Camiones transparentes: Una gran idea que ya debería ser una realidad

por Don Ruta

La tecnología tiene un bien principal, solucionarlos los conflictos de la vida diaria, que en otras palabras es hacernos la rutina diaria más fácil. Uno de los grandes (y geniales por su simpleza) es el que acaba de idear Samsung, con sus nuevos “camiones transparentes”, más bien camiones comunes y silvestres que permiten la posibilidad de que el conductor que está detrás del camión pueda ver más allá.

Esta es una campaña publicitaria de la agencia Leo Burnett para Samsung en Argentina. Tiene centrado su mensaje en la seguridad de las carreteras secundarias, predominantes en el país. No es una idea nueva, pero la solución de esta campaña es genial y relativamente sencilla, incluso económica, considerando los valores actuales de una gran pantalla LED, cada vez más baratos y al alcance de todos, por lo que esta idea no parece para nada una locura. Este concepto se centra en una cámara y una gran pantalla en el portón trasero del tráiler.

UNA SOLUCIÓN PARA UN PROBLEMA ETERNO

Los caminos laterales o rurales son las que más vidas cobran tanto para conductores, ciclistas y peatones. Generalmente se unen varios factores, empezando por una calzada de dos carriles y vehículos circulando a gran velocidad en diferentes sentidos. Una de las maniobras más arriesgadas, sin duda, es la del adelantamiento. Maniobras cuyo riesgo aumenta cuando el vehículo a adelantar es de gran tonelaje, por ejemplo un tráiler, por su longitud y por el obstáculo para la visibilidad que supone su aparatoso remolque.

La solución de instalar una gran pantalla en el portón trasero de un tráiler, que muestre las imágenes captadas por una cámara en el frontal, es brillante. Esa pantalla seguirá exigiendo al conductor las precauciones habituales, calcular bien las distancias, asegurarse de que ningún otro auto circula en sentido contrario y ser consciente de las prestaciones de su vehículo para evitar sustos en pleno adelantamiento.

Samsung-Safety-Trucks

Esta idea, en definitiva, no sería una revolución a la hora de salvar vidas, pero evidentemente ayudaría, y mucho, a conseguir ese fin, ¿no crees?.

Fuente: Diariomotor