La Toyota Sequoia TRD 2023 es su SUV más grande lista para salir del camino

por Cristian Martinez

Toyota hizo el estreno de su SUV más grande, la Sequoia, que llega completamente renovada tras casi una década, siguiendo los pasos de la nueva generación de la camioneta Tundra. La novedad es que esta vez el tamaño no fue un impedimento para que la Sequoia también tenga de fábrica disponible una versión TRD Pro preparada para todo terreno.

Independiente de la versión y equipamiento, la nueva Sequoia tiene como única opción motriz la plataforma híbrida i-Force Max, que combina un motor 3.5 V6 twinturbo a gasolina con un motor eléctrico, montado entre el V6 y la transmisión automática de 10 marchas. La potencia total es de 437 hp y 790 Nm, casi 56 hp y 246 Nm más que en el antiguo 5.7 V8 de la versión anterior, y un rendimiento mucho mayor. También la tracción es trasera o total, según equipamiento.

Para la versión TRD Pro, Toyota le ha incorporado el tratamiento visual exterior, con faldones y pasos de rueda mayor, además de los emblemas característicos de estos modelos. Lo complementa una barra led frontal (no como las que le ponen adelante al auto compradas en yapo, por favor háganse un favor y sáquenlas) montada sobre la parrilla frontal exclusiva para la versión, una parrilla en el techo, tomas de aire falsas, y llantas de 18″ con neumáticos Falken Wildpeak de 33″.

Las mejoras de la TRD Pro vana a nivel mecánico para asegurar una mejor tracción en terrenos difíciles. Tiene un diferencial trasero bloqueable y una suspensión Fox orientada a su uso fuera del camino, que complementa el sistema de tracción para múltiples escenarios Multi-Terrain Select, el sistema Crawl Control (algo así como velocidad crucero muy lenta para condiciones malas de tracción), y el asistente de descenso.

También la versión TRD Pro, así como los paquetes de equipamiento extra TRD para otras versiones, incorporan varias placas de protección inferior para cubrir las “partes blandas”, y pisaderas laterales que actúan como deslizadores, protegiendo la carrocería en caso de golpear una piedra.