Keeway RKS 150 Sport 2017: Equilibrio perfecto para la ciudad

por Mauricio Clunes

En el mercado de las motos en Chile, el segmento de bajas cilindradas es donde se concentra la mayoría de las ventas. Esto debido a su bajo costo de adquisición y mantención, lo que genera grandes ventas para motos particulares y para motos de trabajo.

La pelea es dura y cuenta con muchos participantes. En esta oportunidad gracias a Gildemeister motos, nos pusimos al mando de la Keeway RKS 150 Sport, un modelo creado para el uso cotidiano dentro de la ciudad.

Precio

  • Keeway RKS 150 Sport CLP$ 1.290.000

Diseño by Benelli

Cuenta con un moderno y atractivo diseño, inspirado en Benelli que a simple vista llama la atención por detalles como la quilla que se ubica bajo el cilindro, el diseño de los plásticos alrededor del estanque de combustible y su diseño “naked” todo armónico y demuestra a simple vista ser una moto firme.

Tiene asientos bi plaza, el cual el trasero se puede levantar para poder guardar documentos y las herramientas  de la moto, además cuenta con dos asas que son bastante firmes para que el pasajero pueda afirmarse de buena manera.

IMG_5631_result

Tiene un tablero de instrumentos con las rpm análogas y una pantalla digital al costado derecho que nos muestra la velocidad, la marcha engranada, el nivel de combustible, la hora y odómetro. Información básica y necesaria para tener mayor comodidad en la conducción.

IMG_5630_result

Creada para la Ciudad

Cuenta con un motor monocilíndrico de 150 cc refrigerado por aire, que genera 12 hp a las 8.000 rpm con un torque máximo de 11 Nm alimentado por carburador, todo esto asociado a una caja de cambios de 5 velocidades y transmisión final por cadena.

La RKS cuenta con encendido eléctrico, el encendido de la moto es suave, se siente un motor silencioso y con pocas vibraciones en su encendido. Esperamos que tome una temperatura adecuada y salimos a probarla dentro de la ciudad.

preview_image_5-1299_result

Las primeras impresiones que deja esta moto son su comodidad al andar y la maniobrabilidad que tiene esta moto son sorprendentes. Conducirla después de un kilometro ya sentimos que hemos tenido esta moto toda la vida, tiene un andar suave, con pocas vibraciones en bajas rpm.

La respuesta que tiene en bajas rpm es muy buena, tiene una relación de marchas corta, aunque ya en pocos segundos y sin darnos cuenta ya nos encontramos sobre los 60 km/h. Entendiendo claramente que se trata de una moto de baja cilindrada.

IMG_5625_result

Tiene un radio de giro amplio, lo que permite realizar maniobras sin tener que preocuparnos, ideal para sortear obstáculos o imperfecciones que nos encontramos diariamente en las calles.

Luego de ya llevar varios kilómetros recorridos, sentimos que no es una moto cansadora, tiene una posición de manejo relajada, con espalda recta y buena posición de los pies, permitiendo perfectamente ser utilizada para trabajo, evitando el cansancio por postura.

IMG_5624_result

El comportamiento en autopistas y carreteras son los puntos débiles de esta moto y la mayoría de las motos de baja cilindrada. Nos encontramos con una facildiad para llegar a velocidades altas, pero logrando un máximo de 120 km/h y con bastantes vibraciones, y allegando al limite de las rpm, con un motor bastante forzado y un aumento en el consumo de combustible.

Tiene una frenada muy precisa, cuesta en un principio a la sensibilidad de la manilla de freno, que por cierto trae regulaciones en cuatro niveles. El comportamiento en curvas de igual manera es bastante bueno, permite tomar curvas con cierto grado de inclinación con toda confianza, aunque por momentos gracias a su delgado neumático trasera y ante imperfecciones poder pasar uno que otro susto.

IMG_5628_result

Algo que sentimos incomodo por momentos y que lo atribuimos a los pocos kilómetros de la moto al momento de empezar el test ( 30 km aprox.), fue que por momentos durante la conducción, al subir un cambio y acelerar fuerte, las rpm subían bastante rápido dando la impresión que el cambio no estuviera bien enganchado, tuvimos que comenzar la aceleración menos fuerte para obtener mejor resultado.

Otro de los detalles que nos encontramos es la falta de precisión en las luces del panel de instrumentos, al llegar a algunos semáforos y bajar cambios hasta estar en neutro, se prende el testigo en el tablero con una “N” en color verde que nos indica que estábamos en neutro, pero nos llevamos una sorpresa al soltar el embrague ya que la moto se encontraba en primera produciendo que se apagara el motor, esto me sucedió varias veces durante la prueba. ¿Qué te pareció la Keeway RKS 150 Sport?, coméntanos…