Hyundai i20 GL 1.4L 99 CV 6MT Active: Hatchback crossover

por Don Ruta

Hyundai renovó su flota de modelos con un muy esperado, el i20, que esta vez llega en versión Active, es decir, la opción tipo crossover de este hatchback compacto que se coloca un peldaño más arriba del Accent hatchback y es el modelo de entrada al segmento crossver del gigante coreano. Llega desde India con un precio desde los CLP $10.490.000, todas en versiones 1.4L con mecánicas de seis marchas y una automáticas de cuatro (en otros países está vigente la caja CVT, a Chile de momento no llegará). En Rutamotor probamos la versión full mécanica (CLP $11.290.000).

En Chile compite con modelos como el Suzuki S-Cross, Renault Captur, Nissan Juke y Peugeot 2008, entre otros. Cuenta con una garantía de 5 años ó 100.000 kilómetros, lo que primero suceda. Como explicamos antes, el i20 Active inicia el camino de los SUV/Crossover de Hyundai, con modelos como el Creta, Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe. 

HYUNDAI I20 ACTIVE PRECIOS MARZO DE 2017:

  • I20 Active L 1.4L 6mt 2AB ABS: CLP $10.490.000
  • I20 Active GL 1.4L 6MT 2AB ABS: CLP $11.290.000 (nuestro test)
  • I20 Active GL 1.4L 4AT 2AB ABS: CLP $11.890.000

De serie equipa aire acondicionado, control de audio al volante, alzavidrios eléctricos totales, asiento del conductor regulable en altura, alarma, cierre centralizado de puertas, asientos traseros abatibles 60/40, dirección asistida, espejos exteriores eléctricos y del color de la carroceria, neblineros delanteros, reflectores traseros, guantera refrigerada, volante regulable en altura y profundidad, cámara de retroceso, radio touch con CD MP3 USB AUX y cuatro parlantes, entre los elementos más destacados.

Las versión más equipada que probamos suma espejos exteriores abatibles eléctricamente y con señalizador, llave plegable, luz en el maletero, panel de supervisión, sensor de estacionamiento trasero, sensor de luces, y volante y palanca de cambios de eco cuero.

En seguridad las tres versiones suman doble airbag frontal (ninguna versión con cuatro airbags o ESP), frenos con ABS, inmovilizador de motor, anclaje para silla de niños, carrocería con deformación programada, seguro para niños en las puertas traseras y volante colapsable. A ello agrega frenos delanteros son de discos ventilados y los traseros de discos.

HATCHBACK MÁS QUE CROSSOVER

Mide 3995 mm de largo, 2570 mm de distancia entre ejes, 1.555 mm de alto y 1,760 mm de ancho. El maletero es de 285 litros. Es básicamente el i20 que conocimos a nivel mundial (y que nunca antes llegó a Chile) con algunos aspectos estéticos que le brindan un look con algo más de offroad  yun dispeje justo más bien para salidas suaves fuera de camino, como en rutas en mal estado. Integra también unas molduras protectoras laterales, y un spoiler del techo. A ello se incorpora un faldón delantero. Todas las versiones equipan neumáticos 195/55 R16 de calle y no para salir fuera de camino, con llantas de aleación bicolor. A ello suma barras en el techo.

En su diseño vemos adelante unos grandes ópticos en forma de joya y con una forma más bien tradicional y abajo otros circulares colocados bien en los costados, con una caída del capó levemente pronunciada  y abajo con las protecciones plásticas negras que lo hacen lucir bien, además de más abajo con otra moldura de un gris más claro que refuerzan el concepto “Active” o para la vida activa de este modelo.

Por los costados tiene una línea de cintura más bien alta, el que tiene algunos conceptos de los últimos estílos de Hyundai, que se inspiran en la naturaleza.  Atrás dos grandes focos verticales acompañan por los costados a la gran puerta de la maletera, también con varias molduras negras, y abajo una más clara, luce bien.

UN INTERIOR CLÁSICO, CON ALGO MÁS DE COLOR

El puesto de manejo es bastante cómodo, con asientos de buena textura (colores gris y naranjo que le dan bastante frescura) regulaciones de altura del asiento y el volante se puede regular el altura y no profundidad.  El volante (nos gustó el grip) tiene regulaciones en altura y profundidad. El tablero y consola central están bien terminados, con plásticos de la consola y puertas predominan los polímeros duros, que no sobresalten, pero no desentonan tampoco, con detalles en las salidas de aire en tono con los asientos que luce bien.

El audio es puesto en Chile y no tiene la radio de fábria, pero la verdad, me gustó, es china, pero tiene un audio excelente, incluso diría que es mejor que varias que he probado, los display son simples, muy conectada a todos los dispositivos y muy rápida de funcionamiento. Incluye de todo, DvD,  MP3, Bluetooth, USB (X2), etc, etc. Todo se regula desde los comandos al volante. 

Sobre sus relojes, son los típicos de la marcas, con dos grandes para el velocímetro y tacómetro, y un gran  display central monocolor que indica seis funciones del computador abordo. Km/l instantáneo y promedio (mide en litros cada 100 kms), kilómetros del estanque disponible, velocidad promedio, tiempo de manejo y reloj. El espacio en largo, ancho y alto tanto adelante como atrás es sobresaliente, sobre todo si consideramos que mide menos de cuatro metros. No tendrá problemas en acomodar cuatro personas en este compacto. 

MUY SUAVE, PERO CON UN MOTOR JUSTO

Todas las motorizaciones del i20 Active son las 1.4L Kappa, que entrega 99 caballos a 6.200 RPM. Es un motor conocido dentro del grupo, que tiene varios años rodando, pero que creo también pudo ser por lo menos consideradas más versiones con un motor más “entretenido”, como incluso el 1.6L que tiene el Accent, con 112 caballos. Lo digo porque, a pesar de no ser excesivamente lento, al i20 le falta empuje en la zona baja del tacometro (entre las 1.500 y 3.500 RPM), luego anda mejor, pero ello le quita emoción más si consideramos que es un crossver para salir con amigos a disfrutar de la vida al aire libre, y para ello necesitaremos un vehículo que responda en situaciones fuera de la carretera. En Rutamotor logramos un promedio de consumo de 15,4 km/, tiene homologado por el 3CV (Consumo Vehícular)  de 13,2 km/l en ciudad, de 20,8 km/l en carretera y de 16,9 km/l de mixto.

Ahora, si lo llevamos en ciudad y carretera, es correcto, en donde destaca su suavidad de marcha y lo muy simple que es manejarlo, es de esos autos que uno siente que siempre lo manejó, aunque sea la primera vez que nos subimos a el. Lo que no me gustó es el tacto de la dirección, excesivamente asistida hasta los 60 km}/h, cuando recién siento que se endurece más, lo que quita mucho tacto de manejo en maniobras rápidas y en las sensaciones que entrega el auto, ya que se siente menor las imperfecciones del camino. La suspensión filtra de todo y bien, tiene un conjunto Mcpherson adelante y barra de torsión atrás. Ahora, se nota que está pensado para viajes tranquilos en familia, si lo forzamos un poco más sentiremos que se carga más de lo normal en curvas o frenadas más bruscas, pero nada terrible, y se entiende el tipo de vehículo que es.

En suma, el nuevo Hyundai i20 Active es un producto que tiene sus puntos altos en su amplitud interior, su silencio de marcha y simpleza de uso, pero que está lejos de otros elementos que lo hagan sobresalir, como un motor nuevo turbo de baja cilindrada (o uno diésel), un equipamiento en seguridad que es en extremo básico (solo doble airbags y ABS en el full) que lo hacen quedar atrás dentro de lo que ofrece hoy alguno de sus competidores. ¿Qué opinas?