McLaren cierra el año con su nuevo superdeportivo para pista Senna

por Don Ruta

McLaren tomó a medio mundo por sorpresa al revelar al Senna, su último superdeportivo de la línea Ultimate Series, donde están los más potentes de la marca como el híbrido P1. Su nombre  es un homenaje al brasileño campeón de Fórmula 1 Ayrton Senna, tal como lo pensaste.

Con un aspecto bastante curioso y polarizante de opiniones (tiene tantos detalles y proporciones curiosas que no hay término medio, o te gusta o no te gusta) hay algo que sí deja en claro: su ambiente natural es la pista, donde es un cañón. Preparado para ser un juguete de track day, tiene un motor 4.0 V8 de 789 hp y 800 Nm (el motor a combustión más potente que McLaren ha instalado en algún vehículo de su marca) suficientes para impulsar sus 1198 kg de peso sin ningún problema.

El enorme alerón trasero tiene accionamiento hidráulico, para generar la carga aerodinámica necesaria en el momento. Por si fuera poco, tiene además un freno de aire (una paleta que se levanta para generar resistencia extra) y un difusor trasero de fibra de carbono.

El vehículo fue presentado en un evento privado, ya que su estreno oficial está programado para el próximo salón de Ginebra. Aún así, las 500 unidades que fabricarán ya tienen dueño, los que fueron previamente contactados de forma particular para ofrecer el modelo, muy al estilo de negocios que tiene Ferrari con su serie tope. La última unidad sin embargo fue subastada, y vendida por 2.7 millones de dólares, los que irán directo a la Fundación Ayrton Senna (al igual que un porcentaje de cada unidad vendida) creada por la hermana de Senna para ayudar a niños en situación de riesgo en países pobres.