El grupo PSA hizo rentable a Opel en sólo dos años

por Christian Martinez

Fue hace unos dos años que General Motors se deshizo de una de sus últimas marcas, Opel, que estaba pasando por malos momentos financieros, a pesar de tener nuevos vehículos pero que no lograban ser lo suficientemente atractivos para los clientes, y las casi inminentes multas por no cumplir con las normas de emisiones de CO2 en Europa.

Pero el grupo Peugeot Citroen PSA tomó a Opel bajo el alero, la cuidó y se preocupó de sus necesidades. Así la marca volvió en forma de fichas y en dos años (un tiempo muy breve en la industria) volvió a ser una marca rentable, y está en línea para cumplir las normas de emisiones próximamente, ya que si bien las ha bajado, aún están por sobre los vehículos de Peugeot y Citroen.

Según el CEO de Opel, la fórmula fue principalmente deshacerse de las plataformas y motores antiguos que ocupaban, de origen General Motors, que aún ocupan en algunos modelos pero ya están los planes para cambiarlas. Además se han centrado en el desarrollo de plataformas híbridas y eléctricas, para completar el reemplazo de plataformas y bajar todas las emisiones a fines del 2020.

El rápido cambio en el estado financiero de la compañía ha sido uno de los más rápidos del mercado, donde en poco más de dos años pasó a ser vendida o morir en el intento, a una marca rentable y que genera ingresos.