Nissan 370Z 7AT 3.7L 2014: Más ágil y entretenido para jugar como un niño

por Gabriel Baeza

Por más de 40 años, el “Z” ha sido símbolo de supremacía en autos deportivos para entusiastas y fanáticos de todo el mundo. Con seguridad, muchos de ustedes conozcan a este deportivo japonés, que sigue la zaga de su hermano, el Nissan 350Z, que cautivó a muchos cuando fue lanzado hace ya más de 12 años (2002) y que sería el sucesor del exitoso modelo 300ZX de los años 90.

Este nuevo 370Z ya tiene un tiempo en el mercado, pero eso no significa que haya perdido su atractivo ni menos su característica más importante… la entretención al volante. Recordemos que nos encontramos ante un coupé para dos pasajeros, con un maletero pequeño, motor delantero y tracción trasera y que busca básicamente entregar sensaciones deportivas a su conductor.

Exteriormente tiene un tamaño bastante menor del que aparenta, con un largo de solo 4.250 mm, un ancho de 1.845 mm y un alto de 1.315 mm, con una distancia entre ejes de 2.550 mm. Cuenta con detalles para disminuir su peso, como capó, portalón trasero y puertas hechas de aluminio, alcanzando un peso total de 1.450kg. Llega a Chile en una única versión con equipamiento full y caja de cambios automática a un precio de CLP $24.990.000.

DISEÑO TIPO “BOOMERANG”

Su diseño es inconfundible y a la vez llamativo. Sus focos delanteros tiene una característica forma tipo boomerang, la que acompaña por arriba al capó  por abajo se funde con el paso de ruedas. Su parachoques tiene una forma muy deportiva, cercana al suelo y que incorpora luces de conducción diurna tipo LED verticales, muy llamativas.

Nissan 370Z 3.7 (7)

Mirándolo de lado, veremos que destacan sus llantas de 19 pulgadas, con acabado grafito y que permiten ver sus grandes frenos con caliper en color rojo. Vemos que el capó alargado se lleva un gran porcentaje de su línea lateral, donde se aprecia además el logo Z, distintivo del modelo y de la zaga. Su zona vidriada desciende con la forma del techo y termina en una pequeña ventana trasera. Sus manillas colocadas verticalmente también son un detalle distintivo del modelo.

Ya en su parte posterior, vemos nuevamente como los focos repiten la forma tipo boomerang de los delanteros, aunque un poco menos alargados que los delanteros. Cuenta con una gran luneta trasera en el portalón, que incluye un pequeño y discreto alerón. Incorpora además un limpia luneta, detalle no muy común en este tipo de vehículos, pero que se agradece en días de lluvia. Su parachoques trasero termina en una luz antiniebla central y en dos grandes escapes, uno en cada costado.

Nissan 370Z 3.7 (21)

HABITÁCULO DEPORTIVO

Abriendo la puerta, vemos como ingresamos a un habitáculo marcado por la deportividad, donde sus asientos están muy cerca del suelo, y el copkit esta plenamente dirigido hacia el conductor. Cuenta con un deportivo volante de 3 radios, con controles de la radio y velocidad de crucero, pero más importante aun son las paletas tras este para controlar los cambios de la transmisión.

Su tablero de instrumentos vuelve a repetir esto, con un gran tacómetro central que marca hasta las 9.000 rpm y una zona roja a partir de las 7.500 rpm. A la derecha de este se encuentra el velocímetro, tarado hasta los 280 km/h y a la izquierda los medidores digitales de nivel de combustible y de temperatura de liquido refrigerante, y con una pantalla al centro de estos, que nos indica la información del computador a bordo.

Nissan 370Z 3.7 (25)

Esta información se complemente con tres relojes colocados en la parte alta del tablero central, donde se informa sobre la temperatura del aceite, nivel de carga de la batería y un reloj. En este misma línea pero más abajo, se encuentra su sistema de audio, que denota un poco el paso de los años, ya que no cuenta con sistema bluetooth ni entrada USB, solo con plug auxiliar. Por último, bajo la radio, se encuentran los controles del climatizador manual, de manejo muy simple, pero un poco alejado de la vista.

Como equipamiento de confort, cuenta con asientos tapizados en cuero, eléctricos en dos movimientos (ajuste de ángulo de respaldo y distancia del asiento al volante) y calefaccionados, sistema de audio con parlantes BOSE, acceso sin llave y botón de encendido, espejos con abatimiento eléctrico, kit eléctrico completo, entre lo más destacable.

En el item seguridad agrega multiples airbags (frontales, laterales y de cortina), Frenos de disco en las 4 ruedas con ABS, EBD y asistencia de frenada, control de estabilidad, control de tracción, inmovilizador de motor y apoyacabezas activos, como equipamiento más importante.

Nissan 370Z 3.7 (27)

UN 3.7 CLÁSICO, PERO EFECTIVO

Su motor es un conocido y reconocido, VQ37VHR, de 6 cilindros en V, 3.7 litros, distribución variable, que entrega una potencia máxima de 332 hp a 7.000 rpm y 363 nm de torque a 5.200 rpm. Se acopla a una transmisión automática de 7 velocidades, con modo de manejo manual y paletas en el volante. Su funcionamiento es muy rápido, donde además al reducir velocidades, acelera y simula un efecto tipo “punta-tacón”, que es un deleite cada vez que frenamos o buscamos reducir con ayuda del motor.

Su equipo de frenos es realmente destacable, ya que gracias a sus 4 discos Akebono, con calipers de 4 pistones adelante y 2 pistones atrás, permiten una potencia de frenado muy alta y una resistencia al calentamiento muy elevada. Su suspensión está muy bien calibrada, siempre teniendo claro que nos encontramos en un deportivo.

Nissan 370Z 3.7 (16)

Llega el momento de comenzar la marcha y solamente basta encender el motor para escuchar el rugido de su motor 3.7. y ver como cobra vida la aguja del tacómetro. Soltamos su freno de mano, el que por cierto queda muy a la mano y nos hace pensar en utilizarlo en curvas para derrapar, y partimos la marcha.

Rápidamente queda claro que su ambiente ideal no es la ciudad, no porque sea difícil de manejar, sino porque vamos muy cerca del suelo, nos sentimos a veces un poco desprotegidos cuando nos acercamos mucho a los grandes SUV que transitan por la ciudad y que parece que podrían pasar por arriba nuestro en cualquier momento. También en algunas situaciones vemos que la altura al suelo y el ángulo de ataque nos jugaran una mala pasada, ya que rozaremos en algunas situaciones.

Nissan 370Z 3.7 (18)

Pero no nos preocupemos, su sistema de sonido nos deleitara con un muy agradable sonido, gracias al equipo BOSE, aunque a veces dan ganas de apagarlo para escuchar el sonido de su motor. Es muy claro como llega el sonido de su mecánica al habitáculo, en parte por ir cerca del suelo, por tener motor y transmisión muy cerca y probablemente, porque la marca lo hizo deliberadamente para aumentar las sensaciones deportivas al volante.

Ya en caminos o carreteras más abiertas, podemos exprimir mejor su motor, aprovechar la caja de cambios, que funciona muy bien en modo automático, y mejor cuando la manejamos de manera manual gracias a sus levas en el volante. Es un placer escuchar como engancha al bajar de marcha, algo que nos acompañara en cada frenada o acercamiento a una curva. Un placer para los oídos.

Nissan 370Z 3.7 (24)

En caminos con curvas, vemos que se trata de un automóvil realmente ágil, con un motor  y equipo de frenos que acompañan en todo momento, acercando la sensación de manejo a la de deportivos más tradicionales, como Porsche, gracias a su tracción trasera, empuje y frenos. Otros modelos de marcas premium no alcanzan a entregar una sensación tan pura, muy similar a los de deportivos de antaño, donde basta desconectar el control de tracción y estabilidad, para sentir la viveza de su tren posterior.

UNA CAJA AT RÁPIDA (pero no para pista)

Tuvimos además la oportunidad de probarlo brevemente en la pista del CMA (Centro de Manejo Avanzado), de las Vizcachas, donde demostró que está preparado para estos “maltratos”, con una capacidad para girar plano, frenar muy fuerte y encima de las curvas, un buen agarre, y sobre todo, un nivel de entretención al volante muy elevada. Quizás el único punto bajo es su caja de cambios automática, que si bien responde muy bien, no es la más indicada para tratos demasiado exigentes, donde la versión manual si responde de mejor manera.

Nissan 370Z 3.7 (23)

Buscándole los puntos bajos, ya comentamos que debido a su configuración de deportivo, es bajo en algunas situaciones de ciudad, no es lo más cómodo (aunque hay que reconocer que su suspensión está muy bien calibrada y no es incomoda), y personalmente el punto de manejo tan bajo es algo que no me termina de convencer cuando estamos rodeados de vehículos muy grandes al lado.

Su consumo es esperable, con medias en ciudad en torno a los 6 km/l y unos 10 km/l en carretera, obviamente  con aceleraciones bruscas de por medio. Los materiales son correctos en general, el equipamiento bueno, y solo podríamos criticarle la falta de algunas ayudas que nos tienen acostumbrados en general los modelos de este rango de precio, como sensores de estacionamiento o cámara de retroceso. Este último punto también podría estar acompañado de una radio con pantalla y sistema multimedia, pero la verdad es que como mencionamos antes, la radio fue algo que no nos preocupamos mucho en lo que duro la prueba.

Nissan 370Z 3.7 (1)

Como conclusión, tenemos un deportivo de tomo y lomo, que recuerda lo que eran los deportivos de generaciones pasadas en lo referente al disfrute y efectividad al volante, donde si desconectamos las ayudas electrónicas, colocamos la caja de cambios en modo manual, nos entregara un disfrute muy elevado y conectado con el automóvil. Lo demás, si buscamos espacio de carga, comodidad y llevar a más pasajeros, se lo dejaremos a otro vehículo. Este lo dejamos para jugar.