Se profundiza la crisis de seguridad en GM tras nuevo llamado a revisión por grave falla en encendido

por Don Ruta

Los estándares de seguridad de los vehículos de General Motors (GM) volvieron a quedar en entredicho este lunes cuando la firma estadounidense se vio obligada a añadir otros 8,2 millones de unidades a su extensa lista de llamados a revisión, debido a un grave defecto en los interruptores de encendido, indicaron hoy varias agencias.

La nueva medida comprende automóviles de mayor antigüedad y eleva a 29 millones el total de vehículos llamadas a taller, lo que supera a los 22 millones revisados el año pasado por todas las empresas del sector. Al mismo tiempo, agravó las dudas sobre la seguridad de los interruptores de encendido en todos los vehículos en general.

GM dijo que las revisiones se relacionan con un “giro involuntario de la llave de encendido” que hace que el motor se apague. El llamado abarca siete modelos, entre ellos el Chevrolet Malibu de 1997 a 2005 y el Pontiac Grand Prix de 2004 a 2008. Al mismo tiempo, abarca el sedán de lujo Cadillac CTS 2003-2014.

GM fallas encendido-1

Hasta el momento, se atribuyen tres muertes, ocho lesionados y siete accidentes relacionados con el problema, aunque la automotriz de EE.UU. sigue afirmando que no tiene evidencia definitiva de que los interruptores defectuosos fueran la causa directa. Las bolsas de aire no se desplegaron en los tres accidentes con decesos, lo cual es un indicador de que el interruptor no estaba encendido. Sin embargo, dichos dispositivos pueden no abrirse por otras razones. No obstante, otros recuentos elevan a 13 el número de víctimas fatales en relación con el desperfecto.

Un portavoz de GM no quiso confirmar este lunes si se esperan más llamados a revisión. En la junta anual de accionistas realizada a comienzos de junio, la directora general, Mary Barra, previó que la mayoría de las convocatorias de este tipo podrían completarse para finales de mes.

Lance Cooper, un abogado que está demandando a la automotriz, dijo que no estaba sorprendido por el nuevo llamado y predijo que habrá más.