Skoda Fabia 1.4 TDi 2009: Checo al cuidado de tu bolsillo

por Don Ruta

La crisis financiera, el alto precio del combustible, la alta polución, entre otros factores, han llevado a que el mercado automotriz mundial cambie y seguirá así por muchos años. Por ello, la importancia de la potencia, prestaciones y el dinamismo en general está perdiendo protagonismo en la oferta.

Ya no es primordial elegir neumáticos de perfil bajo, una suspensión deportiva o motores muy potentes de reacciones explosivas. Hoy, las opciones tienen que ser más razonadas, más aterrizadas a nuestra realidad actual y el nuevo Skoda Fabia 1.4 TDI responde a algunas de estas interrogantes globales.

Tras un largo letargo en modelos que fueran atractivos para la gente, el fabricante europeo Skoda (a cargo del grupo Volkswagen) llegó con fuerza hace un par de años al país e introdujo nuevamente en Chile un viejo conocido. Se trata del Fabia, un hatchback compacto de marcado aspecto juvenil y que apunta ser un pilar fundamental en el proceso de crecimiento de la marca en el país y a nivel mundial. En Europa este modelo es éxito de ventas y en esta ocasión testeamos en Rutamotor el con motorización diésel 1.4 TDI “Ambiente” de 80 CV. Su precio es de CLP $7.290.000.

Skoda Fabia 1.4 TDi 2009 Retrotest Rutamotor-2

Esta versión incluye control crucero, radio CD MP3 con conexión auxiliar, aire acondicionado, asientos delanteros regulables en altura, guantera refrigerada, alzavidrios delanteros. Un detalle: la unidad que probamos no tenía espejos eléctricos, elemento que nos parece importante, dado que estamos hablando de un vehículo por sobre los $7 millones.

En materia de seguridad todos los Fabia incorporan doble airbag, barras de protección lateral, habitáculo de seguridad indeformable, zona de deformación programada delantera y trasera, inmovilizador electrónico de seguridad, tres apoyacabezas traseros ajustables en altura, asientos delanteros con antiefecto submarino y anclajes Isofix.

RECUERDA AL MINI

Estéticamente el Skoda Fabia tiene una estética que agrada. Recuerda mucho al Mini, y más aún si le incluye la opción de techo blanco. Llaman la atención los voluminosos grupos ópticos delanteros y traseros, así el parachoques integrado. A simple vista parece pequeño, pero no lo es tanto ya que llega a los cuatro metros de largo.

Interiormente tiene una altura disponible muy destacada, ideal para pilotos altos (sobre 1.85 metros), muy por sobre la media en modelos de su categoría. El tablero tiene un diseño atractivo pero algo plano y con plásticos de buena calidad, una mezcla bi-color entre un gris muy claro y un sector de polímeros color negro. El interior es agradable, de formas sencillas y el bi-tono del tablero le dan un aspecto más luminoso y agradable. El volante tiene un grip muy agradable.

Skoda Fabia 1.4 TDi 2009 Retrotest Rutamotor-4

Los asientos son bastante sencillos, pero cómodos. La sujeción lateral es suficiente para el tipo de conducción que se espera en un modelo de este tipo. La posición del asientos y volantes es alta y ello permite que la visibilidad hacia el exterior sea óptima. Destacable es la regulación en altura del asiento del conductor. Atrás hay mucho espacio disponible para piernas, ancho y alto. El maletero es bastante amplio, con más de 300 litros de capacidad.

¿ME DIJO TRES CILINDROS?

A estanque lleno El Fabia TDI puede rodar unos 800 kilómetros. Tiene capacidad de 40 litros. En ciudad logra un rendimiento de 21 km/l promedio y en ciudad unos 25 km/l a 90 km/h. Este motor tri-cilíndrico sobresale más por su bajo consumo que por sus reacciones “nerviosas”. Su mecánica diesel es algo “ruidosa” (sobre todo al ralentí). Desarrolla una potencia máxima de 80 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 195 Nm 2.200 rpm. La caja de cambios es manual de cinco velocidades con un manejo muy agradable, con el tacto propio de Volkswagen. Acelera de 0 a 100 en 13,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 172 Km/h.

Desde cero le cuesta partir, es una planta motriz que desde bajas revoluciones decae muchor y se hace necesario acelerarlo antes de partir para que no se “clave”. Por ello recomendamos revolucionar el motor con generosidad antes de soltar el embrague. Conviene acelerarlo cerca de los 2.000 RPM para encontrar un rendimiento dinámico distinto. Sobre ese punto el motor TDI sube ágilmente de vueltas y tiene un “tirón” muy agradable del turbo que hace de las recuperaciones un placer. Eso si, su ruido es un poco elevado cerca de los 4.000 rpm.

Skoda Fabia 1.4 TDi 2009 Retrotest Rutamotor-5

En carretera se defiende bien, sobre todo en aceleración desde tercera y cuarta velocidades. En adelantamientos, siempre que los RPM fluctúen entre los 2.000 y 3.500 rpm, se desempeña muy bien, con una rapidez destacable. Además no cuesta lograr promedios por sobre 120 km/h con total seguridad.

Su suspensión buscan el compromiso entre comodidad y efectividad. Entra en curvas sin balancear mucho y las imperfecciones del camino llegan atenuados a los ocupantes. El tren delantero responde muy bien en zonas de curvas y no se caracteriza por un fuerte subviraje. El tren trasero es noble y predecible. En resumen su manejo es sencillo, agradable, natural y sin sorpresas. Frena bien y su dirección entrega mucha “información” al conductor, y además es bastante precisa.

Hay pocos puntos negativos para el Fabia. Es un auto simple que permite moverse rápido en ciudad, ir de compras o de paseo con unos consumos muy reducidos. En suma un producto interesante, atractivo y equilibrado.

LO BUENO:

  • Estilo propio
  • Espacio interior
  • Altura disponible
  • Equipamiento
  • Autonomía y rendimiento motor tri-cilindrico TDI

LO MALO:

  • Vibraciones motor diesel
  • Falta de alzavidrios atrás
  • Espejos manuales