¿Importa realmente el octanaje? ¿Qué pasa si recargo con bencina diferente a la recomendada?

Nos adentramos en una vieja discusión, que vuelve a cobrar sentido hoy con los precios de la bencina por las nubes. La primera pregunta cae de cajón: ¿qué es el octanaje?

por José Ignacio Gutiérrez
Octanaje

Estas discusiones seguramente las has escuchado en conversaciones de asados con amigos o te han asaltado genuinamente al ver la diferencia de precios entre las bencinas de 93, de 95 y de 97 octanos: Primero, ¿qué es el octanaje y qué tanto importa a la hora de rellenar el estanque? ¿Pasa algo si recargo mi auto con menor octanaje del recomendado por el fabricante, o si, por el contrario, pongo de mayor octanaje? ¿Se obtienen beneficios para el automóvil al poner una bencina de 97 octanos?

Octanaje

Partiendo por el inicio -como corresponde- habrá que decir que el llamado octanaje es un índice que da cuenta del grado o poder de antidetonación del combustible. Mientras mayor sea el octanaje, mayor también es la capacidad de la bencina para permanecer dentro de los cilindros sin detonar (antes del chispazo de la bujía, se entiende). Por el contrario, a menor octanaje, menor también resulta esa capacidad de resistir a la detonación dentro del block motor. Por regla general, el octanaje del motor depende de la relación de compresión a la que trabaja: mayor compresión, mayor necesidad antidetonante. Ahora bien, ¿y qué pasa entonces si el auto requiere combustible de 95 octanos y cargo de 93?

Octanaje

Aquí comienza lo interesante de esta nota. Es importante respetar la recomendación indicada por el fabricante, que bien se encuentra explícita en el manual del usuario o se señala en pegatinas en el interior de la tapa en la misma boca del depósito. Sucede que si se recarga con bencina de 93 octanos a un vehículo que requiere de 95 octanos (o 97, incluso) el combustible está muy propenso a que detone antes de que la bujía encienda la chispa, lo que se traduce en una combustión poco eficiente y en una fuga de potencia, porque la explosión dentro del cilindro es anticipada y el cigüeñal se mueve con menor fuerza. Esto también tiene una consecuencia secundaria, que es que el motor comienza a deteriorarse de manera prematura en todos los componentes que interactúan en la combustión. El conductor puede percibir fácilmente este dañino comportamiento del vehículo con el llamado ‘cascabeleo’ del motor.

Octanaje

Ahora, en el caso opuesto: si se echa combustible de 95 o de 97 octanos a un vehículo que requiere 93. ¿Hay algo perjudicial o algún beneficio? Tampoco es lo recomendado cargar por encima del octanaje que indica el fabricante, puesto que puede producirse el efecto exactamente contrario. Es decir, puede que dentro del cilindro la mezcla no haga buena combustión ni siquiera con el encendido de la chispa (al tener un poder antidetonante demasiado alto para el motor). Actualmente, muchos autos modernos establecen un mínimo de octanaje (mas no un máximo), lo que indica que aquel bloque puede adaptarse, ya sea a octanajes de 95 o de 97, en el caso de los combustibles comercializados en Chile.

Pero en Estados Unidos el octanaje va desde 88 u 89 octanos…

Hay una duda muy frecuente para quienes han viajado a Norteamérica, y es que allá las bencinas se comercializan en octanajes de 88 (o menor, incluso) a 92. ¿Por qué la diferencia? Muchos tienden a pensar que según esa lógica, aquí bastaría con cargar combustible de 93 octanos a cualquier vehículo y que no habría ningún tipo de problemas futuros.

Pues la explicación más sencilla es la siguiente: ¿has notado que las formas de medir el calzado en Europa (y en Chile) y en Estados Unidos son diferentes? En los octanajes pasa igual. En Europa y Chile nos guiamos por la medición RON (Research Octane Number), en tanto que en Estados Unidos se emplea otra medida, que se obtiene de la mezcla del citado RON y el índice MON (Motor Octane Number).

Octanaje

En resumidas cuentas, una bencina de estación de servicio norteamericana de 88 octanos, equivaldría a una de 93 octanos en Chile; una de 90 octanos (RON/MON) está en el orden de la 95 RON y finalmente, la de 91 o 92 octanos estadounidense es la equiparable con la de 97 octanos en Chile (o 98 octanos en Europa).

Así, es importante recordar que siempre lo ideal para mantener en óptimas condiciones un vehículo, será seguir la pauta de revisiones de la marca y, sobre todo, utilizar tanto el aceite de motor como el combustible que la propia firma indica. Así es como han sido desarrollados y así como también deben funcionar.

¿Tenías conocimiento de esta materia? ¿Has cargado con mayor o menor octanaje? ¡Coméntanos!