Este es el Mitsubishi Mirage Sedán 2017, fabricado en Filipinas

por Don Ruta

El pasado viernes 17 de febrero, comenzó a ser fabricado en la planta de Filipinas de Mitsubishi, la variante cuatro puertas de su conocido compacto Mirage, pero que en este caso se denomina como Attrage.

Se trata de un sedán compacto, que si llegase por estos lares, competiría con rivales como Hyundai Grand i10 sedán, Suzuki Swift DZire y Toyota Yaris, por mencionar algunos.

Externamente, este vehiculo que Mitsubishi lo designa como Attrage Mirage G4, presenta en su frontal ciertas diferencias con su hermano hatchback, como lo es la grilla con contornos y lamas cromadas, y el parachoques con encastres distintos para los neblineros y una toma de aire central de mayor tamaño.

De costado mantiene el mismo estilo del modelo de cinco puertas, con una línea de techo que desciende progresivamente desde el pilar B. Me recuerda de cierta forma al Nissan Versa. De serie dispone de repetidores de los intermitentes en los espejos retrovisores externos.

Su zaga exhibe un amplio vidrio posterior que da lugar a un maletero que puede admitir hasta 450 litros de vituallas. Destacan sus generosos ópticos bicolor (rojo/blanco), además de un clásico listón cromado a la altura del portapatente. Me recuerda en cierta forma a la trasera del Grand i10 Sedán.

Sus dimensiones alcanzan los 4.245mm de largo; 1.670mm de ancho y 1.515mm de alto. Su batalla llega a los 2.550mm, mientras que su despeje es de 170mm. Se desliza sobre neumáticos de serie de medida 175/65 R14 con tapas de ruedas (GLX) o bien 185/55 R15 con llantas de aleación en cromado oscuro de doce rayos. Su coeficiente aerodinámico es de 0,29, lo que lo sitúa a la cabeza de su nicho.

Respecto a su habtáculo, este no difiere mucho del presente en otros modelos de su clase, pero Mitsubishi señala que dispone de una habitabilidad cercana al máximo disponible en su segmento, que es simple y elegante a la vez, con una terminación que transmite su gran calidad de fabricación. Según la versión, GLX o GLS, se puede escoger entre un interior monocromático negro o bicolor (negro y marfil).

Su motor corre por cuenta de un MIVEC bencinero, con sistema de inyección multipunto, de 1.2 litros, tricilíndrico, con 12 válvulas DOHC. Es capaz de erogar 78 CV. Va asociado a una caja manual de cinco marchas o bien una automática INVECS de tercera generación del tipo CVT. Lo interesante de este propulsor, es que la marca indica, que según pruebas internas usando el ciclo combinado de la UE, se llegó a registrar un rendimiento de 21 km/l.

La seguridad presente en este modelo, es la mínima aceptable (al menos en nuestro mercado), doble airbag frontal, sistema de frenos ABS con EBD. En lo que a amenidades se refiere, encontramos sistema de aire acondicionado automático, botón de encendido, sistema de entrada sin llave.