El Volvo S60 no tendrá una opción diesel

por Don Ruta

El próximo estreno de Volvo será el nuevo S60, la versión sedán del recientemente presentado V60, que llega completamente renovado a nivel estructural, pero con claras influencias estéticas de la Serie 90 de la compañía, como los focos delanteros con el Martillo de Thor y un frontal claramente relacionable al S90.

Lo que sí es una novedad es que este nuevo modelo será el primero en la línea en que ya no estará una opción motriz diesel, una muestra de la debacle (al menos en Volvo) del combustible. Esto según la compañía es una muestra “del compromiso de Volvo para un futuro a largo plazo posterior al motor a combustión tradicional“, y parte del plan en que esperan tener al año 2019 sólo opciones eléctricas o híbridas a gasolina.

Recordemos que el S60 (y sus futuros derivados) utiliza la plataforma escalable SPA, que cuenta con una serie de motores Drive-E, con híbridos y/o turbinados para ofrecer misma potencia a una baja cilindrada, y por ende menor consumo y emisiones. Las versiones más interesantes serán híbridas, de 340 y 390 hp.