Volkswagen presenta el T-Roc Cabriolet, su nueva variante convertible

por Christian Martinez

El T-Roc es uno de los últimos estrenos de Volkswagen, con el que aspiran ingresar al segmento de crossovers compactos, muy popular y con una alta demanda estos días. Sin embargo, esta nueva variante Cabriolet tiene la difícil misión de ser exitoso en un segmento (o nicho) donde otros han pasado sin pena ni gloria (como el Range Rover Evoque Cabrio) o fracasado estrepitosamente (a ti te hablo Nissan Murano Cabriolet).

Para lograr una rigidez necesaria en la estructura del vehículo, la modificaron hasta dejarlo levemente más grande, con un largo 34 mm superior y una distancia entre ejes de 37 mm mayor al T-Roc normal. Los refuerzos fueron incorporados al suelo, paneles laterales, puertas y pilar A, para suplir la falta de un techo rígido. Mecánicamente será ofrecido con un tricilíndrico de 1.0 litros 113 hp, y un 1.5 de 4 cilindros con 148 hp, mientras que la transmisión será una manual de 6 marchas para el tricilíndrico, y una de doble embrague y 7 marchas para el motor 1.5.

El techo es plegable y de tela, el que se puede plegar en 9 segundos circulando a una velocidad máxima de 30 km/h, de forma muy similar a la del Golf Cabriolet. Este techo quita espacio al maletero, que ve reducida su capacidad en 161 litros, que es más de la mitad del espacio disponible en el T-Roc normal, por lo que es un factor a considerar en caso de que te interese este modelo. Pero espera, un crossover cabrio históricamente a casi nadie le ha interesado, así que da lo mismo.