Mazda 787B 1991: Un rotatorio que rendía como ninguno

por Don Ruta

Revisando videos en Youtube encontramos un auto de competición que se transformó en un referente moderno, sobre todo debido a su performance en las 24 horas de Le Mans, en donde tenemos un clásico de clásicos, nos referimos al Mazda 787B. Este clásico auto de carreras tiene un gran palmarés en las competiciones, ya que venció en las “24 Horas de Le Mans” de 1991 y además supuso la demostración de que un motor rotativo podía ser muy fiable y eficaz. Además, es aún el único automóvil asiático en ganar las 24 horas de Le Mans y actualmente es un icono del automovilismo sobretodo por el inconfundible sonido de su motor.

EL MOTOR ROTATORIO R26B

Tan particular planta motriz consistía de un motor rotativo R26B que tenía cuatro rotores de 654 cm³, que entregaba una potencia de 700 CV a 9.000 rpm y 608 Nm a 6.500 rpm de torque. La propia marca aseguraba que el tope de potencia podía llegar a los 930 CV y rozar un máximo de 10.500 vueltas, aunque estas especificaciones nunca llegaron a usarse en carrera para no incidir en problemas de fiabilidad. Además, su bajo peso, solo 830 kg, permitía que el superauto tuviera muy pocas inercias y una aceleración 0-100 km/h inferior a los 3 segundos.

No era el auto de carreras más rápido, pero como era muy liviano tenía mejor economía de combustible y los ingenieros de Mazda estaban convencidos de que esta vez la fiabilidad de sus autos era la mejor posible. Aunque la fama del Mazda 787B viene dada por su periplo en las 24 horas más famosas del mundo del automovilismo a manos de Johnny Herbert, Volker Weidler y Bertrand Gachot, lo cierto es que también compitió a nivel mundial en el World Sportscar Champhionship (Le Mans era una prueba del calendario) y el All Japan Sports Prototype Championship.

UN TRISTE FINAL

A fines de la temporada 91, la FIA prohibió los motores rotativos para competiciones como las 24 Horas de Le Mans (la regulación sólo permitía motores como los que se usaban en F1) y con ello dio fin al Mazda 787B, que tuvo que ser relegado a otras pruebas no internacionales. Por lo que tuvo un triste final para un auto único, por su performance, y particularmente por su sonido. ¿Conocías el Mazda 787b?, coméntanos…

RESUMEN TECNICO MAZDA 787B (1991)

Motor: 4 rotores, 2.616 cc, posición central trasera
Potencia: 700 CV a 9000 rpm
Torque: 608 Nm a 6500 rpm
Transmisión: Caja de cambios Mazda-Porsche sincronizada de cinco velocidades.
Frenos: Discos Brembo de carbono a las cuatro ruedas
Peso: 830 kg
Relac. peso/potencia: 1.19 kg/CV
Distancia entre ejes: 2662 mm
Neumáticos: Dunlop 300/640 R18 delanteros y 355/710 R18 traseros
Palmarés: Ganador de las 24 Horas de Le Mans de 1991.