Retrotest

Subaru Outback 3.0R 2007: El compañero ideal para las condiciones extremas

Subaru Outback 3.0R 2007: El compañero ideal para las condiciones extremas

¿Necesita una SUV realmente?, ¿quiere un vehículo que tenga ciertas características “off road”?. Si ello no lo tiene claro, lea este artículo. La nueva Subaru Outback 2007 es un modelo que marca una clara alternativa a las grandes SUV que llega actualmente a las calles de nuestro país. A priori podríamos definir a la Outback como un modelo seguro, cómodo, discreto y atractivo, el cual también destaca por sus terminaciones y su exterior, que conjuga rasgos tradicionales con un diseño actualizado y moderno. Además incluye tracción total permanente, como todos los Subaru.

A simple viste conjuga un innegable espíritu deportivo, principalmente gracias a su potente motor bóxer de tres litros (3.0R), que entrega 245 caballos, y un eficiente sistema de suspensión que cumple perfectamente su función tanto en tierra como en asfalto. Este modelo 2007 representa un paso adelante completo respecto del modelo anterior, especialmente en el estilo y tiene un aspecto más elegante. Este “tratamiento de belleza” la hacen tener una carrocería mucho más atractiva y personal, aun conservando su tradicional discreción y características “Off road” de los modelos Outback.

Es la opción ideal para aquellos que no desean renunciar a las ventajas de confort, estabilidad e imagen que proporciona un sedán de carretera frente a un todoterreno, pero que, al tiempo, necesitan un vehículo que, por cuestiones de trabajo u ocio, les permita afrontar ocasionalmente recorridos por caminos laterales o de tierra sin demasiadas complicaciones.

El modelo que testeó Autoempresas, gracias a la gentileza de Indumotora, es La Outback 3.0R. La podríamos definir como un híbrido entre una station wagon familiar y un SUV “light”. La Outback 3.0R es la versión deportiva del Subaru Legacy Station Wagon, en donde se diferencia claramente por la utilización de unas suspensiones más altas. Y ese es precisamente uno de sus mayores atractivos.

INTERIOR CONTEMPORÁNEO

En el rediseño de la línea Outback 2007 destacan por un interior más contemporáneo, atractivo, confortable y lujoso que en los modelos anteriores. Al traspasar el umbral de sus puertas (al igual que los anteriores modelos) llama la atención la ausencia de marco para los vidrios, aspecto que nos parece agradable. El interior destaca por su limpieza y orden en su diseño. La terminación y el ajuste de todo el habitáculo está bien logrado, destacando la realización del tablero y la consola central.

El puesto del conductor es excelente. La instrumentación es clara y legible, la relación de distancias entre palanca de cambios, volante y pedales, es óptima, y el resto de los mandos e interruptores están perfectamente ubicados y agrupados. Los asientos delanteros presentan un diseño acertado que “agarra” mucho pese a la tapicería de cuero, eso si algo caluroso.

El resto de los ocupantes disfrutan de un habitáculo de buenas dimensiones y muy luminoso (gracias al amplio techo de vidrio), de buena insonorización y un abundante equipamiento de serie, en el que se cuenta de serie con control de velocidad crucero, Radio MP3/WMA, airbags de cortina laterales para todos los ocupantes y climatizador, acaban de configurando un hábitat realmente agradable y que incita a la realización de viajes largos, para lo que fue concebido.

En el exterior, fueron modificadas la parrilla de la máscara frontal y la parte baja del parachoques delantero, el cual también muestra unos neblineros más incrustados. Además se modificaron las luces de señalización en los espejos retrovisores de puertas.

SUAVE Y POTENTE

Este modelo ofrece un buen manejo por caminos sinuosos, y su andar es suave y liviano. Es un modelo incomparable cuando el clima se pone feo y el camino resbaladizo. En donde la suspensión entrega gran comodidad en caminos pavimentados como los que no lo son. Sobre su manejo destacamos que la dirección, la que permite disfrutar de una suavidad y sensibilidad justas para el conductor. Además de una rapidez y precisión notables. Por su parte, la palanca de cambios está situada en una posición ideal y con clavijas tipo “paddle shift” atrás del volante que permiten pasar los cambios sin sacar las manos. La transmisión es automática secuencial de 5 marchas.

Otra de las mejoras del modelo 2007 es que incorpora el sistema “SI-Drive”. Se trata de un dispositivo electrónico que permite influir sobre las centrales computacionales encargadas de dar las señales al motor y transmisión. Tiene tres maneras de ajustarlo “I”, “S” y “S#”. En modo “I” permite gran suavidad en las salidas, ideal para manejar en la ciudad y ahorrar combustible. En esta modalidad el motor responde como un 2.0 litros. En “S” (Sport), las salidas son más rápidas, pero también los consumos son más elevados. No obstante, aún es algo lento en las partidas. Responde como un 2.5 litros.

La tercera opción es la más interesante, la Sport Sharp (S#), donde el vehículo tiene reacciones más deportivas, en donde se “exprimen” los 250 CV que dispone este motor Boxer de 3.0 litros. Sin duda que este motor está diseñado para quienes disfrutan del placer de manejar. A altas revoluciones, el motor se luce con raudales de potencia, lo que se traduce en pura diversión al manejar tanto en ciudad como los caminos de la montaña. Este propulsor de 3,0 litros y 6 cilindros en línea, entrega 245 caballos. Destaca por su abundante par motor, y no tiene problemas para suministrar mucha potencia en los caminos montañosos, nieve o en caminos de tierra o ripio, pero no está diseñada para el manejo “off road” puro y silvestre.

Concluimos que las mejoras en materia de potencia, confort y equipamiento transforman a la Outback en una excelente opción. Es un auto diseñado para quienes les agrada viajar y desean llegar a destino sin mayores inconvenientes, pero que también pretenden un mayor nivel de equipamiento y una potencia generosa. Un vehículo cuyo precio de $19.900.000 se justifica plenamente por las mencionadas mejoras y por un equipamiento de serie muy completo.

LO BUENO

  • Motor potente, suave y rendidor.
  • Acertada renovación estética.
  • Comportamiento dinámico y de seguridad.
  • Calidad y equipamiento.

LO MALO:

  • Consumos elevados en modo 3.0 litros.
  • Cuero algo caluroso.
  • Maletera algo escasa.

FICHA TÉCNICA

Motor:

Situación: Delantero
Nº de cilindros: 6
Cilindrada (cm3): 3.000
Alimentación Gasolina: Sin Plomo 95 octanos.
Inyección: Multipunto.
Compresor: Sin Turbo. Intercooler: NO.
Potencia máxima (CV/rpm) 245 / 6.600
Par máximo (mkg/rpm) 30,3 / 4.200

Transmisión:

Tracción Integral permanente
Caja de cambios Automática: 5 velocidades
con modo secuencial (paddle shift)

Unión al suelo / Frenos / Neumáticos

Eje delantero Geometría: McPherson.
Muelle helicoidal. Barra estabilizadora.
Eje trasero Geometría: Multibrazo.
Muelle helicoidal. Barra estabilizadora.
Frenos del/tras Disco ventilado de 294 mm
/ Disco ventilado de 274 mm
Ayudas/Frenos Servofreno. ABS.
Neumáticos 215/55 R 17

Retrotest
@Mauro_Tester

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @rutamotor

Más en Retrotest

Subaru MV 1800 4WD 1993: Una camioneta muy singular

Raúl Fariasseptiembre 30, 2016

Toyota Cressida 2.4 GL 4AT 1992: Lujo en su máxima expresión

Raúl Fariasseptiembre 23, 2016

Mazda 929 2.0 DX SW 1989: Un familiar japonés excepcional

Raúl Fariasjulio 29, 2016

Honda Accord 1.6 EX Hondamatic 1983: Sedán muy equipado

Raúl Fariasjulio 22, 2016

Toyota Corolla 1.3 XL Special 1992: Un clásico es para siempre

Raúl Fariasjulio 15, 2016

Subaru REX 600 (1977-1983): El pequeño que nos revolucionó

Raúl Fariasjulio 6, 2016

Volvo V70 R 1997: Recuperando un clásico de las station deportivas

Mauricio Carvallodiciembre 18, 2013

Renault Sandero 1.6 2009: Amplitud para llenarlo de ideas

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013

BYD F3R 1.5 2009: Imitando lo bueno

Mauricio Carvallooctubre 1, 2013
Send this to a friend