El Aston Martin Valkyrie lo fabricarán a la medida de cada cliente

por Christian Martinez

Al igual que los últimos  superdeportivos que han aparecido en el mercado, para poder optar a uno de los 150 Aston Martin Valkyrie no será cosa de pagar y listo, ya que primero hay que inscribirse en una lista y pagar el depósito inicial, para después esperar a que te tomen las medidas.

Porque cada una de las unidades estará diseñada en base al que será su dueño. Para elegir el exterior primero recibirán un modelo a escala 1:18, con el que elegirán el color y nivel de acabado. En el interior también podrán elegir el color de tapicería, el material del tablero, y otros detalles de acabado.

Pero también será necesario tomar las medidas al igual que como si se hiciera un traje, ya que el dueño deberá calzar perfectamente entre el asiento y el volante, elementos que tendrán poca posibilidad de adaptarse o moverse (en realidad será prácticamente nula). La idea es que se logre imitar lo más posible la sensación de estar al volante de un Fórmula 1, y cuando sabes que conduces un vehículo de 1.030 kg y más de 1.000 hp, que puede llegar hasta los 400 km/h, es mejor asegurarse que el ajuste sea preciso.