Ford Mustang GT 5.0 Premium 435 HP 6AT: El nuevo pony llegó a remecer

por Gabriel Baeza

Cada cierto tiempo, nos toca subirnos a algún modelo que tiene una larga data de historia en el mundo automotriz, como es el caso del test drive de esta semana en Rutamotor, ni más ni menos que un modelo que ya cumplió 50 años en el mercado, siempre destacando y haciendo honor a su apodo de “Pony Car”, el Ford Mustang GT 5.0 Premium 2015.

Este modelo fue lanzado en Chile hace menos de dos meses, y aterriza a muy poco tiempo de haber sido lanzado en su país de origen, lo que es una excelente noticia para los fanáticos de los muscle cars. Llega en dos versiones, ambas en acabado GT y con un motor V8 de 5.0 litros, con la opción de poder elegir entre la caja de cambios manual o la automática con paddle shift, ambas de 6 velocidades.


FORD MUSTANG 2015 PRECIOS ENERO 2015:

  • Mustang GT 5.0 Premium 6MT: USD $46.900
  • Mustang GT 5.0 Premium 6AT: USD $48.900 (nuestro test)

Pero vayamos a la prueba, que probablemente muchos estaban esperando. Partiendo por su imponente diseño, debo decir que a tono muy personal cuando recién comenzaron a circular las primeras imágenes espías o finales del nuevo Mustang, pensé que había perdido un poco su estampa y tradición de pony car.

Graso error y me arrepiento, la verdad es que el auto en persona es muy diferente, con una estampa realmente imponente, un frontal afilado pero muy musculoso, con un capo y unas curvas que parecen que se estuviera levantando en plena aceleración.

Ford Mustang GT 2015 (24)

Si analizamos sus líneas, vemos unos focos delanteros muy modernos, con unas luces diurnas que nos recuerdan a las traseras con 3 líneas inclinadas junto a los focos principales de bi-xenón, mas abajo con sus luces intermitentes, que como en muchos modelos norteamericanos, permanecen encendidas en menos intensidad al prender las luces y bajo estas, unos neblineros de tecnología LED. Muy buen resultado estético y aerodinámico.

DISEÑO MUSCULOSO Y AFILADO

El capot es muy musculoso, con dos tomas de aire a los lados y que termina en una gran toma de aire central con un gran pony cabalgando en su centro. Lateralmente vemos una silueta muy bien resulta, con una forma tradicional del tipo fast back, donde seguido de su gran primer volumen, sigue su cabina que baja suavemente hasta llegar a su maletero y una cola bien inclinada.

Ford Mustang GT 2015 (33)

Su lateral muestra unas hermosas llantas color grafito, de 5 rayos dobles y 19 pulgadas, que alojan unos imponentes neumáticos de 255/40 ZR19. Tras estos, podemos ver el juego de grandes discos en las 4 ruedas, sobretodo el juego delantero de gran tamaño y con unas pinzas realmente sobredimensionadas. Atrás podemos ver un pequeño y elegante alerón por sobre la puerta del maletero, que baja con ángulo y deja ver un gran logo GT al centro. A los lados tenemos los grupos ópticos de tecnología LED, con 3 barras por lado, que hacen de luces de posición, freno y como es tradición, con intermitentes del tipo secuencial.

Abajo, terminando su magistral diseño, vemos un difusor de aire junto con dos salidas de escape, una a cada lado, que no son muy grandes a decir verdad, dejando un toque de elegancia a este extremo del pony car. La zona vidriada es bastante amplia, lo que entrega una buena cantidad de luz y visibilidad a su habitáculo. Por último, su maletero cuenta con una buena capacidad, más de la que se necesitara en general para sus pasajeros, pensando que no está pensado para viajes largos como fin principal.

Ford Mustang GT 2015 (40)

Su equipamiento exterior es muy completo, donde comenzamos por su sistema de luces de acercamiento, sistema de bi-xenón para las luces principales, neblineros de tecnología LED, focos traseros 100% LED, sensores de estacionamiento traseros, cámara de retroceso, llantas aro 19, kit de faldones deportivos, por mencionar lo más destacado. Solamente extrañamos los sensores de proximidad delanteros, que completarían un pack muy equipado.

INTERIOR DE ÚLTIMA TECNOLOGIA, PERO SIN OLVIDAR SU PASADO

Ahora la abrir su puerta podemos ingresar a su interior, sin antes notar la luz de cortesía si lo hacemos de noche, que proyecta un pony en su lateral. Un detalle curioso, pero que deleitara a los fanáticos de este modelo. Para ingresar no es necesario colocar la llave o apretar nada, solo con acercarnos ya podremos abrir los cerrojos.

Ford Mustang GT 2015 (88)

Al ingresar podemos ver que si bien se distingue rápidamente como un Mustang, la terminación y el equipamiento disponible han mejorado muchísimos puntos, desde los recubrimientos de los asientos, detalles de aluminio, por mencionar algunos. Hay algunos que aún no se sientes perfectos, como el de la puerta o de la consola central, pero el tablero superior se ve y se siente muy bien.

Su cuadro de instrumentos se ve muy moderno con reminiscencias de antaño, como los relojes del velocímetro y tacómetro como toque clásico, y con una pantalla central a todo color, con muchísimas funciones e información del automóvil. Un volante que más parece de un avión que el de un muscle car por la cantidad de botones y funciones que controla, siempre prescindido por el pony galopando. Su grip es muy bueno y incita a girarlo para probar su manejo en curvas.

Ford Mustang GT 2015 (83)

Ya su tablero central nos entrega una inmensa pantalla de 8 pulgadas que controla la mayoría de las funciones de su sistema My Ford touch, junto con los controles del sistema de climatización, asientos calefaccionados y refrigerados y más abajo con los controles estilo retro del sistema de modos de manejo, ajuste de la dirección, desconexión del control de estabilidad, hazard y botón de encendido.

Bajo todo esto, se encuentran las entradas USB y auxiliar de la radio. En el centro tenemos la palanca del cambio automático, con un gatillo al estilo retro con las posiciones del cambio en su extremo superior. Para un manejo secuencial, tendremos las paletas tras el volante, donde subiremos con el lado derecho (+) y reduciremos con el lado izquierdo (-). El resto de los controles, se sienten de muy buena calidad, recordando a otros hermanos de la marca, lo que es muy bueno.

Ford Mustang GT 2015 (96)

El espacio interior es muy bueno en las plazas delanteras, pero no así en las traseras, que si bien tiene dos butacas bien marcadas, el espacio para el techo es muy limitado, dejando este espacio para viajes muy cortos o niños de estatura mediana. Los asientos delanteros tienen ajuste eléctrico, menos en la inclinación del respaldo, lo que suponemos es así pensando en el abatimiento de estos. Igualmente es algo que extrañaran muchos de sus dueños, ya que incluso tiene dos memorias para ajustarlo.

El equipamiento interior es muy completo, con tapiz de cuero negro, volante forrado en cuero, asientos delanteros calefaccionados y refrigerados (muy útil en estos días de calor), climatizador bi-zona, encendido remoto del motor, acceso sin llave, equipamiento eléctrico completo, y una larga lista de ítems de confort. No cuenta con sunroof ni como opción, algo que quizás extrañaran algunos de sus dueños.

Ford Mustang GT 2015 (5)

Cabe destacar la configuración de la iluminación interior, que no solo nos permite jugar con su intensidad como en la mayoría de los automóviles, sino que variar su color entre varias opciones, incluso variar el color del tablero de instrumentos, algo muy poco usual. Aquí Ford se anota un gran punto a nivel de configuración personal y permitirá que cada usuario juegue con la combinación que quiera y que además puede ajustar en 3 modos de MyColor.

Por último y no menos importante, el equipamiento de seguridad está al más alto nivel, contando con 8 airbags, dos frontales, dos laterales, dos de cortina y dos de rodilla para los pasajeros delanteros, anclajes LATCH para sillas, ABS con discos en las 4 ruedas, sistema de control de estabilidad Advance Trac, asistente de partida en pendientes, alerta de trafico cruzado (que comentaremos nuevamente más adelante) y sistema de monitoreo de presión de neumáticos, por mencionar los más importantes.

MOTOR V8 DE SIEMPRE Y NOVEDADES EN SU SUSPENSIÓN

Entrando en lo que es su tren motriz, contamos con un motor de 8 cilindros en V de 5.0 litros con Ti-VCT con distribución variable, que entrega una potencia de 435 hp a 6.500 rpm y un torque de 540 nm a 4.250 rpm, a través de una transmisión automática de 6 velocidades con paddle shift y a través de las ruedas traseras.

Ford Mustang GT 2015 (101)

Como detalles destacables, veremos una nueva dirección eléctricamente asistida EPAS, que permite ajustar en 3 niveles (normal, deportivo y confort), que se suma a un inédito en la marca sistema de ajuste de modos de conducción en 4 niveles (normal, deportivo, pista y mojado). Para cerrar este apartado mecánico, cuenta con suspensión independiente en el eje delantero del tipo McPherson y un nuevo también sistema de suspensión independiente trasero del tipo multibrazo, una gran innovación para este modelo.

Pero llego el momento de empezar la prueba y salir a disfrutarlo. Para comenzar a probar sus características, obviamente que antes de subirnos encendemos el motor a distancia por dos razones, primero para poder escuchar su rugido desde afuera y segundo, ya que con esto el sistema de climatizador empezará a ajustar la temperatura de su interior para mayor comodidad, en este caso, encendiendo el aire acondicionado.

Ford Mustang GT 2015 (78)

Al subirnos, apretamos el botos de encendido y el tablero cobra vida. Ajustamos el asiento en la posición que más nos acomode y luego regulamos los espejos, conectamos el celular a través de bluetooth y ya al fin, estaremos listos para partir. Solo basta colocar la palanca en posición D y empezar a disfrutar. Aquí ponemos en uso uno de sus sistemas mas novedosos y es el sistema de alerta de tráfico cruzado, un radar que nos alerta de manera auditiva y con un testivo cuando al retroceder se acerca un automovil por la derecha o izquierda, y que nosotros no podemos ver. Funciona de maravillas y realmente sirve para dar mucha confianza a su conductor al momento de retroceder sin la visibilidad correcta.

El bramido de su motor es muy agradable, ni muy fuerte ni muy bajo, a un nivel casi perfecto. Nos sorprende la suavidad con la que se maneja, la precisión de su dirección y obviamente, el empuje de su motor. Las primeras maniobras para moverse por la ciudad son muy simples, siempre tomando en cuenta que estamos en una posición bastante baja, como buen deportivo. Lo primero que llama la atención es su largo capot, que al principio nos hace manejar con cuidado de no pasar a llevar su extremo frontal.

Ford Mustang GT 2015 (107)

Habría sido perfecto contar con sensores de proximidad adelante, ya que por mucho que tengamos buen calculo, hay veces que tendremos que maniobrar demás para no arriesgarnos a rasparlo o chocarlo. Al circular por la ciudad, veremos que comienzan a utilizarse las ayudas a la conducción, como el asistente de punto ciego, que enciende un testigo en el espejo retrovisor exterior de cada lado en caso de que se nos acerque cualquier vehículo. En caso de que queramos cambiarnos y señalizamos, si viene algo el testigo parpadeara y nos alertada de que tengamos cuidado.

Otro sistema de alerta que nos servirá en situaciones de riesgo, es el sistema de alerta en caso de colisión frontal, que consta de una línea de luces rojas que se encienden arriba del cuadro de instrumentos si nos acercamos mucho a algún vehículo, junto con un aviso en la pantalla del tablero de instrumentos. Incluso, este sistema es capaz de intervenir en los frenos en caso de una colisión inminente.

Ford Mustang GT 2015 (105)

Como complemento al manejo, no podemos dejar de destacar su excelente sistema de multimedia MyFord Touch, con la última generación del conocido sistema SYNC, el que nos permitirá reproducir música desde casi cualquier dispositivo, en nuestro caso Spotify a través del teléfono celular por bluetooth, de una excelente manera, transmitiendo toda la información a la pantalla, pudiendo manejarlo todo desde ahí o con los controles en el volante. Se acompaña de un excelente sistema de sonido Shaker, con un subwoofer en el maletero.

CON UN EMPUJE MEJORADO Y MÁS CONTROLADO

Partiendo por el motor, se siente muy brioso, con un empuje muy fuerte desde abajo, que se canaliza bien por la transmisión automática, aunque no es del todo rápida como podríamos esperar, menos si la comparamos con las de alguno de sus competidores, que no solo tienen más velocidades (7 u 8 al menos), sino que tienen un tiempo de subida y bajada de cambio mucho menor. Aquí vemos el primer punto bajo, ya que no se acompaña al excelente motor y chasis de una caja rápida al nivel del auto en general.

Ford Mustang GT 2015 (81)

La suspensión trabaja realmente bien, siendo muy confortable en el transito normal por calles y autopistas, pero sin perder su toque deportivo. El andar se siente muy norteamericano por lo confortable, pero mesclado con una agilidad que nos recuerda más a un deportivo europeo. La nueva suspensión trasera copia de mejor manera las imperfecciones del terreno, y al momento de acelerar a fondo, no transmite movimientos parásitos de un lado al otro.

Los frenos merecen ser destacados, ya que no solo tienen una excelente potencia de frenado, sino que una muy buena resistencia al trato duro, manteniendo una buena potencia de frenado y una estabilidad bien alta, siempre teniendo en cuenta que se trata de un deportivo de uso diario.

Ford Mustang GT 2015 (46)

Cuando variamos los modos de manejo, veremos cómo va cambiando la personalidad del Mustang, desde una más tranquila en modo normal, donde los cambios pasarán suavemente y a pocas rpms, hasta un manejo más deportivo, con los cambios pasando a mayores rpms y por último con una desconexión de los sistemas de control de estabilidad en el modo pista, que no tuvimos la oportunidad de probar en esta ocasión. El modo lluvia se deja reservado para superficies resbaladizas, donde la caja privilegia los cambios largos, para tener menos torque en las ruedas.

Entre los sistemas especialmente pensados para disfrutar el manejo en pista, cuenta con varios medidores solo disponibles en modo pista, que nos permitirán medir la aceleración del pony car, su frenada, su aceleración G e incluso un modo especial llamado “bloqueo en línea”, algo así como un derrape en parado, pensado para subir la temperatura de los neumáticos. Este sistema se activa acelerando y frenando al mismo tiempo, en donde el sistema frena las ruedas delanteras, mientras que atrás comienza a derrapar. Muy de muscle car a decir verdad.

Ford Mustang GT 2015 (98)

El manejo en autopista es igual de bueno, con una aislación muy conseguida, sin ruidos aerodinámicos ni de rodadura, por lo que pensamos que aunque no sea su objetivo, debe ser muy cómodo en viajes largos. Obviamente, para solo dos adultos y a lo más dos niños sentados atrás, dado el poco espacio disponible.

Nuevamente en esta situación podremos poner en práctica un nuevo sistema disponible, y es su control de velocidad de crucero adaptativo, el que nos permite no solo seleccionar una velocidad de crucero, sino que una distancia de seguridad con el vehículo que nos antecede, la que va regulando automáticamente según la cantidad de tráfico. Muy práctico y funciona muy bien.

Ford Mustang GT 2015 (2)

Por último, nos falta ver su comportamiento en caminos de curvas, donde normalmente muchos tendrían sus reparos al tratarse de un muscle car norteamericano, famosos por ser excelentes en línea recta y no tan buenos en caminos con curvas. Debemos decir que esto ha cambiado, y mucho. La suspensión trasera pone gran parte de su cosecha en que el modelo entre bien en la curva y el eje trasero traccione y transmita de mejor manera los 435 “ponys” al suelo.

No podemos negar que igual el tren trasero es bien nervioso, ya que colocar esa cantidad de caballos y nm de torque al suelo puede descolocar fácilmente su parte trasera, pero también hay que destacar la buena puesta a punto de los sistemas de asistencia de la tracción y la estabilidad, que deben funcionar a tope apenas pisemos una superficie más deslizante, como agua en la calzada. O en caso de que vayamos a desconectar los controles de estabilidad.

Ford Mustang GT 2015 (110)

Lo que aún no comentamos, y es algo que probablemente nos iban a preguntar después, es sobre su consumo, el que obviamente dista de los conseguidos por otros modelos de potencia similar, pero con motores más pequeños con turbo, es el consumo. Por computador, logramos unos no muy positivos 5.3 km/l en ciudad, tratando de manejar tranquilo a ratos y en otros con el pie pesado. Igual debemos que mencionar que al estar casi nuevo (nos entregaron la unidad con menos de 500 kms), siempre el consumo es mayor que cuando ya tienen algo de rodaje. Es quizás uno de los puntos más bajos, que debería ser mejor en la versión 2.3 Ecoboost (que aún no hay información de si llegara a Chile), o si tuviera una caja de cambios con más velocidades. Aunque debemos agregar algo, el que se compra un Mustang GT no esta especialmente preocupado del consumo.

Como conclusión, tenemos un nuevo deportivo de la marca del ovalo, que mejora en todos los aspectos, en algunos mucho y en otros no tanto, pero manteniendo un muy buen nivel de calidad percibida, manejo y sobretodo, un excelente valor de producto por lo que se paga.