Noticias

Subaru Outback 3.6R 260 CV CVT AWD Limited EyeSight 2019: Equilibrio perfecto

Subaru Outback 3.6R 260 CV CVT AWD Limited EyeSight 2019: Equilibrio perfecto

Subaru renovó a inicio de año en Chile sus emblemáticos Legacy y Outback. Esta información por distintas razones no fue liberada hacia los medios de comunicaciones automotrices, por lo que apenas tuvimos la oportunidad de conseguirnos una unidad con los cambios para el modelo 2019 lo hicimos para mostrarles y explicarles de que se trata. Y que mejor manera de probar una, esta vez en el formato tope de gama, llamado Outback 3.6R 260 CV CVT AWD Limited EyeSight 2019 (CLP $26.190.000).

Esta Outback es en rigor el modelo tope de gama de la marca en Chile, el que será reemplazado en este “privilegio” por el nuevo Ascent (de tres corridas de asientos) todavía sin fechas definidas. La gama Outback se integra en la actualidad por tres motorizaciones, la 2.5L, el turbodiésel 2.0L y esta 3.6R, que ya detallaremos.

Descargar (PDF, Desconocido)

LA HISTORIA OUTBACK

En sus inicios Outback era una versión station/crossover basado en el Legacy. Actualmente transita por su quinta generación en la que comenzó su andar por 1996, arribando a Chile como un competidor de los grandes SUV y todo terreno familiares. Su original concepto fue rápidamente imitado por otras marcas, pero como buen pionero, siempre ha destacado frente a su competencia.

Incluso la campaña de lanzamiento en su época, donde comparaba sus ventajas frente a dos de los más reconocidos SUV de esos años, como era un Ford Explorer y una Chevrolet Blazer, en donde se mostraba su superioridad en estabilidad, capacidad de carga y distancia sobre el suelo.

Su receta básica era la de ofrecer el espacio interior, maniobrabilidad, economía y seguridad de un automóvil de pasajeros, pero con la versatilidad de un SUV. Para esto, la marca japonesa partió de una excelente base como era un station wagon como el Legacy, con su tracción AWD, buen espacio y seguridad, pero aumentando la altura al suelo, reforzando algunos componentes y sobretodo, dándole un look más campero.

El resultado fue un modelo que desde ese momento ha tenido una gran aceptación en el mercado, y que ha cumplido las expectativas de sus dueños. Pero ya han pasado casi 20 años desde su primera entrega y no era de esperarse que esta quinta generación incorpore muchas novedades para poder cumplir el ambicioso mensaje de la marca: El mejor Outback de la historia.

LOS CAMBIOS COMO MODELO 2019

  • Básicamente son poco visibles pero notables y efectivos. Se centran en la seguridad pasiva, con elementos del Eye Sight por ejemplo y otros exteriores. Estéticamente hay cambios en las luces delanteras, con modificaciones en el área neblineros, parrilla y protector delantero. Además, se cambió el diseño de las llantas tanto en aro 17 como 18, que es la que tiene esta versión de pruebas.
  • Además, en estas versiones con luces leds se agregaron unas nuevas sensibles a la dirección, con bajas y altas led, y un borde de posición LED más prolongado, que le dan una mejor presencia que antes.
  • En su interior se cambiaron el volante por uno con un diseño renovado (como el del resto de la nueva gama Subaru) que incluye la incorporación de las funciones del EyeSight.
  • Además, en ambos modelos se adicionó a la cámara de retroceso, guías de conducción que muestran la trayectoria del auto con el ángulo del volante; una cámara frontal ubicada en la parrilla, que tiene como fin aumentar la visibilidad frontal en las intersecciones y cuando se estaciona frente a una pared. Y además una cámara lateral ubicada en el espejo retrovisor del pasajero, para facilitar la vista de puntos ciegos y mejorar la conducción en caminos estrechos. La cámara de retroceso ahora tiene guías de conducción.
  • También hay novedades en pantalla multifunción LCD: Aumenta su tamaño de 3,5’’ a 5’’ en las versiones equipadas con EyeSight.

Y AGREGA EYESIGHT

Otra de las grandes novedades tanto para Legacy como Outback es la incorporación de la tecnología de seguridad avanzada Subaru EyeSight, en sus versiones de alta gama gasolina, 2.5i y 3.6R. Se resumen en lo siguiente:

  • CONTROL CRUCERO ADAPTATIVO: Además de mantener la velocidad crucero determinada, esta función permite controlar la velocidad del vehículo que circula delante para adaptar la velocidad del vehículo con el fin de guardar una distancia de seguridad apropiada.
  • ADVERTENCIA DE VAIVÉN Y SALIDA INVOLUNTARIA DEL CARRIL: Funciones que advierten al conductor cuando el vehículo zigzaguea o está a punto de salirse del carril de manera no intencionada en el carril.
  • AVISO DE ARRANQUE DEL VEHÍCULO PRECEDENTE: Función que permite advertir al conductor en caso de que el vehículo precedente inicie la marcha y el vehículo con EyeSight permanezca inmóvil
  • FRENADO PREVIO A LA COLISIÓN: Función que advierte al conductor para que realice una maniobra evasiva si hay riesgo de colisionar frontalmente. Si es necesario, los frenos pueden intervenir automáticamente para reducir los daños o evitar la colisión (si las condiciones lo permiten)
  • GESTIÓN DEL ACELERADOR PREVIO A LA COLISIÓN: Función reducir la probabilidad de que el vehículo se desplace hacia delante de manera imprevista tras colocar la palanca de cambios en la posición incorrecta o pisar el pedal del acelerador por error o con demasiada fuerza.

LEVES CAMBIOS, SIEMPRE HEXAGONAL

En el modelo anterior (2009-2014) el diseño había quedado al debe. En esta generación y tras sus últimos cambios como modelo 2019 se mejoró y mucho. Es un modelo robusto, maduro que convence en todos sus ángulos. El que ve una Outback ya sabe de su calidad con solo mirarla por fuera y ello se nota.  Básicamente acá se logró una buena mezcla entre deportividad y robustez. Su frontal mantiene esa máscara de forma hexagonal, con dos grupos ópticos muy bien logrados, con un “arco” de tecnología LED -ahora de mayor ancho- que agrupa sus luces bajas y altas leds.

Bajo estos, encontramos dos grandes neblineros, característicos del modelo, y que se rodean de un embellecedor de parachoques de plástico, que le dan mayor durabilidad y que adelante al centro tiene un detalle símil a una protección de aluminio. Su capot tiene dos nervios que comienzan desde su máscara y que le dan mayor fluidez al frontal.

Sus dimensiones exteriores son bastante mayores de lo que parecen, con un largo de 4.815 mm, ancho de 1.840 mm y un alto de 1.675 mm. Su lateral lo adornan unas renovadas llantas de 18 pulgadas, de diseño de aluminio pulido con un interior oscuro, que le da un contraste y recuerda algo a las del XV, me gustó este cambió. Calzan neumáticos 225/60, que permiten mantener un muy buen nivel de absorción y confort, pero a la vez manteniendo un excelente agarre.

En la parte superior, se puede ver dos grandes barras longitudinales de plástico, que refuerzan la sensación de robustez y que a la vez, esconden dos barras transversales abatibles y de muy fácil anclaje, que se guardan y no producen ruido mientras no se necesiten. En la zaga, mezcla zonas de plástico y aluminio, sin los escapes a la vista, que particularmente me gustaba tener en las Outback les daba ese toque adicional de deportividad, pero bueno, los tiempos cambian. Atrás, los dos ópticos son grandes, verticales y están bien logrados -ambos con tecnología leds-. Lo que también luce, es su alerón superior, que le da un toque de deportividad que atrás le faltaba.

UN INTERIOR MUY MEJORADO

El interior es notable. Todos los controles están más a la mano y la calidad de los materiales está mucho mejor lograda. El espacio atrás es excelente, con una altura disponible y ancho destacables. Los asientos delanteros son bastante amplios y más orientados a la comodidad que a la deportividad. Ofrecen un buen soporte lateral y para la espalda. El asiento del piloto tiene reglaje eléctrico en su desplazamiento lineal, inclinación del respaldo y soporte lumbar, además de dos memorias.

El tablero presenta ahora unas líneas más curvas que antes, con polímeros blandos en todos lados, de muy buena calidad. Hay un mayor guiño hacia la deportividad, con un renovado volante que luce atractivo, forrado en cuero e incluye la incorporación de las funciones del EyeSight. En general, hay botones por toda partes. Integra el sistema Smart Key con acceso y encendido de motor sin llave.

Además hay ciertos detalles que me gustan como el display del computador abordo y la información de viaje y otros items en la pantalla touch central, con funciones para la radio, sistemas multimedia y algunas aplicaciones. Otro punto muy destacable es un equipo de audio premium Harman Kardon, que elevan la calidad abordo por lo menos en esta versión tope de gama. Llega con navegador GPS que funciona excelente, es bastante simple de usar.

Como en todas la versiones, agrega freno de mano eléctrico, mando se ubica abajo del selector de la caja, la que también tiene botones para el control de descenso. Los lugares para guardar cosas sobran y todo está bien distrubuído. Otro punto alto es su óptima visibilidad interior, gracias a las grandes zonas acristaladas y a los espejos laterales muy grandes que parecen de SUV.

UN POTENTE Y SUAVE 3.6L

Mecánicamente, bajo el motor esta Outback 2019 cuenta con una planta motriz bencinera boxer de  seis cilindros DOHC con 3.630 cc  de desplazamiento que entrega una potencia de 260 CV a 6.000 vueltas y un torque total de 350 a 4.400 revoluciones. La fuerza del motor es transmitida por medio de una caja CVT Lineartronic con modo manual de seis relaciones con Paddle Shift y modos de manejo que se regulan desde el volante (S Drive).

Tiene una velocidad máxima de 240 km/h y logra los 0-100 km/h en 7,2 segundos. En la prueba de Rutamotor logramos un consumo promedio de casi 8 km/l, bastante bueno para su cilindrada. En carretera a 120 km/h no da más de 12 km/l. Está homologado por el 3CV (Consumo Vehicular) es de 7.5 km/l en ciudad, de 14,3 km/l en carretera y de 10,7 km/l como mixto.

Este potenciado 3.6L es muy vivaz en todo rango, con una respuesta más líneal que el anterior 2.5L turbo. Los modos de manejo SPort permiten que la respuesta sea agresiva (Sport # por ejemplo). La mayoría de las marcas esta en tiempo de cilindrada más bajas con turbo y Subaru buscó la formula clásica, quizás para participar mejor dentro del mercado de sedánes en EEUU.

Sobre su dinámica de manejo, mantiene las características de todo Subaru, es decir un crossover grande muy dócil, nada violento. Lo que me gusta siempre de los Subaru es la combinación de la puesta a punto con el sistema de tracción le otorga una conducción muy precisa a pesar de su tamaño. Tanto en carretera como fuera de camino manejarlo es una delicia, lejos lo mejor del mercado. Los que tienen Subaru me entenderán.

Por su parte, la caja de cambios, de variación continua Lineartronic (CVT) ofrece respuestas interesantes en la aceleraciones desde ralentí, pero sin llegar a sorprendernos, puesto que no oculta su lado enfocado a un andar suave. Cosa que sus potenciales clientes creo que igual agradecerán. La dirección es muy muy suave, con un feeling regular y no es tan rápida. En autopistas las recuperaciones son rápidas, no violentas. En curvas tiene un comportamiento excelente. La tracción total AWD (Symmetrical All-Wheel Drive) y el bajo centro de gravedad que proporciona el motor boxer le dan ventajas frente a sus competidores.

SOBRE EL SISTEMA EYESIGHT

De equipamiento estará llena de ayudas al conductor, con el sistema EyeSight con reconocimiento facial de conductor, freno automático en reversa, freno automático, etc, con sistema de asistencia pasiva y activa de un estándar altísimo, digno de imitar por el resto de los modelos de la industria. El EyeSight, la tecnología de asistencia al conductor, entrega seguridad preventiva, reduciendo la carga conductiva a través de características como Frenado Previo a la Colisión, Control Crucero Adaptativo, Advertencia de Salida Involuntaria del Carril, Advertencia de Vaivén en el Carril, Gestión del Acelerador Previo a la Colisión, Aviso de Arranque del Vehículo Precedente y Frenado Autónomo de Reversa.

Sobre sus funcionamiento, probamos el Control Crucero Adaptativo esta vez por las carreteras urbanas de Santiago. Antes lo habíamos probado en otros modelos como la nueva Forester, y nuevamente funcionó excelente, al regular automáticamente la distancia con el vehículo que nos precede, es bastante fácil de usar y hace todo solo, tanto al llegar a la velocidad como programamos y si también el vehículo adelante frena o acelera, el de nosotros lo seguirá siempre. Recuerden que sin un vehículo adelante, este sistema no funciona. También es bastante interesante el sistema de Advertencia de Salida Involuntaria del Carril, que en realidad es un indicador que avisa en la pantalla central cuando nos salimos, no nos devuelve al a pista,pero basta con que nos avise para que la concentración no se vaya más.

Para que sepan, en el lanzamiento de la nueva Forester 2018 en Chillán, el “auto guía” era la nueva Outback 2019. Tuvimos la oportunidad de también probarla en nieve junto a los otros modelos. Me sorprendió su capacidad para llegar a todas partes, por muy malo o poca tracción que tuviera el camino. Es como que “no se daba cuenta” en donde estaba esta Outback, llegó a todas partes y con muy poco esfuerzo. Ese fue el preciso momento en donde decidí que debía probarla más.

Si sumamos este poderoso motor 3.6R de 260 caballos y el sistema de tracción de Subaru es resultado es prácticamente infalible, incluso en las peores condiciones. Fuera de camino responde siempre, no topa nunca y baja perfecto, con un control de descenso que ayuda mucho para bajar con control, con más cuidado. Al subir, lo mismo, trepa muy bien, va donde queremos y la relación motor/caja es excelente.

En resumen, a pesar de su alto valor, el renovado Outback 2019 es un producto que considero perfecto. Hace todo bien, además, permite una comodidad y dinámica de manejo abordo de lo más destacado dentro de nuestro mercado ¿Qué opinas?

 

Más en Noticias

Con el Wrangler en la mira: La próxima Ford Bronco tendrá techo y puertas desmontables

Christian Martinezmarzo 25, 2019

Con ustedes la totalmente nueva Toyota Hiace en su sexta generación

Raúl Fariasmarzo 24, 2019

“The Boss is Back”: El nuevo BMW X5 2019, un SAV con tecnología e innovación nunca antes vistas.

Raúl Fariasmarzo 22, 2019

Llega a Chile la tercera generación del Kia Soul con más onda que nunca

Gabriel Baezamarzo 22, 2019

Porsche reveló el nuevo Cayenne Coupe

Christian Martinezmarzo 21, 2019

Sernac – Alerta de seguridad Hyundai Ioniq, años 2015-2017

Don Rutamarzo 21, 2019

El nuevo motor de Audi para el DTM es un 2.0 4L de 610 hp

Christian Martinezmarzo 21, 2019

Sernac – Alerta de seguridad Lexus, modelos LS500, LS500h e IS300h, año 2018

Don Rutamarzo 21, 2019

Toyota lanza en Chile el completamente renovado Rav4 2019 que llega en 7 versiones con motor 2.0 y 2.5

Gabriel Baezamarzo 21, 2019

Send this to a friend