos mismos desarrollos cortos hacen que a velocidades de autopista circule a bastantes vueltas, casi a 3.500 rpm a 120 km/h, pero la verdad es que no se siente exigido, ni con ruido que moleste ni tampoco aumenta el consumo ya que va casi al régimen de torque máximo, lo que en la práctica, es el momento ideal para que el motor vaya menos exigido.

La suspensión filtra bien, aunque en ciertos baches es algo seca, denotando un origen simple. Los neumáticos de sección 175 y perfil 70, en aro 14, tienen el gran beneficio de que son muy corrientes y esto ayuda a que su precio sea muy económico cuando nos toque el recambio, algo que se agradecerá para los que manejen muchos km.

Su habitáculo se siente bien terminado, aunque tenga plásticos duros en casi todas sus superficies, se sienten de buena calidad, muy bien ensamblados y sobretodo, que van a durar mucho tiempo. Algo similar ocurre con este modelo, que parece que este pensado para manejarlo mucho y que los kilómetros no pasen por el. Habrá que verlo, pero lo más probable, es que supere la prueba sin problemas.

Buscándole los puntos mejorables, extrañamos un apoyabrazos trasero, así como salida USB en estos asientos, que nos permitan cargar algún dispositivo. La posición de los alzavidrios y que estos no estén iluminados, también le restan puntos a su interior. Y si fuera por pedir, una caja de seis velocidades también se agradecería, así como unas luces frontales con LED diurnas, que le subirían algunos puntos a su diseño.

En conclusión, el Verna se posiciona como un muy interesante modelo, que aunque llegue último, ofrece interesantes detalles, como su bue consumo, relación precio/calidad y sobretodo por la opción de ofrecer hasta cuatro airbags, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, pero especialmente por el control de estabilidad, detalle casi único en este segmento. 

Noticias
@gabobaeza

Ingeniero Civil Industrial de profesión, tuerca de corazón desde mi primer auto a pedales. Deportista part-time y bueno para viajar. Aficionado al todo terreno y a todo lo que incluya aire libre

Más en Noticias

Peugeot muestra lo que será su retorno a Le Mans en 2022

Christian Martinezseptiembre 21, 2020

Rimac podría adquirir Bugatti a cambio de su tecnología eléctrica

Christian Martinezseptiembre 17, 2020

Ford confirma para el año 2022 la F-150 eléctrica

Christian Martinezseptiembre 17, 2020

Nikola puede pasar de héroe a villano tras fuertes acusaciones de fraudes y patrañas

Christian Martinezseptiembre 17, 2020

Subaru presenta en Chile su nuevo buque insignia Evoltis, un gran SUV para familias numerosas

Raúl Fariasseptiembre 16, 2020

Nissan presenta su concepto Z que anticipa el futuro 400Z

Gabriel Baezaseptiembre 16, 2020

El próximo Hummer eléctrico tendrá un “modo cangrejo” para desplazamiento lateral

Christian Martinezseptiembre 15, 2020

Hyundai Tucson se renueva de manera radical

Gabriel Baezaseptiembre 15, 2020

Cupra es el primer fabricante en unirse a la nueva competencia de todoterrenos eléctricos Extreme E

Christian Martinezseptiembre 14, 2020
Send this to a friend