Carlos Ghosn, ex-CEO de Nissan y Renault, se fugó de Japón

por Christian Martinez

Por su presunta participación en malversación económica durante su reinado período como CEO en Renault y Nissan, Carlos Ghosn se encontraba bajo arresto domiciliario en Japón. Pero hizo la gran Jadue y arrancó a Líbano, según informaron agencias de noticias de ese país.

Según las fuentes, no está claro cómo es que salió de Japón (ya que al ser una isla las opciones se reducen a vuelo privado o por vía marítima) pero se sabe que llegó a Líbano en un avión proveniente de Turquía. Según una fuente anónima, “Ghosn  no intenta rehuir de sus responsabilidades, pero huye de la injusticia del sistema japonés”, el que en un principio, si bien lo tenía con arresto domiciliario, se le permitía viajar dentro de Japón por períodos limitados de tiempo, lo que cambió a medidas más duras luego que fuese recapturado. Además se encontraría sin sus pasaportes, los que deberían estar en poder de sus abogados.

La defensa de Ghosn indica que estas acusaciones son parte de un “complot” que ha puesto en marcha Nissan en su contra, para evitar un proyecto de trabajo a largo plazo, que profundizaba la integración de las marcas.