Toyota lanza en Chile el nuevo Yaris sedan

por Gabriel Baeza

Toyota Chile realizo un evento de lanzamiento, en donde presento oficialmente el nuevo Yaris Sedan, el que viene completamente renovado en muchos aspectos, aunque queda al debe en otros.

El nuevo Yaris Sedan es lanzado en 5 versiones, con distinto nivel de equipamiento, pero manteniendo una arquitectura básica muy similar al modelo anterior. Se nota un gran avance en lo referente al diseño exterior e interior, pero se queda al debe en aspectos de equipamiento y mejoras mecánicas mayores.

Las versiones comercializadas serán:

– 1.5 XLI Mec: $7.490.000

– 1.5 XLI Aut:$$8.090.000

-1.5 GLI Mec: $8.190.000

-1.5 GLI Aut: $8.690.000

– 1.5 LE G Aut: $9.390.000

La marca espera comercializar unas 550 unidades mensuales, lo que representa un crecimiento de un 15% frente al modelo anterior.

New Yaris Sedan

Exteriormente podemos ver que mejora claramente sobre su antecesor, al que ya se notaban claramente los años. Este nuevo modelo, recuerda a sus hermanos mayores, el Corolla y el Camry en diversos aspectos, como sus focos delanteros y traseros, su línea lateral y mejores detalles. Incorpora algunos aspectos para mejorar su aerodinámica, como nervaduras en el techo tipo “catamaran”, junto con pequeños alerones en espejos retrovisores y focos traseros, para minimizar el ruido y mejorar la resistencia al aire.

Su equipamiento exterior es bastante simple, con llantas de acero con tapas en todas sus versiones, menos la tope de línea, la LE G, que cambia estas por llantas de aleación, siempre en aro 15, además esta última incorpora espejos con señalizadores y neblineros delanteros.

En su interior también podemos ver un avance en lo que refiere a diseño, pero siempre manteniendo un estilo muy nipon, que privilegia la durabilidad más que la calidad de acabado. En esta última entrega, eso si, mejora los plásticos y tapices, que se ven de mayor calidad y más agradables al tacto. Pasa a colocar sus relojes de instrumentos en una posición tradicional, perdiendo la clásica al centro y en altura de los modelos anteriores.

wp_20131114_083

Su equipamiento no es tampoco muy alto, partiendo de un XLI que incorpora alzavidrios eléctricos, cierre centralizado y espejos como dotación de serie, sumado a la dirección asistida y en ítem de seguridad, el Doble Airbag frontal. Las versiones GLI agregan aire acondicionado y frenos ABS como equipo estándar. Por ultimo, la versión LE G automática agrega llantas de aleación, neblineros, espejos retrovisores con señalizador y abatimiento eléctrico y sensores de retroceso como equipamiento más destacado.

Mecánicamente mantiene el mismo motor de 4 cilindros, 1.5 litros, VVTi, pero con diversas mejoras electrónicas pensadas en mejorar su consumo, el cual llega a los 15.5 km/l promedio, según el ministerio de transportes. Mantiene la potencia en 107 hp a 6.000 rpm y un torque de 141 nm a 4.200 rpm. Las transmisiones disponibles son también replica de las anteriores, con una manual de 5 velocidades y una automática de solo 4 velocidades, sin opción de manejo secuencial, probablemente el ítem que más se quedo al debe.

Como vemos, se trata de un all new, que mantuvo muchos de sus elementos más probados, pero no se arriesgo a incorporar mejoras significativas a su motor ni cajas de cambios. En lo referente a su equipamiento, queda varios pasos atrás en confort interior y seguridad si lo comparamos frente a sus competidores directos, dejando como su mayor argumento de venta, la siempre bien considerada durabilidad y fiabilidad de la marca.

Fotografías de día, gentileza de Raul Farias