Conoce la impresionante Ford F-150 Raptor de PaxPower con su V8 de 758 Hp

por Gabriel Baeza

Para los muchos que se quedaron esperando un motor V8 en la segunda generación de la Ford F-150 Raptor, deben saber que Hennessey Performance no es el único que puede solucionar este problema. Se trata de un preparador llamado PaxPower ubicado en Texas, el que fue de hecho el primero en ofrecer un motor V8 para la segunda generación de la Raptor.

Las opciones comienzan desde integrarle el motor Coyote V8 de 5.0 litros y 400 Hp, otro motor V8 diésel PowerStroke con 746 Nm, hasta la versión más potenciada en Stage 2 del Coyote 5.0 Supercargado, que alcanza los 758 Hp. 

Obviamente la última opción es la más popular, la que según el preparador es muy “conveniente”, ya que para los 758 Hp se deben pagar un total de US$125.000, que son bastante menos que la Hennessey VelociRaptor que se vende desde los US$160.000. Incluso, si deciden ir por las versiones más baratas, estás comienzan en torno a los US$70.000.

F-150 Platinum como base

La conversión que vemos en las fotos no parte desde una Raptor, sino de una F-150 2019 Platinum con un motor V8 5.0, caja automática de 10 velocidades, tracción en las cuatro ruedas y bloqueo electrónico de diferencial. 

Con esta base, PaxPower comienza con el reemplazo de los paneles de la carrocería y la suspensión de la Raptor, donde la mayoría de las piezas son originales de Ford, menos los pasos de rueda y los laterales del pick up, que son hechos a la medida por el preparador, y son cerca de 76 mm más anchos que la Raptor normal, además estando disponibles en fibra de vidrio o fibra de carbono.

La pintura exterior es negra brillante, incluyendo la grilla frontal y el portalón, para luego ser ploteado en negro satinado de vinilo. También integra una defensa especial que realza su agresividad, junto con un juego de focos de largo alcance de Rigid y KC.

Motor V8 y suspensión racing

Su motor V8 Coyote de 5.0 litros, esta supercargado con uno de la marca Whipple, de 2.9 litros, con el que alcanza los 758 Hp en Stage 2, y 700 Hp en Stage 1. Para cerrar, equipa un sistema de escapes Borla que tienen sus salidas antes de la rueda trasera, y la frenada esta encomendada a un juego de frenos más grandes de seis pistones.

El sistema de suspensión esta también muy por sobre el sistema original de la Raptor, al nivel que el preparador dice que dejaría en ridículo a la pick up estándar, con componentes que se utilizan en vehículos de carrera en el desierto, con componentes provenientes de modelos de la Baja California, amortiguadores ajustables de tres pulgadas de King, paquete de resorte con hojas más suaves y con mayor recorrido, y un juego de llantas de 17×9 pulgadas Fuel Podium con neumáticos BF Goodrich KM3 de 37 pulgadas.

El interior al provenir de una ya bien equipada Platinum, no necesita tantas mejoras, pero se agrega una consola de techo con switch adicionales para las luces extras, junto con un tablero de instrumentos proveniente de la Raptor y Ford Performance, así como unos pisos más resistentes. 

¿Que te parece esta nueva preparación sobre una Ford F-150? Coméntanos…