Subaru Forester XT Turbo 2008: Atrapame si puedes

por Don Ruta

Salvo honrosas excepciones, en general las SUV o todoterrenos nunca fueron hechas para quienes buscan prestaciones deportivas. Hoy,ese nicho se ha ido llenando con la tercera generación de la Subaru Forester en la versión 2.5 Turbo, que cumple con muchos de esos requisitos. Es un vehículo distinto, deportivo y familiar, ideal para aquellas personas con familia, que aprecian el manejo a alta velocidad y que además necesitan un vehículo capaz de internarse por caminos de tierra.

La primera generación de este modelo nació en 1997 y de ahí en adelante no ha parado de reinventarse. Esta vez abandona su carrocería tipo station-wagon para emplear una más similar y todoterreno. En esta oportunidad pudimos apreciar la versión equipada con motor 2.5 Turbo de cerca de 230 caballos, heredado del Subaru Impreza WRX, que la convierten en todo un deportivo, dentro y fuera del asfalto.

Para elevar sus prestaciones se mejoraron el centro de gravedad del motor Boxer, que fue montado 10 milímetros más abajo. Ello permite que el centro de gravedad del vehículo sea más abajo, aumentando la estabilidad. También hay retoques en la suspensión delantera y trasera, la cual ahora es de mayor rigidez. Además incorpora una suspensión de doble bandeja que entrega mayor adherencia y se fortaleció la carrocería para que –al conducir en caminos difíciles- le permita a la suspensión desempeñarse a su máxima potencia.

También suma frenos ABS con distribución de frenado, airbags delanteros, laterales y de cortina, el nuevo sistema VDC (Control Electrónico de Estabilidad), que controla al motor y los frenos para prevenir y controlar la pérdida de tracción lateral. Estéticamente destaca por sus faros, que ahora forman una línea recta con el capó y la parrilla frontal. Además el espacio interior tanto para el conductor, pasajeros y espacio de carga es mayor. El precio de la versión testeada es de $17.540.000.

En el interior las novedades también son importantes. Presenta un moderno panel de instrumentos en donde abunda el cromado, con un nuevo panel central, con relojes en fondo azul y un volante regulable en altura de tres radios, que incluye botones para controlar la velocidad crucero y el equipo de audio. A bordo su imagen es mucho más cuidada y funcional. El cuero, terminaciones y ajustes están muy bien ajustados y terminados. La consola central del tablero queda ahora definido por una ancha banda de aluminio y una banda imitación madera. Hay muchos espacios para dejar cosas y está lleno de detalles, como un botón para reclinar el respaldo de los asientos posteriores.

Eso si, algunos plásticos son de calidad intermedia, como los del climatizador. Otros plásticos duros son buenos pero su refinamiento es inferior a vehículos de su precio. El acceso o habitabilidad es excelente, muy amplio. Además, su maletero, de 387 litros es de los mejores de la categoría. El confort abordo es alto, con un buen equipamiento, en donde destaca un techo de vidrio panorámico que le dan gran luminosidad, aparte de otorgar siempre aire fresco al habitáculo.

Exteriormente el Subaru Forester 2008 se caracteriza por un diseño más cuidado y refinado, quizás de un aspecto más deportivo en relación con sus antecesores. Sus líneas más fluidas y redondeadas le imprimen un aspecto más agresivo y sofisticado. Cuenta con una parrilla laminada, con elegantes detalles cromados y ópticas pequeñas. En la parte trasera, el cambio fundamental se ha dado en el aspecto de sus grupos ópticos, desarrollados en un cristal más transparente, tipo “alteza”. Los focos en la versión turbo ahora son de bi-xenon, además los espejos retrovisores son más grandes.

En general, el aspecto ha cambiado fundamentalmente hacia un concepto más ligado al todoterreno, aumentando las dimensiones en altura, longitud, distancia entre ejes y amplitud del habitáculo.

PROPULSOR ATÓMICO

La versión que testeamos tenía un cambio automático secuencial de sólo 4 velocidades (a nuestro juicio necesita una de cinco velocidades), que presenta tres programas de funcionamiento: económico, normal y sport. Al volante sus sensaciones son excitantes y la conducción es muy sencilla. En curvas es precisa y predecible, con un motor que “empuja” con soberbia a cualquier velocidad. Es, sin duda, uno de los propulsores más explosivos del mercado. Este propulsor puede sorprender a muchos, ya lo puede dejar “pegado” literalmente al asiento. La generosa toma de aire en el capot puede dar alguna pista del verdadero carácter de esta Forester. El motor rinde 230 CV a 5.600 RPM. Esto le permite lograr 0-100 km/h en 8,2 segundos y una velocidad máxima cercana a los 225 km/h. Su consumo no es bueno, si regular.

El chasis en carretera siempre acompaña, su mayor altura no es un gran hándicap a la hora de tomar las curvas, ya que sigue siendo ágil y eficaz, potenciado por su tracción total (“Symmetrical All-Wheel Drive). Sus neumáticos están preparados para uso mixto y por ende son levemente menos eficaces en asfalto que unas para este efecto solamente. Concluimos que la nueva Forester es un vehículo “muy juguetón”. Entretenido, dinámico y espacioso, ideal para familias con dos niños. Eso si mucho cuidado con sus impresionantes y potentes reacciones.

LO BUENO:

  • Excelente motor
  • Ágil y divertida de manejar
  • Espacio interior

LO MALO:

  • Sólo caja automática secuencial de cuatro velocidades
  • Alto precio
  • Algunas terminaciones del interior