Con Opel en manos de PSA, ¿cuál será el futuro de Vauxhall?

por Don Ruta

Ya sabemos que General Motors logró lo que estuvo buscando hace años: deshacerse de sus marcas europeas Opel y Vauxhall, parte de la línea generalista que no lograba llamar mucho la atención, y que cayó en manos de un grupo generalista que hace años lucha por volver a ser alguien importante en el segmento medio, PSA Peugeot Citroen.

Al menos hasta ahora PSA jura de guata (en no-chileno: “asevera categóricamente”) que conservarán la marca Opel, pero el futuro de Vauxhall no se ve tan bueno. Vauxhall es desde 1979 el equivalente británico de Opel, donde lo único que cambia es el nombre y emblema de la marca; mecánicamente y hasta el nombre de los modelos son los mismos, por lo que no tiene mucho sentido gastar dinero para mantener ambas líneas separadas.

Otro hecho importante es el Brexit, que acrecentó los costos y valores de los vehículos fabricados por Vauxhall, comparados con los de Opel. Y eso bien lo saben en Alemania, donde usarán ese argumento como uno de los principales para mantener funcionando las plantas alemanas de Opel, en desmedro de las que tienen en el Reino Unido. Porque claramente el grupo de marcas generalistas PSA necesita dos marcas más del mismo segmento para crecer… pregúntenle a General Motor que tal le fue cuando pensaba así.