El problema de Mercedes Benz y los eléctricos es que no puede construirlos tan rápido

por Cristian Martinez

La estrategia que eligió Mercedes Benz con respecto a los autos eléctricos, es considerar primero los segmentos premium del mercado, en lugar de enfocarse en modelos masivos, donde poder establecer de forma más rápida su posición, como optó por hacerlo el grupo Volkswagen, por ejemplo.

 

Esta opción sin embargo le ha significado buenas ventas para Mercedes Benz, de hecho han sido tan buenas que a duras penas pueden estar a la par con la demanda de sus modelos EQS eléctricos. Esto lo confirmó el CEO Ola Kallenius, quien en una entrevista dijo que la demanda “ha sido tan tremenda que estamos haciendo todo lo que podemos para entregar los vehículos a nuestros clientes tan rápido como podamos“.

A la alta demanda de la serie EQS (que tampoco se fabrican de manera tan masiva al ser modelos de gama muy alta, ya que recordemos son prácticamente el equivalente a la Serie S) hay que sumarle el problema mundial de escases de chips electrónicos y cables, gracias al coronavirus, Rusia y la guerra en Ucrania, inflación económica a nivel global, la llegada del anticristo y la nueva constitución, etc., por lo que tenemos para rato con este problema de escases.