Suzuki Vitara 1.4T DIT 138 CV 6AT GLX 2017: La era del turbo

por Don Ruta

Suzuki anunció hace algunos meses el aterrizaje en Chile de su nuevo Vitara Turbo, renovando finalmente una gama que llegó hace menos de un año. Posee un motor tipo K14C DIT de 16 Válvulas VVT, con 4 cilindros y 1.373 cc, que eroga una potencia de 138 HP a 5.500 RPM, una interesante  versión que llega con caja mecánica de seis velocidades y otra automática de 6 velocidades, la unidad que probamos para Rutamotor. Aterriza con un precio de lanzamiento desde los CLP $14.690.000 (6MT) hasta los CLP $15.890.000 para el 1.4T 6AT Full Bicolor de esta prueba. Cuenta con garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

Recordemos que este nuevo modelo, no reemplaza ni al Vitara original de primera generación, un pequeño jeep de tres o cinco puertas, que nació en el año 1989 y llego hasta el 1998 y el posterior Grand Vitara (3 puertas) y Grand Nomade (5 puertas), y que luego se renovó en el año 2006 y luego en 2015. Este modelo llega a complementar la gama de SUV, con una línea más urbana, menos aptitudes off road, mayor equipamiento y eficiencia. Y para los que tienen aún sus dudas, el Grand Vitara y Grand Nomade, mantienen su fabricación hasta “al menos” el año 2020 según la marca, incluido algún facelift en los años venideros.

SUZUKI VITARA PRECIOS FEBRERO DE 2017 (versiones sin turbo)

SUZUKI VITARA PRECIOS FEBRERO DE 2017 (versiones CON turbo)

El nuevo Suzuki Vitara Turbo se distingue del resto de la gama en su aspecto exterior: parrilla delantera deportiva, focos con proyector LED y acabado en rojo, llantas de 17” en color negro, retrovisores laterales plateados y algunos acabados en el interior que le entregan una personalidad más deportiva, tales como: circulares rojos en el tablero, detalles plateados, volante con bordado en rojo y pedales en acabado de aluminio. El Vitara Turbo también es personalizable, a través de distintos colores y una amplia gama de combinaciones para su carrocería.

La seguridad también está al más alto nivel, comenzando por los seis airbags (frontales, laterales y de cortina), frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, asistencia de frenado de emergencia, asistente de partida en pendientes, control de descenso, control de estabilidad ESP, apertura e ingreso sin llave, inmovilizador antirrobo, anclajes Isofix, como lo más destacado.

MÁS DETALLES

A grandes razgos, en el item seguridad suma seis airbags, sistema de frenos ABS con EBD, sistema de frenos BAS, Hill Hold Control, apertura y arranque sin llave, control electrónico de estabilidad, sensor de estacionamiento delantero y trasero, sistema inmovilizador antirrobo, anclaje Isofix, cinturones delanteros con regulación en altura y limitación de fuerza, y cinturones traseros de tres puntas en tres posiciones., entre otros. 

En comfort e infotainment suma pantalla táctil y bluetooth con audio stream (radio Blaupunkt); 4 parlantes más 2 tweeters; conexión al volante y sistema operativo Android que permite instalar aplicaciones como Spotify, Waze, entre otras. Posee además: control crucero; limitador de velocidad; volante regulable en altura y profundidad; asiento del conductor y del copiloto adaptable; aire acondicionado, climatizador automático, botón de partida, computador abordo; alarma luces encendidas, entre otros.

DISEÑO ATRACTIVO EN ENVASE COMPACTO

Su capacidad offroad viene dada por su despeje del suelo de 185 mm, ángulo de aproximación de 18,2°, ángulo ventral 17,7° y de salida de 28,2°. Mide 4.175 mm de largo, 1.775 mm de ancho y 1.610 mm de altura y una distancia entre ejes de 2.500 mm. Su maleta es de 375 lts con asientos sin reclinar y 710 litros con los asientos abatidos.

No es ni grande ni chico. El frontal es como una mezcla entre un Grand Vitara y un Ignis, con una amplia máscara cromada con el logo al centro, dos grandes focos principales (el Turbo tiene la esfera del foco con rojo, para diferenciarlo del resto de la gama) que se distribuyen hacia los laterales, un amplio parachoques envolvente, dos tiras LED verticales para conducción diurna y dos neblineros. La parte central tiene un acabado diferente, para darle una mayor sensación de robustez, aunque la altura al suelo no diga lo mismo. 

La línea lateral es muy estilizada, que va subiendo lentamente desde el paso de rueda delantero hasta el foco trasero. Vemos unas llantas de 17 pulgadas, calzadas en neumáticos 215/55 R17, con el perfil intermedio entre carretera y off road liviano, además esta versión las tiene negras, para darle una mayor deportividad. La línea del techo sube hasta el pilar A y comienza a bajar paulatinamente hasta llegar al portalón trasero. Vemos los vidrios tinteados en esta versión Limited y un atractivo acabado bicolor, con la parte baja en un rojo ciruela y arriba negro, con una franja gris plata, de la barra de equipaje.

Atrás cuenta con un amplio portalón de apertura hacia arriba, con dos grupos ópticos que se dividen entre el portalón y el lateral de la carrocería, un parachoques con una parte negra y una inferior gris. No tiene un escape visible ni un alerón superior, lo que queda para los accesorios y gustos de personalización de su dueño.

MUCHO EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD 

Al ingresar a su interior, vemos que ofrece un diseño moderno, un alto equipamiento y por supuesto, un aire familiar a la marca. El volante es de tres rayos forrado en cuero, con controles para el sistema multimedia, velocidad de crucero y sistema bluetooth. Agrega paddle shift para controlar la caja automática, y se puede regular en altura y profundidad.

Tras este, vemos un panel de instrumentos completo, con velocímetro, tacómetro, medidor de nivel de combustible, temperatura de refrigerante y un completo computador a bordo. Uno de los puntos criticables a este, es que su manejo no es muy simple, ya que debemos activar un botón en el mismo panel de instrumentos, el que debemos accionar a través del volante o pasando nuestra mano por detrás, algo poco ergonómico. Ideal sería un comando en el volante o en algún telecomando.

Al centro del tablero vemos una radio con panel táctil, que se aprecia no original de fábrica, pero está muy bien lograda y mantiene los controles originales al volante. Arriba de esta, vemos las salidas de aire y un curioso reloj en la que correspondería a la salida central. Abajo quedan los controles del climatizador digital, entrada USB y toma de corriente de 12v. Luego veremos la palanca de cambios y al final, entre los asientos, el comando del sistema AllGrip. Todas las esferas del interior están en rojo, también característicos de la versión turbo. 

Los asientos están tapizados en cuero y gamuza, el que tiene un excelente tacto y sensación de calidad, mientras que la gamuza también recubre parte de las puertas delanteras. Parte, porque el resto de la puerta delantera, toda la puerta trasera y muchas partes el habitáculo, están cubiertas por un plástico rígido de no muy alta calidad y duros al tacto. Esto probablemente este pensado para durar, pero no entrega la calidad más alta que esperaríamos.

Pero para compensar, debemos decir que su equipamiento es realmente elevado, ofreciendo el ya mencionado tapiz de cuero con gamuza, paquete eléctrico, climatizador, radio táctil con navegador, bluetooth, botón de encendido, espejo interior foto cromático, asientos abatibles 60/40, limitador de velocidad y control crucero, iluminación ambiental, por mencionar lo principal. La posición es cómoda, el asiento también y el punto de vista es levemente más bajo que sus hermanos Grand Vitara/Nomade, pero superior a un automóvil tradicional. El espacio interior es bueno, con amplitud para las piernas adelante y atrás,  sensación de espacio (echamos de menos en esta versión el sunroof panorámico), y por ancho recomendaría dos adultos en el asiento trasero, aunque caben 3 pero en viajes largos el de la plaza central puede cansarme mucho.

SU NUEVO MOTOR DIT

 Como antes les contamos, el Vitara Turvo integra un motor tipo K14C DIT de 16 Válvulas VVT, llamado comercialmente “Booster Jet”, con 4 cilindros y 1.373 cc, que eroga una potencia de 138 HP a 5.500 RPM y un torque de 220 NM entre las 1.500 a las 4.000 RPM. Las otras versiones, que ya conocíamos suman un cuatro cilindros de 1.6 litros, de la familia M16A, que con 16 válvulas y VVT entrega 115 hp a 6.000 y un torque de 156 nm a 4.400 rpm. Se acopla en nuestro test a una transmisión automática secuencial de seis velocidades y a un sistema de tracción inteligente AllGrip. Su dirección es asistida electrónicamente con piñón y cremallera.

Este BoosterJet de inyección directa se puede encontrar acoplado a la transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades dependiendo de la versión. Lo que primero impresiona frente a la versión “aspirada” es el inotable torque de 220 NM desde muy bajas RPM lo que permite que el Vitara Turbo salga con mucha fuerza desde parado y siempre con torque disponible (además es notablemente silencioso). Apenas necesitaremos tocar el acelerador para lograr buena performance, lo que se lo aleja de la versión sin turbo que necesita más RPM para lograr una correcta dinámica de manejo. Este motor es realmente notable ya que además logró eliminar casi totalmente el “turbolag”, mejorando mucho experiencia respecto al otro motor 1.6L.

La transmisión automática de seis marchas también hace un buen trabajo, ya que si apuramos, tiene el cambio necesario siempre disponible y la encontré bastante ágil tanto para sumar o restar velocidades, con paletas al volante. Respecto a su consumo, tiene cifras homologadas por el 3CV (Consumo Vehicular) de 11,5 km/l en ciudad, de 18,4 km/l en carretera y un mixto de 15,1 km/l. En Rutamotor llegamos hasta los 14,3 km/l de consumo promedio.

Además de su capacidad offroad, el sistma AllGrip impresiona por su agarre en pavimento, lleva al Vitara turbo hacia un manejo deportivo, con mínimas pérdidas de tracción, incluso si partimos a fondo, es como el sistema Audi de tracción quattro, incluso mejor. Además en el modo Sport podemos llevarlo con un manejo sumamente ágil a este SUV pequeño. Una grata sorpresa. Además, realmente nos dejó sorprendidos su buen comportamiento en terrenos relativamente malos, y nos demostró que para el uso fuera de caminos light al que fue pensado, entrega una facilidad de manejo muy destacables. En caminos malos, la suspensión filtra realmente bien, manteniendo la tracción y sin topar en nada.

En suma, este nuevo motor turbo de Suzuki le da lo que le faltaba al Vitara, un empuje interesante y que tanto necesitaba, además muy bien acompañado por sus sistema de tracción AllGrip y una caja AT que realmente permiten llevar a este compacto SUV de una manera notable, con suavidad y respuesta. ¿Qué opinas?