Noticias

Chevrolet Trailblazer 2.8TD 200 CV 4×4 6AT: Sácala de la ruta

Chevrolet Trailblazer 2.8TD 200 CV 4×4 6AT: Sácala de la ruta

Chevrolet tiene una larga, una interminable en lo que a SUV se refiere. Décadas ofreciendo en su portafolio modelos para la familia como los actuales Tracker, Equinox, Traverse, Tahoe y Suburban. Y para complementar esta oferta con un modelo que busca reemplazar a la casi eterna Captiva, idearon en la región (Brasil) la segunda generación de la Trailblazer, la que llega tras nueve años de espera y con un concepto muy diferenciado frente a lo que ofrecía el modelo anterior. Es decir, ahora llegará desde la parte norte de la región y con un conjunto pensado y preparado para salir de camino, con un motor turbodiésel que permitirá buen consumo y garantías para no quedarse en ningún lado. Recordemos, que el modelo anterior veía desde Estados Unidos con motores de alta cilindrada, en un concepto más rutera, de carretera.

Y como las cosas cambian, en esta propuesta 2018/2019 se presenta en una SUV de tres corridas de grandes dimensiones, con un despeje incluso más alto que su hermana, la camioneta Colorado, con quien comparte chasis, tren motriz, caja y detalles interiores, entre otros. Aterriza en una sola versión full 4×4 (con reductora) LTZ, con precios con bonos de CLP $19.990.000 (CLP $21.990.000, sin). la unidad probada por Rutamotor. La competencia está centrada en un nicho más bien específicos, para quienes tiene familias grandes, y que les gusta la aventura y la vida offroad. Por ello, sus competidores se resumen, en dos, la nueva Toyota Fortuner y la Mitsubishi Montero Sport, y la recientemente lanzada Nissan Terra (todavía no disponible en Chile ver nota de su presentación acá).

Descargar (PDF, 760KB)

GRANDE Y REDONDEADA

El nacimiento de Trailblazer fue parte de un proyecto desarrollado a lo largo de cuatro años por General Motors, con más de 400 prototipos en los laboratorios de GM en Brasil. El modelo recorrió más de tres millones de kilómetros en el centro de prueba de Cruz Alta, antes de llegar a Chile, uno de los más grandes del Hemisferio Sur. Llega equipada con un motor 2.8 litros turbo Duramax Diésel de cuatro cilindros, 200 CV de potencia y 500 NM de torque.

Mide 4.887 mm de largo, 1.870 mm de ancho, 1.845 mm de alto, 2.132 mm de ancho y tiene 2.845 mm entre los ejes. Me gustaron sus líneas, más bien redondeadas que llenas de lineas, y rectas angulosas como se presentan actualmente en las SUV  “más de ciudad”. Lo que primero llama la atención de la nueva Trailblazer es su excelente despeje de 23 cms y 30° de ángulo de entrada, excepcionales frente a lo que ofrece hoy su competencia. Acá demuestra su “alma offroad”, está lista para salir de viaje sin prácticamente topar en nada. Esta vez en varias rutas en Santiago y otras fuera de camino pudimos comprobar que no topa en nada, es notable su despeje, da total seguridad en todos los caminos.

Los faros principales están ubicados en una posición más bien alta, y se acentúa su presencia debido a la gran barra cromada horizontal (con el clásico emblema de Chevrolet al medio), que divide parte de la parrilla y la estructura que contiene a los focos divididos en dos zonas. En general se aprecia moderna, también gracias, a su capó bien alto, pasos de rueda musculosos, mucho despeje entre las ruedas y la carrocería, y una silueta de postura agresiva En su diseño vemos que Chevrolet desarrolló un diseño que mejora el coeficiente aerodinámico consiguiendo una mejora de un 12% en eficiencia.

Cuenta con detalles cromados, en una grilla dual, que permite una mejor eficiencia aerodinámica, Luces DRL con Firma LED de un buen diseño, pero tampoco tan jugado. Se ve grande, muy alta, con barras de techo longitudinales, pisaderas laterales. Incorpora sensores de estacionamiento delanteros y traseros, además de llantas de aleación con detalle bi-tono de 18” bastante atractiva, con neumáticos mixtos firmados por Michelin (265/60 R18). Atrás, la solución es más bien común en sus ópticos, algo pequeños y rectos, con leds totales. Acompaña un gran portalón y un gran parachoque.

UN INTERIOR BIEN LOGRADO

Como en la nueva camioneta Colorado, acá su hermana Trailblazer también se aprecia bastante “Americana”, es decir con el diseño interior moderno, con detalles mejorables en la calidad de los plásticos y terminaciones en puertas y la costura de los asientos (algo chuecas), sobre todo en la parte del tablero, con polímeros duros de una calidad regular, duros y con revestimiento blando abajo Al centro de este veremos un  display y radio que vemos en otros modelos del grupo, como la radio, climatizador y botones inferiores, muy similares a la Colorado  y también a la Silverado. Destaca también el nuevo volante multifunción y esta gran pantalla táctil de 8” con el sistema de infoentretenimiento My Link. Al centro los clásicos relojes de velocimetro y tacómetro, acompañado al centro por una pantalla multifunción con datos del computador abordo y algunas otros funciones y testigos.

En general la Trailblazer es bastante amplia, con asientos cómodos adelante, y con regulaciones eléctricas, Atrás el espacio es bastante correcto. La gracia, además, es que asientos posteriores también permiten regulación de los respaldos, permitiendo quedar bastante acostados. El espacio sobra en las tres filas, probamos la tercera corrida y es bastante cómoda en alto, ancho y largo, permitiendo ir a adultos con soltura, incluso para viajes largos.

UN RENDIDOR DURAMAX

Antes les contamos que esta nueva Trailblazer llega como modelo 2019 en una sola versión con un motor de cuatro cilindros y 2.8 litros turbodiésel, que fue desarrollado por General Motors bajo las siglas “Duramax”, marca largamente asociada a GM para el desarrollo de motores diésel. Eroga 200 caballos de fuerza y 500 de torque máximo y tiene un consumo homologado por el 3CV (Consumo Vehicular) en ciudad de 7,6 km/l, de 12 km/l en carretera, logrando un mixto de 9,9 km/l. Ahora, al probarla por más kilómetros en Santiago y en algunas rutas por carretera nos dio un promedio de 8,9 km/l.

Llega con una nueva caja automática de seis relaciones, acompañada por un selector de tracción electrónico con los clásicos modos: 2H, 4H y 4L. La probamos en caminos en caminos de tierra malos y en cerros con una gravilla suelta,  y en realidad sorprende la relación motor/caja. Tiene también gracias a su chasis y puesta a punto general unas extraordinarias aptitudes offroad, Lo confirmo, la Trailblazer es lejos la SUV con mejores aptitudes para fuera de camino, incluso mejor que la Toyota Fortuner que probamos poco, sólo en su lanzamiento. Como explqué antes, este conjunto motor/caja es excelente, hay torque siempre, con una gestión electrónica que siempre nos lleva en el cambio preciso, atenta a los cambios de ángulo que permiten que la Trailblazer se desplace con soltura donde vaya, sea llena o vacía de ocupantes.

Tanto fuera como dentro de camino copia las imperfecciones muy bien. Los recorridos de la suspensión están muy bien calibrados, sin perdidas de tracción por malo que se ponga el camino. Y si ello pasa, los elementos eléctricos actúan y muy bien, como el control de descenso, entre otros. Cuando la llevamos a estos cerros se comportó excelente, además, con un comfort de marcha e insonorización que llaman la atención. Se nota las horas de trabajo de los ingenieros de GM e este aspecto.

Sobre su motor y dinámica de manejo, también destacamos también las mínimas vibraciones del motor, que es algo “ruidoso” de funcionamiento pero si estamos afuera o abrimos el capó. Su tenida de ruta es óptima, se siente alta,, con una posición de manejo bastante elevada, algo también poco común hoy. Hay una buena visibilidad para los lados y algo menos para atrás.

Otro punto a destacar, es su bien lograda dirección eléctrica EPS, bien calibrada con una suavidad de movimientos destacable, un excelente radio de giro y el tacto necesario para sentir donde está pisándola Trailblazer 2018. Este motor empuja con fuerza desde abajo, y como decíamos, muy bien acompañado con una caja automática reactiva a la hora de pasar cambios y enganchar si es necesario. El rango en donde mejor se comporta es entre las 1.800 y las 3.500 RPM. Es muy poco “rebotona” ante los movimientos bruscos tanto en aceleraciones como frenajes, ello si consideramos lo alta que es, otro punto a destacar.

En conclusión, repetimos lo que dijimos antes en la toma de contacto del lanzamiento. Si, tiene detalles, no es la mejor terminada, ni la más linda, pero es lejos entre las más eficientes. Tiene se concepto de diseño retro, es una “SUV a la antigua”. En un mundo actual con “SUVs descafeinadas” listas para ir al mall, esta Traiblazer 2019 sorprende por su comportamiento dinámico, sobre todo fuera de ruta, donde está en su mejor hábitat.¿Qué opinas?

Más en Noticias

Seltos, así se llama el nuevo SUV compacto global de KIA

Raúl Fariasjunio 22, 2019

Volkswagen Jetta GLI DSG 2.0TSI 230 HP – Un sedán con esteroides

Claudio Marffuljunio 21, 2019

Nuevo Peugeot 2008: Cambios radicales para el crossover del León

Raúl Fariasjunio 20, 2019

Nissan nos invito a conocer sobre electromovilidad en su Nissan Energy Lab

Gabriel Baezajunio 20, 2019

760 hp tendrá el próximo Ford Mustang Shelby GT500

Christian Martinezjunio 19, 2019

Porsche presenta sus renovados 718 Boxster Spyder y 718 Cayman GT4 2020

Christian Martinezjunio 18, 2019

Suzuki Vitara 1.4T Limited 4WD Boosterjet 138 Hp – Entretenido y eficaz

Gabriel Baezajunio 17, 2019

En el nuevo Cadillac CT5 2020 debuta la nueva plataforma electrónica de General Motors

Raúl Fariasjunio 17, 2019

La próxima Toyota Land Cruiser podría perder el V8 en favor de una plataforma híbrida

Christian Martinezjunio 17, 2019

Send this to a friend