Volkswagen presentó su nuevo SUV compacto T-Cross 2019

por Christian Martinez

Después de una larga campaña, Volkswagen presentó el nuevo T-Cross, el último SUV de su línea y el más pequeño que ofrece la marca, respondiendo a la demanda de clientes alrededor del mundo por tener nuevos vehículos tipo SUV más compactos.

Como se trata de un modelo global, fue presentado en eventos simultáneos en Amsterdam, Sao Paulo y Shangai. El modelo utiliza la plataforma modular MQB basada en el Polo, por lo que viene solamente con tracción delantera como única alternativa, algo adecuado al tamaño de vehículo y uso, ya que es orientado a la ciudad. Estéticamente comparte mucho con el Atlas y el Touareg, pero adaptado al tamaño pequeño, mientras que por dentro ocupa prácticamente todo el interior del Polo. 

En cuanto a tamaño, mide 4.1 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 2.6 metros (algo más que en el Polo ya que pudieron correr “más adelante” el eje delantero) lo que beneficia en espacio a los pasajeros, especialmente a los de las plazas traseras, que también se benefician con asientos sobre correderas. Lo anterior les permite ganar hasta 140 mm extra de espacio, a cambio de ocupar ese espacio para el maletero.

Contará con cuatro motores turbo de 4 cilindros: tres a gasolina y uno diesel. El más pequeño es un 1.0 TSI, ajustado para 94 y 113 hp, al que le sigue un 1.5 TSI como tope de gama, con 148 hp. El motor diesel es un 1.6 TDI, de 94 hp. Todos los motores cumplen la norma EURO 6d-TEMP.

El nuevo T-Cross comenzará su producción a fines de este año en España, China, y Sudamérica (posiblemente Brasil) para salir al mercado a principios del 2019.