Tips claves para identificar fugas de líquidos en tu vehículo

por Don Ruta

La firma internacional de lubricantes, Total, acaba de entregar algunos prácticos consejos para identificar qué líquido podría estar afectando tu motor y, además, de dónde proviene la fuga, y en Rutamotor los compartiremos con ustedes.

Antes que nada, para identificar una posible falla, debes abrir el capó para revisar el estado del vehículo. Algunos de los síntomas que se puede distinguir, para sospechar que el auto tiene una fuga, pueden ser los siguientes:

  • Observar manchas en el piso donde estacionas tu auto
  • Percibir olor a aceite caliente bajo el capó
  • Ver una ligera emanación de humo proveniente del compartimiento del motor
  • Aroma agridulce de refrigerante caliente
  • Falla del motor/transmisión.

Si sospechas que puede existir una fuga, entonces te recomendamos que durante la noche coloques debajo de tu coche un pedazo considerablemente grande de cartón o periódico, déjalo toda la noche y si a la mañana siguiente descubres manchas en el soporte, algo se está fugando.

El color de la mancha te ayudará a identificar de dónde proviene el líquido, así como la ubicación en la que la veas te puede guiar a detectar el origen de la fuga. Toma las precauciones necesarias y aprende a identificar de dónde viene la fuga tú mismo.

  • Aceite negro pardusco: posiblemente la falla provenga del motor, transmisión, caja de transferencia, diferencial
  • Aceite rojizo de color claro: transmisión, dirección hidráulica
  • Líquido menos aceitoso y sin color: son los frenos hidráulicos
  • Verde, amarillo acuoso o rosado: anticongelante/refrigerante
  • Acuoso y aromático: gasolina.

SONY DSC

Frecuentemente se pueden observar manchas húmedas alrededor o cerca de las partes móviles del motor u otros sistemas del vehículo, no son significativamente importantes, ya que estas piezas por la manera en las que trabajan provocan ligeros derrames. Sin embargo, para prevenir una fuga mayor asegúrate de contar con las herramientas correctas, dados o llaves de tuercas, extensión, matraca así como los reemplazos y los suministros, como raspador de juntas o navajas de afeitar de un solo filo, sellador para juntas y limpiador de frenos en aerosol, etc. Estos te permitirán darle un mantenimiento adecuado a estas piezas y prevenir fugas.