CAMIONETAS

Mercedes Benz X250d Power 4Matic 7AT 2018 – Toma de Contacto

Mercedes Benz X250d Power 4Matic 7AT 2018 – Toma de Contacto

Durante la segunda jornada, correspondiente al pasado jueves 18 de octubre, nos apersonamos a las 07:45 AM en el Hotel W, para formar parte de la prueba de manejo de largo aliento, enmarcado dentro del evento del “Lanzamiento Mundial” de la nueva Clase X de Mercedes Benz. Luego de la acreditación de rigor, nos fue asignado un ejemplar color negro kabara metalizado, con patente germana  S-XK4710, correspondiente al acabado X250d Power 4Matic 7AT, donde fuí acompañado en todo momento por el Sr. Martín Iñaki, gerente de ventas y marketing VANS para Latinoamérica de Daimler Benz, y del Sr. Gonzalo Vallejo, encargado de comunicaciones de Kaufmann.


En Rutamotor, fuimos invitados junto a un grupo de medios chilenos para estar presentes en esa memorable jornada. La ruta de viaje contempló manejo desde Santiago hasta Viña VIK, para luego terminar en Viña Santa Rita, totalizando 383 kilómetros recorridos.

Sin embargo, antes de adentrarnos en las intimidades de esta nueva camioneta, es preciso señalarles una breve síntesis acerca de los orígenes de este modelo, cuyo conceptual fue presentado a finales de octubre de 2016, como “Concept X-Class”, También comparte con el celebrado prototipo la singular versatilidad en el uso del vehículo: desde la pickup robusta, apta para cualquier terreno hasta aquella usada por la familia.

Es sabido que este modelo comparte su ADN con sus hermanas Alaskan de Renault y NP300 de Nissan, donde comparten gran parte de sus componentes, pero donde se han aprovechado las fortalezas de cada fabricante: la excelencia y experiencia de Nissan en la fabricación de camionetas, la técnica de Renault en lo que a motores diesel se refiere y el extenso “expertise” de Mercedes Benz en cuanto a terminaciones de lujo y control de calidad.

EN UN SEGMENTO NUEVO

Con la  nueva Clase X, Mercedes Benz entra en un segmento totalmente nuevo, pero que no le es totalmente desconocido, tal cual se los daremos en la tercera parte de este especial con un repaso a la historia de un ejemplar muy especial. Los atributos apreciados por los usuarios de las pickups medianas se perfeccionan con las propiedades características de un Mercedes-Benz como son: dinamismo, confort, diseño, seguridad, interconexión en red y numerosas posibilidades de personalización. Se trata de un producto que combina el carácter premium con las capacidades que tiene una camioneta para labores de trabajo y fuera del asfalto, considerando que su rival más directo podría ser la VW Amarok V6 (estando el Clase X muy por sobre ella), variante que aún no aterriza por estos lares.

Ahora bien, a grandes rasgos, les podemos contar que su introducción en el mercado comienza en noviembre de 2017 en Europa. A principios de 2018 seguirán Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda; a principios de 2019, Argentina y Brasil, mientras que su lanzamiento oficial en Chile tendría lugar en septiembre de 2018, ofreciéndose en tres niveles de equipamiento (por confirmar):

  • Pure: Pensada para aquellos clientes que buscan una camioneta funcional y robusta, pero que tal cual pudimos contemplar durante la tercera y última jornada con pruebas Offroad que se desarrollaron en la Hacienda Santa Martina, este nivel de equipamiento dejará contento a muchos de sus potenciales compradores.
  • Progressive: Presenta detalles de más confort y estilo.
  • Power: Viene siendo la línea de equipamiento más completa, pensada en aquellos compradores que priorizan el estilo, performance y confort, motores de cuatro y seis cilindros, tracción trasera y tracción integral acoplable o permanente, cambio manual de seis marchas y cambio automático de siete marchas. A esto se añaden seis tapizados diferentes para los asientos, incluyendo dos acabados en cuero, tres elementos de adorno para el puesto de conducción y un variado programa de accesorios desarrollados por Mercedes-Benz que hacen posible personalizar la Clase X a un nivel muy superior al de su competencia.

De ese modo, la Clase X se dirige a grupos muy diferentes de clientes: agricultores, empresarios, constructores o bien familias con afinidad por los productos de gama alta. Tampoco podemos dejar de lado a los individualistas atentos a las nuevas tendencias en y los aventureros aficionados al deporte.

UN MERCEDES ROBUSTO

Analizando sus líneas, vemos que conjuga a la perfección el estilo con un carácter robusto, destacando su proa con la estrella central cromada, rodeada por las dos lamas en gris satinado, un capó alto con resaltes abultados, mientras que los faros Full LED se adentran en los pasos de ruedas laterales. Nuestra versión Power mostraba un parachoques se color, mientras que la zona baja va terminada en resina gris, con los neblineros en las esquinas, y la zona central que rodea a la toma de aire/difusor va resaltada en cromo, destacando la impresión de alta calidad de este acabado.

Lateralmente realizamos el ejercicio de compararla con sus hermanas, advirtiendo de inmediato, el refinamiento de Mercedes Benz en la zona de los pasos de ruedas, que no lucen ensanchados, mientras que los espejos son del color de la carrocería (versus los cromados) con repetidores de los intermintentes incorporados en las carcasas (lógicamente LEDs). Otra sutil diferencia la encontramos en las pisaderas laterales. Mercedes precinde de los guardafangos en las cuatro ruedas. Nuestro ejemplar se deslizaba sobre neumáticos ContinentalContiCrossContact de medida 255/60 R18 con llantas de aleación de seis radios dobles en color gris Himalaya, que al circular por zonas pedregosas o ripiados, apenas lo percibiésemos en su interior.

En su zaga, vemos que la Clase X presenta una ventanilla trasera deslizable eléctricamente, además de una elegante cubierta rígida a tono con el color de la carrocería con cerradura independiente. También presentaba un parachoques cromado que acentúa la impresión de alta calidad de esta variante. En el parachoques se ha integrado un peldaño que facilita el acceso confortable a la caja de carga durante la carga y descarga. Si se precisa un ángulo de apertura mayor de 90° del portón trasero, se podrá ordenar sin parachoques trasero. En ese caso, el ángulo de apertura máximo del portón trasero es 180°.

Otro elemento diferenciador son sus luces traseras dispuestas verticalmente, pero mucho más discretas en términos estéticos, pero no por eso menos eficaces y visibles (también con tecnología LED). El portalón exhibe la discreta estrella de tres puntas, justo bajo la manilla de apertura. En el entendido de que se trataba de unidades de preproducción, ninguna disponía de los clásicos anagramas X250d o 4Matic, por lo que a simple vista no podíamos diferenciarlas por motorización.

La Clase X es la única pickup mediana equipada de serie con iluminación de la superficie de carga. En la tercera luz de freno se integran elementos LED que iluminan la totalidad de la base de la caja de carga. Para el manejo se utiliza un interruptor en la consola central. La luz se apaga automáticamente en el momento en que se conecta el encendido. El equipamiento de serie de la base de la caja de carga incluye asimismo una caja de enchufe de 12 voltios para conectar equipos adicionales como, por ejemplo, un compresor.

Sus dimensiones alcanzan los 5.349 mm de largo; 1.920 mm de ancho y 1.819 mm de alto, mientras que su batalla alcanza los 3.150 mm. Su capacidad de carga útil alcanza los 1.042 kilos, mientras que su capacidad de arrastre de hasta 3.5 toneladas, le permite arrastrar un remolque con tres caballos o bien un yate de hasta ocho metros de eslora.

UN TABLERO CÓNCAVO

El tablero de instrumentos dispone del elemento de adorno cóncavo típico de Mercedes, que abarca toda la anchura interior. Este rasgo genera una agradable sensación de espaciosidad y libertad y transmite modernidad purista. Para la Clase X Power se ofrecen tres versiones diferentes de los elementos de adorno: efecto pixelado negro mate, efecto aluminio con rectificado longitudinal y efecto madera veteada marrón mate, este último presente en nuestra unidad de prueba. En armonía con esta impresión de alto valor, la sección superior del puesto de conducción presenta una superficie de símil de cuero Artico, a elección en negro o en marrón nuez.

La nota deportiva la ponen los característicos difusores redondos de ventilación. En función de la línea de equipamiento elegida, los difusores son de color negro de alto brillo o silver shadow. La zona de la consola central presentaba una pantalla táctil de 8,4″, que proyectaba imágenes de alta resolución, apreciándose en la calidad de las imágenes de la cámara de 360º o el sistema de GPS, de gran ayuda en nuestra travesía.

El cuadro de instrumentos presenta grandes relojes analógicos tomados de las Clase C y V con forma de tubo: velocímetro con indicador de nivel combustible del lado izquierdo, y tacómetro con indicador del nivel de temperatura del refrigerante del lado derecho. Al centro se ubica el completo computador de abordo con una pantalla de 5,4″, que se comanda desde el los mandos satelitales ubicados en el volante (las clásicas doce teclas de Mercedes, seis a cada lado), que al igual que el pomo de la palanca de cambios y la palanca del freno de mano, van revestidos en cuero.

Sin duda que el confort fue un tema prioritario en el desarrollo de los asientos, donde apreciamos materiales de alta calidad y una estructura con sujeción lateral ideal, una posición elevada sobre el asiento y el uso de espumas de conformación ergonómica fueron garantes del confort para nuestro extenso test. Sume a lo anterior, la presencia en nuestra camioneta de prueba de asientos delanteros eléctricos (incluso el ajuste lumbar es eléctrico) y calefaccionados, cuyo comando de accionamiento se ubica en el costado de cada asiento.

La habitabilidad, tanto en las plazas delanteras como traseras es correcta, sobre todo delante con amplio espacio disponible para los ocupantes. Hice el ejercicio de sentarme atrás, quedando con espacio justo para las piernas y cierto espacio libre sobre mi cabeza, tomando en cuenta mi estatura sobre 1.85. Otro plus del Clase X es la presencia como elemento de serie del sistema de sujeción de sillas infantiles que Mercedes Benz denomina como i-Size, que admite hasta dos de estos elementos de transporte para dos seres pequeños.

En el puesto del conductor, una vez que uno regula los reglajes básicos de asiento y espejos, no hay mucho más de que preocuparse. Basta con adecuar el climatizador bizona a la temperatura deseada, para sólo ocuparse de manejar. La visibilidad es correcta por medio de los espejos externos, mientras que el interior, sólo hay que precaver bajar el apoyacabezas central para mejorar la visión. Todos los comandos están al alcance de la mano. Sólo hay que acostumbrarse al comando que acciona los limpiaparabrisas que se ubica del lado izquierdo.

CON EL BITURBO DE 190 CV

Llegado el momento de explorar su mecánica, nos hubiese gustado, como elemento diferenciador, que el capó hubiese contado con dos amortiguadores a gas, en vez de la clásica varilla, que puede resultar algo incómoda de poner para una persona de estatura media. Nuestro X 250d Power 4Matic era movilizado por un motor biturbo diesel, con 2.298 c.c. de desplazamiento, cuatro cilindros en línea, entregando 190 CV de potencia a 3.750 vueltas, mientras que su par de 450Nm lo tenemos disponible cuando el tacómetro se ubica entre las 1.500 y 2.500 vueltas.

Sobre las impresiones que me dejó este propulsor, en base a mi experiencia de haber probado la NP300, fue la notoria suavidad de funcionamiento. En el caso de NP, ésta manifiesta su rumorosidad desde bajas revoluciones, lo que en el caso del Clase X, circulando en zona de embotellamiento a hora peak, con las ventanas cerradas, da cuenta del buen trabajo de insonorización realizado por los ingenieros en el vano del motor y la cabina, lo que sumado al trabajo realizado por la caja automática de siete marchas, hicieron del manejo una experiencia sumamente placentera.

Al momento de incorporarnos a las zonas de autopista, bastaba con pisar ligeramente el pedal del acelerador, para advertir el rebaje de marchas y la rápida aceleración. Se agradece la presencia de los 30 CV adicionales, respecto de sus hermanas. También debo señalar que la transmisión automática, durante la conducción por zonas de pendientes escabrosas, nos facilitó mucho el manejo, por cuanto enganchaba, evitando tener que usar el freno de manera innecesaria, además de haberla llevado sólo con tracción al eje trasero, disponiendo en todo momento de un control y seguridad absolutas. La Clase X dispone de serie frenos de discos ventilados en las cuatro ruedas, con sistema ABS y ESP, servofreno de emergencia BAS y sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado. Durante los tramos más exigentes de la prueba, no demostraron fatiga alguna.

Un elemento que siempre ha formado parte del “Leit Motiv” de Mercedes Benz es la seguridad, y la nueva Clase X no es la excepción a la regla, por cuanto dispone de serie de siete airbags, habitáculo de alta resistencia, con deformación programada tanto delante como atrás, sumado a la presencia de avanzados sistemas de asistencia al manejo, que esperamos estén presentes en las versiones configuradas para Chile, como son:

  • Asistente de frenado activo.
  • Detector de cambio involuntario de carril.
  • Programa de estabilización de remolques.
  • Monitor de presión de los neumáticos.
  • Control crucero Tempomat.
  • Cámara de 360º, que se conecta automáticamente al acoplar la marcha atrás. Utiliza cuatro cámaras de corto alcance interconectadas en red para mostrar en el visualizador central una imagen realista del vehículo y su entorno a vista de pájaro, facilitando así el estacionamiento y las maniobras.

Después de una convivencia de casi ocho horas con la llamada “Primera pick-up del Siglo XXI” según Mercedes, podemos decir que esta prueba cambió radicalmente la apreciación previa que teníamos del vehículo. Sin duda un digno portador de la estrella del fabricante alemán, que sorprenderá a quienes la manejen o viajen en ella. ¿Qué opinan?

CAMIONETAS

Cabeza de tuerca desde que era un Citycar. Estudió periodismo para dedicarse seriamente al mundo motor. Japan Carslover, especialmente de Subaru y Toyota. Anhela tener una colección de autos tan grande como lo es su colección de catálogos.

Más en CAMIONETAS

Neuron T/One – Una camioneta 100% eléctrica que compite con la Cybertruck

Claudio Marffuldiciembre 15, 2019

Shelby F-150 Super Snake confirmada para su producción con 770 Hp y menos de 3.5 segundos de 0 a 60 mph

Gabriel Baezadiciembre 8, 2019

Prototipo de la pick up Hyundai Santa Cruz es vista por primera vez en Corea del sur

Gabriel Baezadiciembre 5, 2019

¿Jeep Gladiator con 1.000 Hp? Conoce al Maximus de Hennessey Performance

Gabriel Baezadiciembre 3, 2019

Prueba Mercedes Benz X350d 7G-tronic 258 Hp – Corazón 100% alemán

Gabriel Baezanoviembre 26, 2019

RAM 1000 estrena la nueva versión diésel automática y 4×4

Gabriel Baezanoviembre 24, 2019

Nissan presentó su camioneta Frontier Desert Runner con 600 HP

Claudio Marffulnoviembre 23, 2019

I want to believe: Tesla presentó su camioneta Cybertruck

Christian Martineznoviembre 22, 2019

Great Wall Wingle 7 2.0 VGT 4×2 140 Hp: Mejora constante desde China

Gabriel Baezanoviembre 18, 2019

Send this to a friend