KIA inaugura una nueva planta de producción en México

por Claudio Marfful

KIA Motors anunció finalmente que abrió oficialmente su nueva planta de producción en México. La construcción de la nueva planta de fabricación, que se encuentra en Pesquería en el norteño estado mexicano de Nueva León, se inició en octubre de 2014. La instalación – sexta base de producción en el exterior de Kia – representa una inversión por parte de la marca y proveedores de un total de US $3.000 millones.

La nueva planta de fabricación de Kia tendrá una capacidad de producción anual de 400.000 unidades, aumentando la capacidad de fabricación global de la marca a 3,56 millones de vehículos. La producción comenzó en mayo de 2016, con la planta de México proporcionando a la empresa una nueva base de producción del modelo Cerato. A partir de 2017, la planta producirá la cuarta generación del Kia Rio, que tendrá su estreno mundial el 29 de Septiembre en París en el ‘Mondial de l’Automobile’ 2016.

inauguracion-planta-kia-mexico-3

Además de suministrar el mercado local mexicano, donde Kia está apuntando a un 5% del mercado en 2020, el 80% de la producción de la instalación está destinada a numerosos países de la región, incluido EE.UU. y otros mercados de América Latina. La planta está operando actualmente en un turno que produce alrededor de 100.000 vehículos por año, y es capaz de fabricar un auto cada 53 segundos (68 unidades por hora). Un segundo y tercer turno serán añadidos en 2017 para aumentar la capacidad anual de la planta a 300.000 unidades, y Kia espera que la planta esté operando a plena capacidad de 400.000 unidades a finales de 2018.

La nueva fábrica es una planta de producción de alta tecnología que facilita la producción automotriz, con 420 robots que se encargan y dan vida a los procesos de pintura, ensamblaje de chapa y línea de montaje. Mientras tanto, se estableció un nuevo centro de control de calidad para garantizar que todos los vehículos son fabricados con los más altos estándares. Como la etapa final en el proceso de producción implica la evaluación avanzada de la calidad de los componentes, el control de calidad se lleva a cabo en conjunto con proveedores de Kia, permitiendo a todas las partes beneficiarse de los resultados relacionados con la calidad. Este centro de control asegurará mejoras continuas en la calidad del vehículo, así como en la reputación de la marca de fábrica para la producción de automóviles que superan las expectativas de los compradores.